Suscriptor digital

Embanderó Nautimill un remolcador en Uruguay

Las claves: financiación y seguridad jurídica
(0)
16 de agosto de 2011  

La empresa Nautimill botó la semana última el remolcador de empuje Raúl S en Carmelo, Uruguay, una embarcación de 90 toneladas, 18 metros de eslora y 6,5 de manga, que cuenta con una potencia de 1300 HP, construido en la Argentina y alistado en la Escuela de Reparaciones y Construcciones Navales.

El titular de la firma, Carlos Schinoni, anunció además la construcción de un nuevo remolcador de empuje de 1500 HP, el estudio de factibilidad para la construcción de una barcaza para graneles líquidos de 1800 metros cúbicos de capacidad y la finalización de un tercer remolcador, que también se alistará en Carmelo.

"Encontramos en la Dirección de esta Escuela el apoyo necesario para que hayamos decidido realizar la ardua tarea de alistar un buque en sus gradas", destacó Schinoni. El empresario agradeció "el apoyo financiero del Banco República, indispensable para una inversión de más de 1,5 millón de dólares", tras lo cual agregó: "Todo esto no sería posible si no confiáramos plenamente en la seguridad jurídica que ofrece Uruguay . Este aspecto fue el que más motivó al directorio de Nautimill a embanderar en Uruguay este remolcador. Y es lo que hace que la empresa decida seguir invirtiendo aquí", manifestó. Al finalizar, Schinoni remarcó la "sana envidia" que existe tras comparar las políticas sobre industria naval a uno y otro lado del Río de la Plata.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?