Suscriptor digital

Macri busca "un voto más que en 2007" para la segunda vuelta

El candidato de Pro rechazó las acusaciones de su rival; hoy cierra la campaña en tres etapas
Jaime Rosemberg
(0)
28 de julio de 2011  

Un voto más que en 2007. Es ese el objetivo que se plantea el Pro de Mauricio Macri cuando faltan pocas horas para el comienzo de la veda electoral y tres días antes del ballottage en el que el jefe de gobierno porteño buscará su reelección.

Superar la barrera del 60,9 por ciento -guarismo que obtuvo en 2007 contra el mismo rival, el kirchnerista Daniel Filmus- supondría para el macrismo un espaldarazo a la gestión de cuatro años del jefe de gobierno y otro impulso para el proyecto presidencial de Pro hacia 2015. "Sumaremos a todos los que podamos, y si ganamos por una diferencia mayor, bienvenida sea", afirmaron a LA NACION desde Bolívar 1 mientras Macri cumplía con otro de sus compromisos de campaña, esta vez en una plaza de Villa Luro. Indecisos y votantes de otros partidos fueron el blanco de las últimas horas de campaña y de los discursos de Macri y su compañera de fórmula, María Eugenia Vidal.

Durante la jornada de ayer, en la que tuvo que desmentir que podría votar a Cristina Kirchner en las presidenciales de octubre, Macri contestó las acusaciones que su rival volvió a lanzar en el Senado sobre la presunta campaña sucia motorizada a través de encuestas telefónicas. "Me alegra que se quiera ir a fondo con esto, porque yo nunca hice campaña sucia. Me parece bien que se asuma algún compromiso para que esto no vuelva a pasar", afirmó el jefe de gobierno porteño con relación a la cuestión de privilegio presentada por Filmus en el Senado, junto con el abogado León Arslanian (ver aparte). De todos modos, y luego de ver por televisión las acusaciones, desde la jefatura de gobierno optaron por cuestionar la estrategia kirchnerista.

"La estrategia de Filmus en estas tres semanas consistió en denunciar que le hicimos una campaña sucia. Parece un poco pobre y vacía para lograr votos", afirmó a LA NACION Miguel de Godoy, secretario de Medios porteño. Las declaraciones de su rival fueron seguidas en una reunión de la que participaron el secretario de Gobierno, Marcos Peña; el vocero Iván Pavlosky, y el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, apuntado por el kirchnerismo como partícipe de los sondeos cuestionados.

En Pro reconocían que el consultor bajó el perfil desde que, el jueves pasado, explotó el escándalo, aunque rechazaban que tuviera algo que ver en el asunto. El experto en campañas no se preocupó demasiado y de la reunión se fue directo al Teatro Colón a disfrutar de una función musical.

No a Cristina

Lo que sí preocupó al propio Macri fue el malentendido originado en declaraciones radiales, en las que en tono irónico no descartó votar a Cristina Kirchner. "Si de golpe, genuinamente, propicia [Cristina Kirchner] una ciudad autónoma y trabajamos en conjunto, nos transfiere la policía, el puerto y quiere abrirse al mundo, bajando el nivel de confrontación... ¿por qué no?", dijo Macri en una entrevista en radio La Red.

Un rato después, y ante la sorpresa general, desde las usinas de Pro salió la desmentida. "No es para mí una opción votar por Cristina [...] tenemos profundas diferencias con el rumbo del gobierno nacional y con su manera de relacionarse con la sociedad y con los adversarios políticos", afirmó Macri a través de un comunicado con la intención de dar por terminada la controversia.

Al margen de esta polémica y de las elecciones del domingo, en Pro no descuidan lo que vendrá. Con el aval del jefe de Pro, la diputada Gabriela Michetti y el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, viajarán hoy a Córdoba para la presentación del libro Desarrollo o pobreza , del candidato de la UCR en esa provincia, Oscar Aguad. En Pro aseguran que la presencia de Michetti se relaciona con la necesidad de ampliar los horizontes de Pro luego de conseguir otros cuatro años al frente del Ejecutivo porteño. "Se la va a ver a Gabriela más seguido en esos viajes, porque su relación con la gente sigue intacta", afirmaron a La Nacion desde el armado nacional de Pro.

En el día final de la campaña, Macri apostará a un cierre similar al de la primera vuelta, aunque acotado. Serán tres miniactos en distintos barrios: el primero en Barracas, el segundo en Boedo y el final en un club de Recoleta, la comuna donde más votos obtuvo el macrismo en las elecciones del pasado domingo 10, en la primera vuelta. En los eventos habrá globos, cotillón amarillo y cero agresión, receta que hasta ahora ha dado resultados según la evaluación del búnker macrista.

LA APUESTA DE DE NARVÁEZ EN LA CAPITAL

Los candidatos a diputados nacionales por la Capital que responden a Francisco de Narváez, Pablo Lanusse, Fanny Mandelbaum y Daniel Amoroso, acompañados por Graciela Ocaña, que encabeza la lista de candidatos a diputados por Buenos Aires, se presentaron ayer en sociedad y se mostraron convencidos de que su referente nacional, el candidato presidencial Ricardo Alfonsín, saldrá segundo en las elecciones primarias del 14 de agosto. "Es el que mejor encarna una posibilidad de un cambio; (Eduardo) Duhalde es el pasado", aseveró el ex fiscal Lanusse.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?