Suscriptor digital

Lolita

Francés y romántico, el estilo de Lolita Lempicka, una mujer llena de fantasía
Catalina Lanús
(0)
25 de agosto de 2011  

"La moda no es más que un eterno comenzar, con la fantasía y el estilo del momento", dice la francesa Josiane Maryse Pividal vía mail. Así puede resultar una perfecta desconocida, pero su seudónimo es una marca registrada y conocida en todo el mundo: Lolita Lempicka. Una entrevista para hablar un poco de su último lanzamiento: Eau de Toilette Lolita Lempicka (ver recuadro), la moda y la vida.

"Siempre me gustó la moda. Desde pequeña diseñaba ropa para mis muñecas Barbie. Empecé cuando mi madre me anotó en las clases del Studio Berçot, en París, donde descubrí que me iban a enseñar lo que apasionaba... Y fue un sueño cumplido", cuenta. Su apodo es una mezcla del concepto lolita y el apellido de la pintora polaca Tamara de Lempicka; nació en 1954 en Burdeos, y su mundo es la moda, en la que trabaja desde hace más de 25 años, con diseños propios y para terceros: Delsey (equipaje), Nissan (auto), Etam (lencería), Samsung (celulares), entre otros.

–¿Cómo es el estilo Lolita Lempicka?

–Es una mezcla de feminidad, estilo, vintage, con cortes impecables, detalles refinados y bellas texturas.

–¿Cómo se relaciona la moda con un perfume?

–Se enriquecen mutuamente. Cada uno debe poder inspirarse en el otro y, así, ennoblecer sus diferencias

–¿Qué diferencia hay entre una mujer con perfume y otra que no lleva nada?

–Como decía Coco Chanel: Una mujer sin perfume es una mujer sin futuro. Me es difícil imaginar una mujer sin perfume. Es tal como una mujer sin apetito, sin deseo. Ella se pierde la felicidad que da el perfumarse... La vida es fragancia, es aire, es amor. Todo tiene olor.

–¿Cómo se logra un perfume exitoso?

–Si supiera la receta, sería tan fácil... Creo que la sinceridad es el ingrediente principal. La sinceridad y la obstinación para lo bello, lo verdadero y lo bueno. Tener convicciones, estilo, una personalidad, y no temer de no complacer a todos.

–¿Qué importancia tiene el frasco?

–Un rol muy importante. Quisiera crear un frasco que resultara imposible de tirar después de la última gota. Mis frascos cuentan una historia. Llevan mil y un detalles, mil refinamientos...

–¿A qué se dedica actualmente?

–Me dedico a la creación. Que sea de perfumes o de nuevas colaboraciones en el mundo de la moda.

–¿Cuál es el límite en el mundo que usted diseña?

–No me pongo ningún límite personal y podría crear tanto en el terreno de la decoración –que me encanta– como volver a la moda de una manera diferente.

–¿Qué cambios ha visto en la moda en tantos años de carrera?

–Cambios enormes. Sobre todo cambios debidos a la emergencia de grupos de moda internacionales. Han cambiado este universo, que era muy artesanal hace unos 20 años.

–¿Cuál es el equipo básico para vestirse de día? ¿Y para la noche?

–Para el día, dos o tres vestidos, un par de jeans con un buen corte con un jersey de cashemire y ballerinas bien cómodas. Para la noche, un vestido –¡me encantan los vestidos!– bien cortado en un género precioso y acompañado de un montón de joyas de fantasía. Para salir llevo siempre zapatos con tacones muy altos, especiales.

–¿Qué es lo que más le gusta hacer en la vida?

–Crear, soñar, estar con mi familia, viajar, aprender.

ALGO MAS...

UNA COMIDA. "Sería un postre delicado, con poca cantidad de azúcar, hecho con fruta del huerto y una masa casera."

UN LUGAR EN EL MUNDO. "Cualquier parte del mundo, siempre y cuando esté con mi familia. Me encantan los sitios desérticos y misteriosos como Córcega y las playas de las Maldivas."

UNA JOYA. "Mi anillo fetiche en forma de trébol de cuatro hojas que inspiró el frasco de mi fragancia Sí Lolita."

UN DISEÑADOR. Coco Chanel.

UN LIBRO. "Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez."

UN PINTOR. "Tamara de Lempicka."

UN PERFUME. "¡Los míos!"

UN SUEÑO. "Más humanidad."

UNA SALIDA IDEAL. "Con mi familia en Nueva York, en casa de mi hija con mi nieto, mi marido y mis tres hijas, sin olvidar a mi yerno."

CUENTO DE HADAS

El Eau de Toilette de Lolita Lempicka viene a reemplazar a Le Premier Parfum, con una versión que refleja la evolución de sus devotas…, que pasaron del despertar del deseo al placer del pecado, según reza su creadora. La manzana del frasco está mordida, y la fragancia dejó atrás su aroma oriental para volverse más frutal, floral y amaderado, con sabor a flor de regaliz. Entre sus componentes están la cáscara de limón, el néctar de albaricoque, la cereza negra, el lirio, el jazmín sambac, el incienso y la madera de violeta. Clásica y contemporánea, inspirada en los cuentos de hadas de la infancia, pero menos inocente, con esa dualidad tan de Lolita (30, 50 y 80 ml).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?