Fallo limitado contra los hermanos Noble

Disconformidad de las dos partes, que apelarán
(0)
3 de junio de 2011  

La Cámara de Casación Penal dispuso que Marcela y Felipe Noble Herrera –hijos adoptivos de la directora del diario Clarín, Ernestina Herrera de Noble– deberán someterse a una nueva extracción compulsiva de sangre y saliva.

Sin embargo, el fallo también limitó el alcance de la medida, de modo que sólo podrá cotejarse su ADN con el de unas pocas familias cuyos hijos nacieron en cautiverio antes del 13 de mayo de 1976 y del 7 de julio de ese año, fechas en las que nacieron Marcela y Felipe, según las pruebas fehacientes que reunió la Justicia.

La decisión de la Sala II de Casación, integrada por los jueces Luis García, Guillermo Yacobucci y Raúl Madueño, contraría un criterio que fijó la Corte por mayoría de cinco jueces sobre siete en 2009, cuando en el caso Prieto-Gualtieri resolvió que la extracción compulsiva de sangre viola el derecho constitucional a la intimidad.

El fallo será apelado ante la Corte por los abogados de los dos hermanos, pero también por la agrupación de Abuelas de Plaza de Mayo y por una de las familias querellantes, Lanouscu-Miranda, que quedó fuera de la fecha del cotejo con las que debería compararse el ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera.

En efecto, Casación estableció que las muestras genéticas de Marcela y Felipe no podrán ser comparadas con más de 1500 muestras -de varios cientos de familias- que existen en el Archivo Nacional de Datos Genéticos, sino sólo con los perfiles de personas que fueron secuestradas y tuvieron familia en cautiverio hasta el 13 de mayo y 7 de julio de 1976, respectivamente. La familia García-Gualdero podría practicar la prueba genética, mientras que el grupo Lanouscu-Miranda quedó excluido por la fecha de corte fijada por Casación.

De esta forma, si bien el tribunal convalidó la orden de la jueza federal Sandra Arroyo Salgado de realizar un examen compulsivo de sangre, también estableció una fuerte limitación al alcance de esa medida.

El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, que se encuentra en Italia como parte de la comitiva de la presidenta Cristina Kirchner, criticó la decisión: "Se trata de una resolución contradictoria, porque si bien confirma la orden de extracción de muestras de ADN, al limitar el cruce de las mismas no tiene en cuenta que las denuncias formuladas por las abuelas que buscan a sus nietos no pueden tener fechas precisas, dado que la dictadura obraba clandestinamente al sustraer a los niños".

El caso se inició en 2001 y, dos años después, Marcela y Felipe, que habían sido adoptados en el juzgado federal de San Isidro en 1976, ofrecieron voluntariamente practicarse un examen de sangre, para comparar el ADN con el material de las dos familias querellantes.

Si bien la Justicia ordenó hacer ese estudio, las dos familias querellantes dilataron su ejecución.

El 28 de diciembre de 2009, Marcela y Felipe se sometieron voluntariamente a una extracción de sangre en el Cuerpo Médico Forense, pero al día siguiente el juez Conrado Bergesio allanó sus domicilios y secuestró prendas íntimas.

La jueza Arroyo Salgado, que reemplazó al doctor Bergesio al frente de la causa, no quedó satisfecha con los resultados de esos allanamientos y dispuso en 2010 otros dos procedimientos: el 28 de mayo, intentó que la Policía Federal detuviera a Marcela y Felipe en la vía pública y esa misma tarde ordenó el allanamiento de la casa de la directora de Clarín.

En noviembre, los peritos determinaron que las muestras secuestradas eran aptas para el estudio genético, pero el 21 de diciembre, la jueza Arroyo Salgado dispuso realizar otro procedimiento, el cuarto: esta vez incluyó en el fallo que la extracción de sangre y saliva se debía hacer en forma "compulsiva, con o sin consentimiento" de Marcela y Felipe.

En los últimos dos años, además, la magistrada decidió que el examen no debe hacerlo el Cuerpo Médico Forense, sino el Banco Nacional de Datos Genéticos, que depende del Poder Ejecutivo.

En una larga resolución, la Cámara de Casación entendió que la extracción de sangre no viola el derecho a la intimidad y a la integridad física.

Alejandro Carrió, abogado de los hijos de la directora de Clarín, dijo que la nueva ley que creó el BNDG y que autorizó a los jueces a disponer extracción compulsiva "es inconstitucional, porque Marcela y Felipe son mayores de edad, no están imputados de delito alguno y, dentro de la esfera de su autonomía personal, tienen derecho a negarse". Ese será el argumento central ante la Corte.

Pero el fallo también dice que cotejar grupos familiares de personas nacidas después del 13 de mayo de 1976 y del 7 de julio es "innecesario" porque nunca pueden haber tenido relación con Marcela y Felipe, que nacieron antes de esas fechas.

ANTECEDENTES

El caso

El caso se inició en 2001. En 2003, los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble ofrecieron extraerse sangre y, en 2009, practicaron ese examen en el Cuerpo Médico Forense. Pero las Abuelas de Plaza de Mayo y las dos familias querellantes se resistieron. En 2010 fueron ordenados cuatro allanamientos contra ellos.

La controversia

Meses atrás, la jueza Arroyo Salgado ordenó la "extracción compulsiva". El fallo de ayer confirmó la decisión. Será apelado por Marcela y Felipe y por la organización Abuelas.

Carteles sugestivos

Buena parte de la ciudad apareció ayer empapelada con una publicidad de la revista El Guardián del 19 de mayo -hubo dos números después de ése-, en cuya portada muestra el rostro de la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble. Sugestivamente ocurrió el mismo día en que la Cámara de Casación Penal debía resolver si avalaba la extracción compulsiva de sangre de los hijos adoptivos Noble Herrera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?