Falleció el obispo de Formosa

Víctima de un cáncer, Monseñor Raúl Marcelo Scozzina, de 89 años, murió esta noche en la capital formoseña
(0)
11 de junio de 2011  • 23:46

FORMOSA.- Tras padecer una larga y penosa enfermedad, murió este sábado a las 22 horas en el Hospital de Alta Complejidad "Presidente Juan Domingo Perón" de esta ciudad, donde había sido internado hace casi un mes, el obispo emérito de Formosa, monseñor Raúl Marcelo Scozzina.

La humildad característica de la personalidad de este cura fue abrevada de sus padres campesinos, humildes trabajadores de la tierra, descendientes de italianos que lo vieron nacer un 14 de agosto de 1921 en San Martín Norte, Santa Fé.

Su aparente apatía se quebraba con una sonrisa tierna ante la presencia de los humildes, de los niños, de los aborígenes, de los campesinos, de los enfermos, de los abuelos, de los pobres de solemnidad.

El 21 de julio de 1957, con 36 años, fue consagrado obispo de Formosa. Quienes lo conocieron admiten que Raúl Marcelo Scozzina jamás claudicó ante los poderosos. Conocido con el nombre de padre Pacífico, asumió como conductor de la iglesia de la provincia, cuya población tuvo ocasión de verlo y conocerlo por sus interminables viajes a lo largo y ancho del territorio.

Ese momento inolvidable de su trayectoria se suma a otros dos hitos: cuando en 1966 Paulo VI -a quien siempre admiró- le otorgó la gracia de colocarle la corona pontificia a la imagen de la Virgen del Carmen; y cuando tras superar graves problemas de salud regresó a Formosa y ya jubilado cumplió su sueño de siempre: hacer realidad el Vía Crucis Formoseño.

Se trata de catorce cruces de maderas desnudas que están clavadas en puntos estratégicos a la vera de la ruta nacional 81 a la que, por pedido del pueblo formoseño, se le impuso el nombre del pastor ahora fallecido, en el tramo de 502 kilómetros comprendido entre esta ciudad y el límite con Salta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.