Julián Peralta: La selección de los tangos nuevos

Hoy, el festival celebra una década del nuevo repertorio tanguero con una orquesta y voces de la generación del 90
Gabriel Plaza
(0)
23 de agosto de 2011  

El dogma de los tangos nuevos caló hondo en toda una camada de artistas, que se despreocupó para siempre del cover tanguero y se dedicó a crear la banda de sonido de su generación. En esta última década, un nuevo repertorio de canciones dieron identidad a bandas, orquestas y cantores del nuevo tango y rompieron con el estereotipado mito de que "nada nuevo hay bajo el sol". El director de orquesta Julián Peralta recopiló ese cuerpo nuevo del tango-canción y lo (re)estrena hoy en el Festival de Tango, a bordo de una orquesta típica y una selección de cantores de la generación surgida en la última década: Alejandro Guyot, Miguel Suárez, Juan Subirá, Omar Mollo, Juan Villareal, Cucuza Castiello, Victoria Di Raimondo, "Black" Rodríguez Méndez y Luciano Tobaldi.

"Hay una idea de que no hay más canciones nuevas en el tango, una idea de que no pasa nada. Entonces nuestra idea es ayudar a desmitificar esto y demostrarle al público, oyente o no de tango, que existen canciones muy buenas, que además son éxitos en el medio y en cada uno de los grupos. Claro, estos tangos nuevos no tienen la máquina de difusión de otros géneros, pero dentro del tango son más que rendidores y populares. Existen los tangos nuevos, como alguna vez fueron estreno los temas de Mores y Discépolo. Queremos que se eche luz sobre algo que es real. Ya no tenemos que pedirle permiso a nadie para tocar y cantar estos tangos nuevos", asume Julián Peralta, vocero de esta generación actual del tango.

Como fundador de la Fernández Branca, a mediados de los años 90 (ver recuadro), en su paso posterior por la Fernández Fierro y su actualidad como director de la Orquesta Astillero, el pianista vivió bien de cerca el nacimiento y el proceso de esta corriente nueva del tango. "Quería que se viera ese laburo que dio la efervescencia creativa de los últimos diez años, y el festival, en ese sentido, es una vidriera. Entonces quería aportar con lo que uno hace, que es el laburo con la orquesta y los arreglos, y hacerles a estos tangos nuevos un buen fondo de fiesta. Todos estos tangos suenan claramente a nosotros, a nuestra generación. Es la banda de sonido de este momento", remarca el artista, que piensa que este concierto puede llegar a tomar forma de disco en un futuro cercano.

Tangos de hoy

¿Qué tango hay que cantar?, reflexionaba el compositor Rubén Juárez en los 80 como un profeta de lo que vendría después. Peralta recoge el guante y dice: "En definitiva, tenés que cantar lo que tenés ganas. En el caso de este proyecto puntual, es mi visión sobre un repertorio de los temas que más me gustan de los muchachos que están haciendo cosas nuevas. El recorte de este repertorio de once tangos está basado en lo que a mí me calienta y moviliza. Lo que sí reflejan muchos de estos temas es un cierto grado de obsesión. Es lo que está dando vueltas en muchos tangos, porque también hay más mecánica en la vida cotidiana, hay más motor, y esa idea de un tango conectado con los corrales o con el lirismo se pierde por la urbe, que te ubica en otro contexto".

El listado de títulos que pueden ser los clásicos del mañana y que sonarán en el concierto son: "Algunos miran, otros hablan" (Juan Seren), "Cadencial" (Julián Peralta-Federico Maiocchi), "Capataz" (Julián Peralta-Alejandro Guyot), "El tango que no silbó" (Juan Subirá-Salvador Batalla), "Hoy" (Juan Subirá-Héctor García-Gustavo Santaolalla), "Mi involución" (Acho Estol), "Para siempre" (Elbi Olalla), "Perdidos" (Miguel Suárez), "Regín" (Alfredo "Tape" Rubín), "Rocanrol" (Edu "Pitufo" Lombardo) y "Rumba y tres saltos" (Pepe Céspedes-Ariel Prat). "En estos tangos tenés historias cruzadas más con la política, como el tema de Subirá o Guyot; canciones de amor, como el tema de Prat; otros más reflexivos o personales, como el de Acho Estol. También está el tema del Tape Rubín, que es uno de los pioneros en esto. Viene laburando hace años y arrancó muy solo. Tanto él como el laburo de La Chicana y Juan Vattuone, que son trabajos pioneros."

