Con Cameron, se alteró el diálogo

(0)
17 de junio de 2011  

Desde la asunción de David Cameron como primer ministro inglés, la relación entre Gran Bretaña y la Argentina ingresó en un laberinto.

Apenas unos días después de ser ungido por la reina Isabel II, Cameron desistió de ir a la cumbre de presidentes de la Unión Europea y América latina, en España. Desde Madrid, Cristina Kirchner reclamó negociar la soberanías de las islas Malvinas, pero el inglés, a través de su representante, rechazó tajantemente el pedido.

Así, desde un comienzo, el vínculo entre Cameron y el Gobierno argentino levantó el tono dialéctico, y cada cruce de palabras alteró cualquier acercamiento diplomático.

Surgido del Partido Conservador, a Cameron no le tembló el pulso para anunciar su primera medida como premier inglés: redujo sueldos con el afán de mermar el déficit público.

La determinación hizo estallar de bronca a los referentes del ministerio de Defensa, que respondieron con una sensible argumentación. Para los militares británicos, con el recorte, el archipiélago era una zona "vulnerable".

El avance del tiempo, inevitable, abrió otros frentes para el debate entre argentinos e ingleses.

La Argentina rechazó ante la embajadora británica en nuestro país, Shan Morgan, el ejercicio militar con lanzamiento de misiles que se llevó a cabo en las islas.

Las respuestas de Cameron jamás fueron conciliadoras, y siempre rechazó una hipotética negociación.

Surgió otro cruce por el tránsito marítimo y la exploración de recursos natuarales.

La política oficial respecto de Gran Bretaña, desde el inicio de la gestión de Néstor Kirchner, estuvo muy marcada por la reivindicación de la soberanía sobre las islas Malvinas, y cobró mayor tensión con el correr de los años. De hecho, aún sigue vacante la embajada argentina en el Reino Unido a modo de protesta.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?