Colectivos con nuevas velocidades máximas

No podrán circular a más de 60 km/h
(0)
13 de mayo de 2011  

Los legisladores porteños aprobaron ayer una rebaja de las velocidades máximas de circulación para los colectivos por arterias de la ciudad de Buenos Aires.

Sobre la base de un proyecto de ley de la diputada Raquel Herrero (Pro), que había sido ratificado por un dictamen de la Comisión de Tránsito y Transporte, la Legislatura local determinó que el transporte público de pasajeros no podrá moverse a más de 60 km/h en vías rápidas (autopistas, avenidas General Paz, Lugones y Cantilo) ni a más de 50 km/h en todas las otras avenidas.

En tanto, los diputados no modificaron el límite máximo de 40 km/h en calles, que se mantiene vigente.

Hasta ahora, los colectivos debían respetar las mismas máximas dispuestas para los automóviles: 80 km/h en vías rápidas, 60 y 70 km/h en avenidas -varía según la arteria- y 40 km/h en calles.

A raíz de la gran cantidad de accidentes protagonizados por colectivos, incluidos numerosos atropellos de peatones, la diputada Herrero había propuesto rebajar las velocidades de circulación de vehículos de gran porte.

"Con esta ley, quisimos aportar una herramienta más que colabore para solucionar los accidentes de tránsito que, muchas veces terminan en la muerte", dijo anoche Herrero a LA NACION.

La norma fue aprobada con el voto de 31 de los 33 legisladores presentes en la sesión.

Según se lee en los fundamentos del proyecto, las estadísticas "señalan que, en 2010, 96 personas perdieron la vida en hechos de tránsito en la ciudad de Buenos Aires, según cifras oficiales de la Dirección General de Comisarías de la Policía Federal Argentina. De ese total, según la misma fuente, 86 fallecimientos (el 90%) se produjeron como consecuencia de colisiones o atropellamientos acontecidos en una avenida, contra sólo 10 ocurridos en calles".

La única excepción contemplada en la ley sancionada ayer fue la velocidad máxima admitida para el Metrobús, el sistema de buses con paradas cada cuatro cuadras que correrá por los carriles centrales de la avenida Juan B. Justo. Como esta modalidad persigue el objetivo de disminuir los tiempos de viaje, los legisladores entendieron que reducir la velocidad iría en contra del sistema. Así, permitieron que el Metrobús pueda transitar a una máxima de 60 km/h.

La norma también considera limitar las velocidades de los transportes escolares, con máximas de 60 km/h para las vías rápidas y de 45 km/h para las avenidas porteñas.

"Todos los medios de transporte masivo, de gran porte, se convierten en un cañón de tal magnitud que ponen en mayor riesgo tanto a los transportados como a los peatones. Se trata de vehículos que, en definitiva, tienen un porte 3 o 4 veces mayor que un auto particular", señaló el diputado Sergio Abrevaya (Coalición Cívica), que apoyó la ley.

En cambio, el legislador Daniel Amoroso (Unión Federal) objetó el texto aprobado, que ni él ni su compañera de bloque, Mónica Lubertino, respaldaron. "Creo que el tema necesitaba más debate, porque se incurrió en una contradicción. Bajaron las velocidades de los colectivos incluso en las avenidas que tienen carriles exclusivos, que fueron delimitados con el propósito de hacer más fluidos los viajes en transporte público. Esta ley atenta contra eso. Yo quería plantear esto, pero no me permitieron hablar en el recinto. Ni siquiera llegué a emitir mi voto", sostuvo.

LA NACION no logró anoche obtener una respuesta de la Subsecretaría de Transporte y Tránsito porteña sobre si aconsejaría al jefe de gobierno, Mauricio Macri, publicar o vetar la norma.

LISTA DE PRECIOS A LA VISTA DE TODOS

La Legislatura porteña también sancionó ayer un proyecto de ley de la diputada Adriana Montes (Coalición Cívica), que ordena que los puestos de venta que comercializan alimentos en la vía pública exhiban en un lugar visible la lista de precios de los productos que ofrecen a sus clientes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?