Suscriptor digital

La Cámpora: un viaje al núcleo duro de la juventud K

Andrés "El cuervo" Larroque contó cómo fueron los orígenes de la agrupación que fundó Máximo Kirchner y cómo era la relación que mantuvieron con Néstor; "Tenemos que ser duros en la defensa porque los ataques al Gobierno son terribles", dijo
(0)
3 de agosto de 2011  • 03:44

Representa al núcleo más duro del kirchnerismo. Irrumpieron con fuerza en la política nacional luego del conflicto del Gobierno con el campo por la polémica resolución 125 y, actualmente, varios de sus integrantes ocupan cargos clave en el Estado. El secretario general de La Cámpora, Andrés "el cuervo" Larroque, contó cómo fueron los orígenes de la agrupación, cuál es la relación con el oficialismo y el por qué de su estricta defensa del "modelo".

"La Cámpora se compone de distintas vertientes y en el kirchnerismo encontramos el lugar en donde realizar nuestra militancia", explicó anoche Larroque, en declaraciones al programa Esta noche , que emite la señal de cable C5N.

Para Larroque, la agrupación ultra K, que nació en el año 2003 de la mano de Máximo Kirchner, en Santa Cruz, "es un foco de ataque para aquellos que no entienden que la Argentina avanza en la profundización de un modelo". "Somos la prolongación de este momento político", enfatizó.

Uno de los líderes del núcleo duro del kircherismo confesó que se sintió "sorprendido" por la cantidad de militantes que se acercaron a la agrupación en los momentos más tensos del gobierno de Cristina Kirchner: el conflicto con el campo y el debate por la Ley de Medios . En ese marco, Larroque explicó que aquellos que militaban desde un principio en la agrupación eran kirchneristas sin "vínculos directos" con el oficialismo. "Éramos anarkirchneristas", soltó, entre risas, durante la entrevista realizada por el periodista Gerardo Rozín. Enseguida, añadió más detalles sobre los primeros capítulos de su vínculo con los Kirchner: "Empezamos a ir a todos los actos de Néstor y se dio que un día nos llamaron. Tuvimos una reunión con él [por el ex presidente] y pensaba muy parecido a nosotros, quizá estaba a la izquierda de nosotros", comentó.

Al ser consultado sobre el rol que tiene la agrupación en el interior del oficialismo, Larroque exclamó: "Es un mito que La Cámpora tiene el 90 por ciento del Gobierno". Sin embargo, uno de los hombres con más peso en la juventud kirchnerista reconoció que un "un pequeño grupo de compañeros tienen responsabilidades" en cargos oficiales. "Somos soldados y estamos dispuestos a cumplir el rol que toque", enfatizó, tajante, al tiempo que destacó el papel que cumplen Mariano Recalde, presidente de Aerolíneas Argentinas, y Juan Cabandié, quien fue candidato a legislador porteño por el Frente para la Victoria en las elecciones de la Capital.

Por otra parte, el referente de la agrupación ultra K consideró que las críticas de los medios a los distintos sectores que conforman el kirchnerismo tienen como fin "atacar" a la Presidenta. "Falta mucho de este proyecto y no nos bajamos porque queremos la felicidad del pueblo", aseguró.

En ese sentido, Larroque celebró la decisión de la mandataria de competir por la reelección en los comicios generales de octubre. "Cristina representa un modelo de país y un proyecto político que sólo ella tiene la capacidad de contener", indicó, y asimismo, advirtió que "hay un poder muy fuerte que quiere interrumpir lo que se vive". "Tenemos que ser duros en la defensa porque los ataques a este Gobierno son indignantes y terribles", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?