Murió el presidente de la Casa del Teatro

(0)
13 de junio de 2011  

En un viernes no tan frío para ser junio, en una Buenos Aires cubierta de cenizas volcánicas, murió Jorge Roberto Pandolfi (conocido en el ambiente artístico como Roberto Dairiens). El hecho sucedió a las 7 de la tarde en la casa del actor y director teatral, de 83 años, que era el presidente de la Casa del Teatro. Nacido el 17 de febrero de 1929, Dairiens se interesó desde adolescente por el teatro; después de terminar la escuela secundaria siguió cursos en el Seminario Dramático. A los 20 años interpretó su primer papel en el rol de Julio, en Retazo. Tiempo después asumiría la dirección del elenco de la Compañía de Buenos Aires y estrenaría la comedia Delirio, en el San Martín. Por esos años, además de dirigir esa compañía, continúa siendo un gran intérprete. En 1951 es parte del elenco de Roberto Aulés, y en 1953 integra el del Instituto de Arte Moderno. Pronto comenzarían las giras con la compañía y luego se sumaría su puesto en la dirección de la cooperativa teatral El Carro de Tespis, con la que llevaría a cabo un vasto plan cultural y didáctico. En 1959, estrena, con su dirección en la sala del teatro Agón, la obra Tiempo de langostas, del autor italiano D’Errico. Dairiens, que nunca se casó, se especializó en obras de Tennessee Williams ( El zoo de cristal, Un tranvía llamado Deseo) y fue responsable de las puestas de Pago diferido y Lecho nupcial, entre otras; también intervino en films de los 70 y 80. Años después (en el 90) sería secretario de la Casa del Teatro, y desde el 98 a la fecha, presidente de la institución. Sus restos fueron inhumados ayer, a las 11, en el Panteón de Actores, en el cementerio de Chacarita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?