Cuevana sacude la forma de ver

Creado por tres veinteañeros sanjuaninos, el sitio se transformó en un fenómeno que ya tiene 250.000 espectadores registrados. La delicada cuestión de los derechos de autor
Franco Varise
(0)
22 de mayo de 2011  

Cuando más de cinco personas mencionan en una reunión la palabra "cuevana", uno empieza a preguntarse de qué va eso. ¿Un lugar para irse de vacaciones? ¿Un restaurante? No. Nada que ver.

Cuevana es la nueva revolución "made in Argentina" para ver series de televisión y películas en Internet de manera sencilla, sin complicaciones técnicas y, sobre todo, gratis. Eso sí: en los sinuosos márgenes de la legalidad.

El sitio creado por Tomás Escobar, un sanjuanino de 22 años, estudiante de ingeniería en computación en Córdoba, apareció tímidamente en la red a fines de 2009. "Empezó como un hobby para facilitar algo que la gente necesitaba, porque para ver una serie o una película en Internet, tenías que descargarlas de Torrent y después conseguir los subtítulos; era muy complicado, entonces esto nació como una necesidad", relató a La Nacion. Con una fuerte difusión boca en boca y en las redes sociales, Cuevana terminó convirtiéndose en el gran fenómeno nacional subterráneo con proyección regional. En poco más de un año y medio, el sitio ya cuenta con un tráfico de medio millón de visitas diarias, 250.000 espectadores registrados, y un incremento de usuarios de un 40 por ciento al mes. Los argentinos, de todos modos, van por detrás de los chilenos y los mexicanos, donde Cuevana es aún más conocido.

El éxito podría considerarse una "locura": Cuevana suma títulos y episodios, es uno de los 20 sitios más visitados en el país, según las estadísticas, y ya es la competencia de Taringa! el otro gran invento online de jóvenes argentinos (cuyos responsables fueron procesados en los últimos días por violación a la ley de propiedad intelectual).

"Nosotros lo pensamos como un servicio porque consideramos que la industria ha demorado mucho en los desarrollos obvios del acceso a los contenidos en Internet", confiesa Escobar, que contó con la invalorable ayuda de sus compañeros de la escuela secundaria Mario Cardosio y David Fernández.

Si las dudas son su legalidad, la virtud de Cuevana es la buena calidad del material al que puede accederse, la velocidad con la que se actualizan los capítulos de las series y la sencillez del sistema. No es necesario descargar el material en la PC, sino que permite acceder a los contenidos en forma streaming (como en YouTube).

Los sitios como Cuevana, o los menos conocidos Comunidad Zoom o Verseriesdetv.com, apuntan a transformarse en una alternativa al rito de mirar televisión. "La mayoría de los canales de televisión tiene una programación basura y, por lo general, la gente no puede cumplir o adaptarse a los horarios que imponen, así que Cuevana permite administrar tus propios tiempos para ver lo que querés", explica Escobar.

Además, los contenidos ya son accesibles desde cualquier dispositivo: desde móviles hasta televisores conectados. Los internautas ya no son jóvenes nativos digitales sino que hay cada vez más usuarios de todas las edades.

En este escenario, Cuevana se hizo fuerte. Como se trata de una comunidad, según Escobar, existen voluntarios (unos 15) distribuidos geográficamente por varias provincias argentinas que seleccionan el material, la calidad de la imagen, los subtítulos y la presentación de los materiales que se ofrecen al público. También cuentan con la colaboración de los miles de usuarios que, a través de Facebook, sugieren cosas y denuncian problemas de conexión. Cuevana no almacena los contenidos, sino que facilita los enlaces: así, sostienen ellos, sortean o quedan al amparo de los inconvenientes legales.

-¿Qué opinan tus padres de este éxito?

-Mis viejos se enteraron de mi vida paralela cuando Cuevana se hizo famosa y les ha sorprendido mucho porque no es muy normal.

Escobar prefiere evitar las comparaciones con Mark Zuckerberg, el joven creador de Facebook. "Creo que mi ambiente es Internet; tengo muchos proyectos e ideas, pero me falta tiempo para desarrollarlas; siento que sé lo que necesitamos los usuarios".

Habrá que creerle.

Las más bajadas en EE.UU. en 2010



Lost

5.940.000



Heroes

5.480.000



Dexter

3.880.000



The Big Bang Theory

3.270.000



House

2.610.000



How I Met Your Mother

2.490.000



24

2.240.000



True Blood

1.920.000



Glee

1.700.000

10º

Family Guy

1.620.000

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.