Suscriptor digital

Se cierra hoy la venta del Standard

Pasará a manos del banco chino ICBC, que pagará entre US$ 700 y 800 millones por la filial local
Florencia Donovan
(0)
1 de agosto de 2011  

El Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, según sus siglas en inglés), la mayor entidad del mundo por capitalización de mercado y administración de depósitos, está a un paso de cerrar la compra del Standard Bank en la Argentina.

Según confiaron varias fuentes del mercado, una delegación del banco chino llegará hoy al país para terminar de zanjar el acuerdo con los accionistas del Standard. Los ejecutivos del ICBC tienen previsto además juntarse el jueves próximo con el ministro de Economía, Amado Boudou, y encontrarse en una audiencia con la presidenta Cristina Kirchner. Consultados al respecto por La Nacion, desde el Standard Bank no hicieron declaraciones.

Se estima que la venta del banco de origen sudafricano sería una operación de entre 700 y 800 millones de dólares, probablemente la segunda más grande del mercado argentino este año, después de la venta por parte de Repsol de 10% de YPF al grupo Eskenazi.

El Standard llegó al país en 2007, con la adquisición del BankBoston en sociedad con las familias locales Werthein (dueña de La Caja y Telecom) y Sielecki (de Laboratorios Elea y Fénix), hoy dueñas del 25% del paquete accionario.

De acuerdo con fuentes cercanas a la operación, tanto los sudafricanos como sus socios locales venderían su participación. Los propietarios del Standard Bank apenas se quedarían con una porción minoritaria por algunos años.

La venta por parte de los accionistas locales, de hecho, se habría terminado de acordar hace apenas algunas semanas, luego de que los chinos accedieran a un pedido de los Werthein y Sielecki de hacerse cargo del costo del impuesto a las ganancias que les correspondería pagar una vez cerrada la operación.

Tanto para los sudafricanos del Standard como para los accionistas locales la venta significa un gran negocio, considerando que en 2007 la compra del banco se había cerrado en apenas US$ 175 millones, casi cuatro veces menos de lo que hoy estarían dispuestos a pagar los chinos del ICBC.

Negociaciones fallidas

De acuerdo con datos del Banco Central (BCRA), el Standard Bank –que ocupa el puesto 12° del sistema financiero en el ranking definido por cantidad de activos– ganó en 2010 $ 172,4 millones y lleva acumulados en los tres primeros meses de este año resultados positivos por otros $ 50,7 millones. Tiene depósitos por $ 10.699 millones, créditos por $ 7167,9 millones y una estructura con poco más de 3400 empleados y 101 sucursales.

Antes de que los chinos lo tuvieran en la mira, según confirmaron fuentes del mercado, el banco ya había sido objeto de ofertas por parte de jugadores locales en varias ocasiones. La última, por caso, habría sido de Santander Río el año pasado. De hecho, fueron las entonces avanzadas conversaciones con el banco de capital español las que despertaron el interés de los chinos, socios ya del Standard Bank en Sudáfrica. El ICBC tiene el 20,1% del capital de la casa matriz del banco sudafricano.

Asimismo, el ingreso de un banco chino en el mercado financiero argentino suena natural, considerando que en 2010 China fue el país que más invirtió en la Argentina, gracias al ingreso de la petrolera Cnooc, que se asoció con el grupo Bulgheroni en Pan American Energy. Y, de acuerdo con un informe reciente del Estudio de Orlando J. Ferreres & Asociados, en el segundo trimestre de 2011, el 21% de las operaciones de fusiones y adquisiciones que se dieron en el país fueron de capitales de origen chino.

El ICBC, en tanto, tiene en la actualidad un valor de mercado de US$ 550.000 millones, un monto que supera el PBI argentino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?