Suscriptor digital

Perlitas y curiosidades en la boleta de Macri

Apellidos que suenan familiares, ignotos y viejos conocidos; quiénes son los candidatos que eligió Pro
(0)
5 de julio de 2011  • 19:19

Viejos conocidos de Mauricio Macri e ignotos jóvenes Pro. Fieles al frustrado candidato Horacio Rodríguez Larreta y seguidores de la recluida Gabriela Michetti. Un rabino, un carpintero y algunos portadores de apellido forman parte del pilón de boletas que el macrismo pondrá el domingo en el cuarto oscuro, con el objetivo de conseguir la reelección.

Ese día los porteños no sólo deberán elegir a quién comandará el gobierno porteño durante los próximos cuatro años. También se renovarán 30 de las 60 bancas de la Legislatura, allí donde el número determina el poder de los bloques frente a cada proyecto de ley.

El Pro apostará 14 de sus 24 escaños y, de acuerdo a las proyecciones, es probable que pierdan algunos sillones, lo que los alejaría de la mayoría requerida para la aprobación de iniciativas.

Además de los nombres Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en enorme tipografía, en los otros dos compartimentos de la boleta figura una nómina no exenta de curiosidades y polémicas.

Sergio Bergman. Coqueteaba con competir por la jefatura de gobierno con una fuerza propia, pero finalmente es el tercer nombre que aparece en la boleta del Pro. Sergio Bergman encabeza la lista de legisladores del macrismo, un lugar que aceptó luego de algunos tironeos.

Macri lo quiso en su lista por su buena imagen frente a la sociedad civil, un alto perfil que cultivó por sus reclamos de justicia por las víctimas de la Amia y por sus propuestas en televisión para combatir la inseguridad.

El fundador de Memoria Activa se convirtió en el primer rabino que busca una banca en la Legislatura porteña, aunque su condición religiosa no podrá figurar en la boleta, por disposición de la justicia electoral.

Por la candidatura, Bergman dejó el púlpito del templo de la calle Libertad. "Sigo participando en la vida comunitaria", aclaró el rabino, que hace unos años acompañó a Elisa Carrió.

Rogelio Frigerio (nieto). El viejo truco de incluir en la boleta apellidos de renombre recae en el caso de Pro en Rogelio Frigerio, nieto del secretario del gobierno de Frondizi, padre del desarrollismo.

Con un currículum plagado de cargos económicos (fue Secretario de Programación Económica del ministerio de Economía), desde el macrismo estiman que Frigerio podría reemplazar a Alvaro González

No heredaría un lugar menor: se trata de la conducción de la comisión de Presupuesto, centro de negociaciones con de la oposición por el presupuesto de la ciudad.

Corach (hijo). Escondido en la nómina de los candidatos a comunas, otro apellido despierta la memoria del votante. Se trata del postulante para el barrio de Palermo, Maximiliano Corach, hijo del ex ministro del Interior del menemismo, Carlos Corach.

Su apellido resalta entre otros candidatos a jefes comunales ignotos, la mayoría actuales directores de los centros de gestión y participación. "Se trata de un muchacho que viene trabajando con nosotros en la comuna desde 2003", dijo una fuente del macrismo en declaraciones periodísticas tras conocerse la designación.

Jóvenes (y un muy joven) Pro. Si La Cámpora tuvo un lugar privilegiado en las listas del FPV, en el Pro tampoco desconocieron el interés renovado de los jóvenes por la política y les reservaron varios espacios. Entre ellos, los puestos 11 y 12, ocupados por Victoria Morales Gorleri y Daniel Presti.

Le sigue en el decimotercer lugar Francisco Quintana, de 27 años, líder de los Jóvenes Pro en Capital Federal, la agrupación que, como sus pares camporistas, se ha transformado en una puerta de entrada a la gestión pública.

Un poco más abajo, aunque con menos chances de ingresar a la Legislatura, se ubica el benjamín de la lista. Bloggero pro, de 25 años, Nicolás Pechersky se define como "el [Orlando] Barone del movimiento NacandPro". "Muy progre para ser liberal, muy facho para ser radicha", según indica en su perfil, su militancia macrista comenzó en la facultad de Derecho, donde ejerció como apoderado de la agrupación universitaria Pro.

"Me gusta hacerle saltar la térmica a los militantes kirchneristas", admite en diálogo con lanacion.com con en su primera experiencia en campaña. La Legislatura, no obstante, no le es ajena: allí trabajó cuatro años como secretario del diputado Fernando de Andreis.

El carpintero de la legislatura. Entre los ignotos también se encuentra Jorge Fernández. Este hombre que peleará por un cargo público por primera vez, es, sin embargo, uno de los que más conoce a la Legislatura porteña: hace muchos años se desempeña como ebanista y carpintero en el subsuelo del parlamento, en el delicado trabajo de conservar el patrimonio cultural que representa el edificio.

De afiliación radical, fue Diego Santilli en 2005 quien lo convenció de adherir al partido de Macri. "Comencé a colaborar sin esconderme porque veía que el radicalismo no avanzaba. Pro se animó tomar decisiones que eran necesarias aunque resultaran antipáticas y gestionó como ningún otro partido", señaló a lanacion.com.

Aunque ocupa el último lugar de la nómina, espera ahora trabajar en la Legislatura desde otro lugar y defender los intereses de los trabajadores, tal como lo hizo desde el consejo directivo de Sutecba, sindicato de los trabajadores porteños.

Michettistas, larretistas. Iban a ser los candidatos a suceder a Macri. Pero hoy, a Horacio Rodríguez Larreta y a Gabriela Michetti la campaña los encuentra recluidos, fuera del libreto proselitista. Sin embargo, el lugar que sus fieles puedan encontrar en la Legislatura marcará la influencia que eventualmente tendrán en una segunda gestión.

En ese sentido el jefe de gobierno intercaló a varios larretistas y michettistas a lo largo de la lista. En el primero grupo se encuentran los ya legisladores Enzo Pagani, Gabriela Seijo, y Jorge Garayalde. En las filas de la diputada se ubica la presidenta de la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (Copidis) porteña, Marina Klemensiewicz, y la guardia joven compuesta por Gorleri, Presti, Quintana y Lipovetzky.

Los que renuevan. En la nómina macrista varios de los postulantes son caras conocidas que buscarán renovar y garantizar así el asiento en el palacio legislativo. Entre ellos Cristian Ritondo, Oscar Moscariello y Martín Ocampo, son los candidatos de peso que desembarcaron en la Legislatura en 2007 y que no abandonarán la comodidad de sus bancas.

El primero, que pretendía encabezar la lista y sumarse al afiche de campaña, debió conformarse con un segundo lugar. Moscariello, cercano a Macri desde que este presidía Boca Juniors y actual titular de la Legislatura, ocupa ahora el cuarto puesto.

A ellos, defensores de la camiseta Pro de la primera hora, el jefe de gobierno porteño les impuso al rabino Sergio Bergman como cabeza de lista.

Comuneros polémicos. En la nomina de candidatos para conducir las 15 comunas en la que está dividido el territorio porteño, algunos nombres saltaron por sus antecedentes vinculados a la polémica y disuelta Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), bajo la mira de la justicia.

Varios candidatos fueron señalados públicamente por vecinos como los encargados de ordenar los presuntos violentos desalojos a personas en situación de calle.

En concreto, la agrupación Hijos pidió la impugnación de Matías Lanusse, ex coordinador de la UCEP y ahora tercer candidato para Recoleta. Actualmente, se encuentra imputado por delitos de lesiones y amenazas en el expediente.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?