La relación entre Angry Birds y la gripe porcina

Mikael Hed, CEO y cofundador de Rovio, devela los detalles de la creación del famoso juego lanzado a fines de 2009 y las perspectivas de la compañía luego del éxito del título en las plataformas móviles
Guillermo Tomoyose
(0)
21 de mayo de 2011  

En un año que estuvo marcado por la gripe pandémica H1N1, un grupo de desarrolladores en Espoo, Finlandia, preparaba un videojuego para dispositivos móviles. Ambos hechos parecen no tener relación a menos que estemos hablando de Angry Birds. "La idea de utilizar cerdos como personajes surgió en un momento en el que el temor a la gripe porcina estaba en su punto más alto", le dijo a La Nacion Mikael Hed, CEO de Rovio.

-Eso explica, en parte, la elección de los cerdos. ¿Qué hay de las aves?

-A principios de 2009, nuestro equipo de diseño de juegos estuvo trabajando en la elaboración de diversos conceptos. Uno se basaba en un grupo de pájaros enojados. Todo el mundo se enamoró de los personajes, y decidimos utilizarlos en la presentación del próximo juego. La historia de Angry Birds se completa con una serie de situaciones curiosas, como el tema de la gripe H1N1 y los cerdos. En las versiones preliminares del juego, las aves están sentadas en el suelo y se supone que el jugador debe arrojarlas a los cerdos. Nadie lo entendió, entonces el diseñador decidió que no volaran y añadió la honda, algo que todo el mundo sabe cómo usar. El título se volvió más intuitivo y accesible a cualquier persona, y el resto es historia.

-¿Cuál es el mayor atractivo de Angry Birds?

-Es un juego que produce una satisfacción instantánea. Abarca a un público experimentado que desea obtener la puntuación más alta, y también es accesible para aquellas personas que nunca interactuaron con un videojuego. A su vez, nunca se agota: de forma constante se suman niveles, lo que permite tener horas y horas de puzzles para resolver.

-¿Su éxito cambió la perspectiva de la compañía?

-Las expectativas que teníamos en la primera etapa no fueron tan altas como la repercusión que podemos ver. Sin embargo, siempre tuvimos la ambición de crear una franquicia de entretenimiento de larga duración y de alcance global. Desde el comienzo, el objetivo estratégico era crear un juego con una marca y personajes únicos, muy fuertes. Con Angry Birds hemos podido lograr esto, y pudimos conseguir una audiencia muy grande en poco tiempo. Desarrollaremos más juegos, pero también estaremos diversificando nuestra visión en otras áreas de negocios de la industria del entretenimiento.

Angry Birds, por dentro,

-¿Cómo trabaja Rovio en las versiones de Angry Birds para las diversas plataformas?

-Una de las principales fortalezas de Rovio se basa en el desarrollo de aplicaciones en múltiples plataformas, esto nos permite contar con una experiencia muy sólida y cumplir las exigencias de este tipo de producciones. Definitivamente, Android es la plataforma más fragmentada en el mundo móvil, pero trabajamos duro para contar con soluciones escalables en un amplio rango de dispositivos.

-¿Cómo genera ganancias el juego?

-Las descargas de aplicaciones pagas de Angry Birds han sido la principal fuente de ingresos desde el comienzo. Sin embargo, la publicidad online está ganando terreno. También tenemos que tener en cuenta los derechos de comercialización y las ventas de juguetes, camisetas y otros artículos.

-¿Qué opina de los juegos casuales, más simples que otros títulos que usan gráficos de alta definición?

-La simplicidad y una gran jugabilidad pueden ser la clave en la adopción de un título. Por ejemplo, Angry Birds sumó a muchos aficionados que nunca habían interactuado con un videojuego. La sencillez, en muchos casos, es sólo superficial. Angry Birds es un complejo puzzle con un montón de contenidos ocultos que los jugadores avanzados pueden desbloquear. Las plataformas tradicionales, con más potencia y calidad HD, pueden ofrecer más posibilidades en un juego complejo, por supuesto. No obstante, los juegos casuales no necesariamente son menos complejos, si se los analiza de forma más detallada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.