Suscriptor digital

El PJ tendrá el control legislativo

El gobernador contará con 44 de los 70 diputados; se impuso en todos los departamentos, salvo en la Capital
Orlando Andrada
(0)
9 de agosto de 2011  

CORDOBA.- El gobernador electo de Córdoba, José Manuel de la Sota, asumirá el poder el 10 de diciembre con el dominio absoluto de la Legislatura, luego de haberse impuesto por amplia diferencia en todos los departamentos de la provincia, con excepción de la Capital.

El escrutinio provisorio confirmó ayer el categórico triunfo de De la Sota, convertido a partir del nuevo escenario provincial en un hombre de gravitación política nacional para lo inmediato y para las presidenciales de 2015.

De la Sota no tendrá que negociar con sus derrotados Luis Juez (Frente Cívico) y Oscar Aguad (UCR). Sobre un total de 70 parlamentarios, De la Sota tendrá 44 (hoy el PJ tiene 36), una cifra cercana a los dos tercios.

El ala opositora estará compuesta por 12 legisladores del juecismo, 12 del radicalismo, uno de la izquierda y uno de la agrupación debutante Encuentro Vecinal por Córdoba. Esta banca será ocupada por Aurelio García Elorrio, un abogado que batalló judicialmente durante muchos años contra la "píldora del día después" y después patrocinó a 5000 vecinos de barrios humildes que interpusieron un amparo en la Justicia para que el gobierno nacional implemente acciones contra el flagelo de la droga.

Las cifras oficiales del tribunal electoral, escrutado el 97,68 por ciento de los votos, arrojaban anoche 42,61% para De la Sota; 29,49%, para Juez, y 22,94%, para Aguad.

Este resultado es casi idéntico al boca de urna elaborado por la Universidad Nacional de Córdoba, que pronosticó un 42,1% para el PJ; 30,3%, para Juez, y 23,3%, para la UCR. Se trató de un verdadero oasis en medio de tanto sondeo fallido en los últimos comicios provinciales.

De la Sota se impuso en 25 de los 26 departamentos en que se divide la provincia. Sólo perdió en la Capital, donde Juez se impuso con el 37,76% (262.626 votos) contra el 33,58 (233.521) de De la Sota y 21,63 (150.467) de Aguad.

La escasa diferencia en la ciudad de Córdoba fue crucial para el triunfo delasotista, ya que Juez confiaba en mantener la brecha que había cosechado en elecciones anteriores y que le sirvió para compensar su debilidad en el interior.

Votos erróneos

A pesar de haber tenido un debut satisfactorio, la boleta única provocó algunas confusiones que derivaron en una catarata de votos en blanco en algunas categorías locales.

Es el caso de la elección de legisladores provinciales, en donde el voto en blanco alcanzó al 18,66% (334.542 sobres vacíos), casi similar a los votos obtenidos por la UCR en esa categoría, que sumó 338.768 (23,98%) y quedó detrás del oficialista Unión por Córdoba, que obtuvo 545.272 sufragios (38,59%), y del juecismo, que sumó 364.251 (25,78%).

¿Qué pasó? El fenómeno se explica en una masiva equivocación de los ciudadanos al momento de votar al confundir el casillero correspondiente a la votación por lista completa, ubicado en el margen izquierdo de la boleta, con el de los candidatos a gobernador. Así, quienes incurrieron en este error dejaron el resto de las categorías sin tildar y, por lo tanto, votaron en blanco.

El resultado final también tuvo su correlato en los sondeos de consultoras privadas que circularon en días previos. La mayoría coincidía en otorgarle a De la Sota una ventaja de diez puntos que era recibida con escepticismo y desconfianza en los ámbitos políticos.

Sin embargo, esas cifras se confirmaron cuando los comandos partidarios tuvieron sus propios conteos en mesas testigo, lo que adelantó su reconocimiento de la derrota.

Esa actitud fue un alivio para todos porque el escrutinio provisorio se paralizó por la falla de un servidor informático del Correo Argentino poco antes de la medianoche. De inmediato, muchos pensaron en otro 2007 cuando se desató el escándalo que llevó a Juez a denunciar fraude.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?