Suscriptor digital

El más por menos de los abogados

Creció el volumen de negocios, pero no llega al nivel de los 90; además, más trabajo no siempre les reditúa más ganancias
Carlos Manzoni
(0)
4 de septiembre de 2011  

Se revitalizó el volumen de operaciones, pero no se llega al nivel de los 90. Existen más transacciones que en la posdevaluación, pero no redundan en un aumento de la infraestructura. Hay rentabilidad, pero los fees [honorarios] siguen siendo los más magros de la región. A esta realidad se adaptan los abogados de negocios, según la visión de los principales estudios jurídicos del país, que entre luces y sombras confían en que los próximos años serán fructíferos.

Acostumbrados a reconvertirse, vivieron la ola de privatizaciones de la década del 90, con la llegada de capitales europeos; la explosión de litigiosidad y reestructuración de deudas de un crítico comienzo de siglo, y desde 2005 asisten a una tenue recuperación de las M&A [las siglas en inglés de fusiones y adquisiciones], con la llegada de inversiones brasileñas, indias y chinas, principalmente.

Marvall O’Farrell & Mairal; Bruchou, Fernández Madero & Lombardi; Pérez Alati, Grondona, Benítez, Arntsen & Martínez de Hoz (h.); Beccar Varela, y Allende & Brea integran, en ese orden, el top cinco jurídico en la Argentina, según el ranking de la revista Apertura, y toman el pulso de la economía mediante el seguimiento de sus clientes, que son las principales empresas que operan en el país.

"No son los 90, pero desde el último trimestre de 2010 hay una inyección de vitalidad, sobre todo con las grandes compras petroleras que hicieron los chinos", dice Alfredo O’Farrell, socio de Marval O’Farrell. "Ahora volvieron las M&A y el clima de negocios y proyectos", agrega.

Enrique Bruchou, de Estudio Bruchou, coincide en que hay un repunte de grandes negocios, que les vuelve a demandar mucho trabajo. "Este año ya hemos cerrado varias transacciones, tanto M&A como de mercado de capitales", afirma Bruchou. Su socio, Carlos Lombardi, destaca que participaron de la compra del Standard Bank por el Industrial and Comercial Bank of China, el mayor banco del mundo, por US$ 600 millones.

Pero estos atisbos no siempre encarnan una gran inversión en infraestructura, como la que llegaba en época de privatizaciones, sino que muchas veces se trata de compras de empresas ya existentes, que si bien mueven el mercado, no implican nuevas construcciones o ampliación de capacidad instalada. "Una cosa es que los chinos compren firmas petroleras existentes, como hicieron, y otra que inviertan en exploración, algo que aún no se ve", analiza Mariano Grondona, de Pérez Alati. "Daban más ilusión de progreso los negocios de los 90", acota Grondona.

Desde Beccar Varela, Emilio Beccar Varela aconseja ser cauto al dimensionar el aumento de compraventa de empresas. "Hay más trabajo que el año pasado, pero eso no significa que haya un cambio en el clima de negocios", advierte. Su socio, Roberto Fortunati, completa esta visión: "Hay mejoras en los sectores favorecidos por la economía actual, como agro, minería o automotrices, pero hay otros que sufren intervención del Estado o sentencias que ponen en duda su permanencia en el país".

Desde el punto de vista organizativo, Pablo Louge, socio de Allende & Brea, dice que hoy se requiere una mayor especialización. "La nueva práctica, que incluye más cuestiones regulatorias, producto de la mayor injerencia del Estado, y banking y reaseguros, entre otras ramas, obliga a tener especialistas en todas las áreas", refiere. "Además, para lograr rentabilidad tenés que optimizar tu eficiencia", afirma.

La sobreoferta de trabajo y el recorte por parte de los clientes que comenzaron a ver al abogado como un costo y no como una inversión golpearon los fees. "La hora de un socio en el mercado local cuesta en promedio la tercera parte que en Brasil, es decir, unos US$ 200", indica Hugo Bruzone, de Bruchou.

O’Farrell explica que luego de la crisis de 2001 todos quedaron pesificados y se hizo muy difícil trepar desde allí. "Después de la devaluación cayó la demanda, con lo que la gente rifó sus honorarios, y si bien ahora el negocio repuntó, seguimos corriendo desde atrás", lamenta el letrado. "A eso hay que sumarle que somos el mercado más desarrollado de la región y la competencia es enorme", acota.

Privatizaciones, crisis, posdevaluación, repunte..., ¿y ahora qué? La mayoría coincide en que viene una etapa con inversiones en infraestructura porque el país está al borde del colapso en esa materia.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?