Mutación constante

Eduardo Mac Entyre y Cristina Schiavi se animan a explorar distintos estilos, sin prejuicios
Celina Chatruc
(0)
24 de junio de 2011  

Cuesta creer que esos retratos, esas figuras africanas o los paisajes que evocan los Nenúfares de Monet hayan sido realizados por Eduardo Mac Entyre. "Un artista no debe autolimitarse", dice este hombre de 82 años y porte impecable, mientras observa en la galería Zurbarán el video que registra más de 60 años de carrera.

Allí están también, por supuesto, las obras que lo identifican a nivel internacional desde hace cinco décadas, cuando fundó el "Arte Generativo" con Miguel Ángel Vidal e Ignacio Pirovano. Obras abstractas, con líneas que producen ilusiones ópticas, como la que compró el mes pasado en arteBA el Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional del Litoral de la ciudad de Santa Fe. O como las que forman parte de las colecciones del MoMA y el Guggenheim de Nueva York.

Ahora, Mac Entyre exhibe en forma individual algunos de esos clásicos junto a sus obras más recientes, en las que hay colores más fuertes, mayor énfasis en la luz, asimetrías y un leve acercamiento a la figuración en el caso de Recordando a Modigliani , un desnudo llevado a su mínima expresión.

Video

"Creo en la libertad absoluta del artista; uno tiene que obedecer a los dictados interiores", agrega Mac Entyre, y asegura que explorar con los paisajes neoimpresionistas le permitió adquirir "una nueva perspectiva para trabajar con el color".

En esa misma libertad cree Cristina Schiavi. Los objetos abstractos que exhibe en estos días en Van Riel, inspirados en los colores y las formas de pinturas cubistas, no parecen tener nada que ver con aquellas obras kitsch con ositos de peluche y enormes corazones que presentaba veinte años atrás. Aunque no hay que apresurarse: la escultura minimalista con figuras geométricas que cuelga en un rincón de la galería estaba destinada a ser el punto de apoyo de una instalación con loros o cacatúas vivos; sólo la falta de tiempo conspiró contra el proyecto.

"Yo me siento figurativa", dice Schiavi, y señala que tanto estos objetos como los muebles sin función que presentó en su primera muestra individual, en 1991, son autorretratos camuflados. Esa presencia es tan sutil como la alusión a Emilio Pettoruti, Tarsila do Amaral y Emiliano Di Cavalcanti en la obra comprada por Eduardo Costantini en la última edición de arteBA. La serie nació el año pasado a partir de una visita al Museo Nacional de Bellas Artes, y tal vez no continúe. "Llega un punto en que me saturo", confiesa Schiavi.

Ficha. Eduardo Mac Entyre en Zurbarán (Cerrito 1522), hasta el 29 de junio (Video: http://videos.lanacion.com.ar/video62156-1). Cristina Schiavi en Van Riel (Juncal 790, PB), hasta el 15 de julio

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.