Suscriptor digital

La oposición nacional se pegó a Macri

Aunque a sus candidatos les fue mal, Ricardo Alfonsín, Eduardo Duhalde y Elisa Carrió celebraron la derrota kirchnerista en la ciudad; "Se corre el velo de la mentira: no son invencibles", dijo el ex presidente; "Si fuera porteño, votaría con el Pro", planteó el líder radical
(0)
11 de julio de 2011  

Hubo más de un dirigente ajeno a Pro que celebró el triunfo de Mauricio Macri como si fuera personal. Detrás de la exitosa elección de ayer del jefe de gobierno porteño se encolumnó con elogios una buena porción de la oposición nacional. Con este acercamiento a Macri surgió un intento de derribar el relato de que la reelección de la presidenta Cristina Kirchner ya es un hecho.

Los aspirantes a llegar a la Casa Rosada Ricardo Alfonsín, Eduardo Duhalde y Elisa Carrió ponderaron la victoria de Macri y unificaron sus voces en plantear que el kirchnerismo no es invencible en las elecciones presidenciales del 23 de octubre.

"Si fuera porteño, votaría con el Pro, a favor de la autonomía de la ciudad y contra las pretensiones hegemónicas del gobierno nacional", planteó Alfonsín, que apoyó en la Capital a la radical Silvana Giudici, quinta en el resultado final.

El candidato presidencial de Unión para el Desarrollo Social (Udeso) destacó: "El resultado prefigura que en octubre nos encontraremos frente a un claro escenario de segunda vuelta".

A Duhalde se le encendió la voz no bien conoció los primeros datos oficiales del comicio. "Estoy contento. Se corre el velo de la mentira: no son invencibles. Perdieron en la Capital y van a perder en Santa Fe y Córdoba. El opositor que salga primero en las elecciones de agosto empardará con Cristina Kirchner en octubre", vaticinó ante La Nacion el candidato de Unión Popular.

Desde la Coalición Cívica también le enviaron señales de sintonía a Macri. Carrió felicitó al jefe de gobierno porteño y pronosticó un escenario desfavorable para el kirchnerismo.

"Se derrotó la teoría de la invencibilidad kirchnerista. Hubo un rechazo contundente al gobierno nacional que prenuncia lo que va a ser una derrota en octubre. Más del 70 por ciento de los porteños votó en contra del candidato de los Kirchner", comentó Carrió, que acompañó a María Eugenia Estenssoro, la candidata porteña de su fuerza. Se ubicó en la cuarta posición.

No sólo los aspirantes a reemplazar a Cristina Kirchner se encolumnaron detrás de la victoria de Macri. Su antiguo aliado político, el candidato a gobernador bonaerense de Udeso Francisco de Narváez, endulzó con elogios al ganador de la contienda porteña. "Se valoró la forma de gobernar de Mauricio y, al mismo tiempo, se castigó el uso prepotente de la televisión pública y los desmedidos anuncios de obras que nunca se harán", opinó uno de los ex integrantes de Unión Pro. De Narváez, además, sostuvo: "Quedó al descubierto que no existe la tan mentada ola cristinista".

En un intento de capitalizar el triunfo de Macri, los referentes de la oposición nacional exhibieron cierta armonía con el jefe de gobierno, un viejo aspirante a pelear por acceder a la Casa Rosada.

Macri, que aún no hizo público su apoyo a ningún candidato a presidente, trazó algunos acuerdos con Duhalde en el interior del país. En Santa Fe, Unión Popular respaldará al candidato a gobernador Miguel del Sel, y podría suceder lo mismo con los hombres que postule Pro en Entre Ríos y Córdoba.

"En Buenos Aires, Macri dio libertad de acción. Pero en la mayoría de nuestras listas hay dirigentes muy cercanos a él", dijo Duhalde, que felicitó anoche por teléfono al jefe de gobierno porteño.

Los candidatos a presidente de la oposición que se mantuvieron al margen de los comicios porteños fueron Hermes Binner (Frente Amplio Progresista) y Alberto Rodríguez Saá (Frente Compromiso Federal). Ambos se diferenciaron a través del silencio.

En cambio, la postulante de Proyecto Sur Alcira Argumedo se distanció de Macri y confirmó que mantendrá firme su deseo de ser presidenta a pesar de que su líder político, Fernando "Pino" Solanas, se mostró cerca de Binner.

El brazo en alto de Macri fue sostenido por varios candidatos de diferente partido y color político que aspiran a obtener beneficios electorales. A partir de ayer, coincidieron los referentes opositores, el kirchnerismo luce debilitado y se traza un nuevo camino rumbo a octubre.

Cómo les fue

  • Ricardo Alfonsín. Su candidata, Silvana Giudici, salió quinta, con poco más de 2 puntos. Pero intentó capitalizar la derrota de Cristina Kirchner de cara a las primarias de agosto.
  • Eduardo Duhalde. Quiere tener el apoyo de Macri para las elecciones nacionales y ayer celebró el resultado. Su candidato, Jorge Todesca, no llegó ni a un punto.
  • Elisa Carrió. Tuvo un fuerte retroceso respecto de las últimas elecciones en la ciudad. Su candidata consiguió el cuarto puesto, pero con 3 puntos. Igual Carrió trató de capitalizar el efecto nacional del resultado.
  • Hermes Binner. Apoyó tibiamente a Solanas en la campaña, después de algunos conflictos que los distanciaron. Ayer, no se mostró en público ni emitió declaraciones.
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?