Esta celebración de una década detangos nuevosle sirvió de excusa a Julián Peralta para formar un colectivo artístico y cancionero que funcionara como síntesis de este grito generacional del tango. "En el cruce de un cantante interpretando un tema de otro se genera algo rico. Es un laburo que desde la canción lo viene sosteniendo Cucuza Castiello con El tango vuelve al barrio . También generacionalmente nos estamos juntando todos, y ahora tenemos un punto de encuentro más, entre todos los que hay, como el Festival de Radio Caff, el ciclo Tangocontempo, el Sanata Bar y sus Conciertos atorrantes; todo lo que pasa en el Goñi y los ciclos que están sucediendo, como el del Tasso, con tangos nuevos y clásicos. Hay toda una movida que se está sosteniendo y es real."

- A más de una década de tangos nuevos, la generación actual ¿está abandonando los clásicos?

-Me parece que es un momento bisagra, en donde todo lo que arrancó con nuestra generación, que fuimos los primeros de esta camada, sentimos que la cuestión de abrevar de las fuentes ya está, ya lo hicimos, y además estamos más relajados. Entonces no hay ningún interés de seguir pidiéndole permiso a un pasado, porque hay que ejercer lo que se es. Nos tocó hacer tango en este momento y lo hacemos de esta manera. ¿Qué otra cosa podríamos hacer?

Lo que pasaba en los orígenes de la nueva generación

En 1997, Julián Peralta buscaba un grupo de músicos para formar su orquesta. Serían los inicios de la orquesta Fernández Branca. "La postal de aquella época era el sótano de Las Palmas, una confitería que estaba enfrente del C. C. San Martín, por donde pasaban y ensayaban todas las orquestas desde el año 38. Había una movida de arte y una humedad increíble. Nosotros empezamos a ensayar ahí y se hacían reuniones del sindicato de varieté : había enanos de circos y casting de bataclanas para los teatros de revistas. Yo tenía 21 años y para mí era un flash . El otro día pasé y el lugar es ahora un supermercado chino. Les pedí si podía ir al sótano. Es el depósito de vino mejor acustizado del país".

El otro mojón de la camada nueva fue La máquina tanguera, en 1999. "La sede era el Club Mariano Boedo, en San Juan y Boedo. Era otro tugurio, con una biblioteca popular, un salón de juegos con gente que tenía un pasado de delincuencia muy claro y además un salón de fiestas. Era un semillero. Ahí se armaron 9 orquestas y pasaron 100 pibes de 20 años que están dando vuelta en la movida del tango actual."

AGENDA PARA HOY

Mundial de baile

A las 14. Centro de Exposiciones, Figueroa Alcorta y Pueyrredon.

Rondas clasificatorias de la categoría Tango Salón, en la pista María Nieves.

Cine documental

A las 14.30. Centro de Exposiciones.

Se proyectará A puro gesto .

Clases de baile

A las 16. Centro de Exposiciones.

A cargo de Julio Balmaceda y Corina de la Rosa, Movimientos rítmicos para bailar Biaggi y D'Arienzo.

Tangos nuevos

A las 19. Centro de Exposiciones.

Julián Peralta dirige la orquesta típica con un repertorio de nuevos tangos.

Horacio Ferrer

A las 20. teatro 25 de mayo, Av. Triunvirato 4444.

Presenta Flor de tangos y poemas .

Cucuza Castiello y Moscato Luna

A las 20.30. centro de exposiciones.

El Tango Vuelve al Barrio, con Cucuza Castiello y Moscato Luna, más invitados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?