Suscriptor digital

¿Quiénes son los economistas K?

Sitio web de AEDA
Sitio web de AEDA
La GraN MaKro y AEDA se definen como asociaciones dedicadas a "conceptualizar y difundir el modelo económico"; quiénes las integran y cómo se financian
Lucrecia Bullrich
(0)
7 de septiembre de 2011  • 09:25

Se autodenominan la "heterodoxia" del kirchnerismo. Integran dos agrupaciones dedicadas al "estudio y difusión" de lo que llaman "el modelo económico". Desde allí, llaman a "contrarrestar el relato hegemónico" y a "construir un nuevo paradigma" a partir de las "bases" instauradas por Néstor Kirchner en mayo de 2003.

Son la Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina ( AEDA ), nacida en 2008, y La GraN MaKro, lanzada por el ministro de Economía, Amado Boudou, en abril pasado.

El máximo responsable de AEDA es Matías Kulfas, economista y director del Banco Nación. Integra el grupo de funcionarios que combina un cargo en el Estado con militancia kirchnerista y que amplía sus dominios en la administración de Cristina Kirchner.

Video

AEDA se reconoce tributaria de corrientes como el post keynesianismo y el estructuralismo latinoamericano, aunque "revisado y criticado", aclaran. Aseguran además que el dinero para solventar sus actividades, como el congreso que organizaron la semana pasada en la UBA, sale de una cuota anual de 150 pesos que cobran a sus 300 socios. Entre sus integrantes destacados está Iván Heyn, presidente de la Corporación Puerto Madero y dirigente de La Cámpora.

Boudou, abrió el congreso y Carlos Tomada estuvo el día del cierre. En ese último debate volvió a quedar expuesto el viejo debate respecto del pasaje del crecimiento al desarrollo, planteado como la mayor asignatura pendiente del kirchnerismo en materia económica.

Pendientes

Kulfas no duda. El segundo gobierno de Cristina Kirchner, que da por descontado, "va a ser el del salto al desarrollo y al pleno empleo". Lo escribió en Página 12 cuatro días después del triunfo arrasador de la Presidenta en las primarias y lo ratificó ante LA NACION.

"El salto del crecimiento al desarrollo no es algo que ocurra de un día para otro. Néstor cumplió con el objetivo de salir del infierno y reestructuró la deuda. Cristina continuó el proceso con la reforma previsional y con la asignación universal por hijo. El siguiente paso es el salto al desarrollo con industrialización, seguir sustituyendo importaciones y apuntando la asistencia financiera al sector productivo", argumentaóconvencido.

A Kulfas, que le digan "economista K", no le molesta. "Soy economista y funcionario de este gobierno. Soy kirchnerista con todas las letras. Es lo que soy", dice orgulloso. Es desde ese lugar que se resiste a ver "fisuras" en el "modelo". Reconoce que hay cuestiones pendientes, pero no les asigna gravedad ni urgencia. Por el contrario, defiende los subsidios, los niveles de inflación y la intervención en el Indec.

"Los subsidios cumplen un rol fundamental para el cuidado del ingreso de los sectores más necesitados y es importante mantenerlos, aunque pueden modificarse haciendo, por ejemplo, que vayan a las personas y no a las empresas. Pero hay que sostenerlos", aseguró.

Tal como suele hacer Cristina Kirchner, Kulfas explica la inflación como la contracara inevitable del aumento del empleo, las "tensiones del crecimiento y la puja distributiva". "Mirada desde ese lugar, la inflación no es mala: es la señal de que la sociedad está creciendo", afirmó.

Con el mismo criterio, le restó importancia a la intervención oficial en el Indec y la diferencia entre los índices de inflación que calcula el organismo y los que elaboran las consultoras privadas. "Las cifras del Indec son válidas, se corresponden con la realidad", dijo.

"Corriente de opinión"

La otra usina de economistas K es La GraN MaKro. Su alma máter es Alejandro Robba, subsecretario de Coordinación Económica del Ministerio de Economía y mano derecha del viceministro de Economía y candidato a diputado nacional Roberto Feletti. Nacida en abril último, tiene a Boudou como uno de sus padrinos.

"Actuamos con el propósito de convertir los pilares y lineamientos del modelo actual en una verdadera corriente de opinión económica que pueda ser comprendida y valorada, tanto por los actores que toman decisiones de consumo e inversión, como por las instituciones académicas que forman a los futuros profesionales que se incorporarán al mercado de trabajo argentino", afirman desde su sitio web.

Casi todos los integrantes de la GraN MaKro son empleados del Ministerio de Economía. Entre sus figuras están la economista y coordinadora de políticas productivas en Economía, Mercedes La Gioiosa, y Santiago Fraschina, también economista de la cartera que dirige Boudou. Otro destacado es Agustín D'Attellis, que trabaja en el área de Programación Económica.

La Gran Makro tuvo su primer congreso "de jóvenes economistas heterodoxos" el mes pasado en Mendoza. Fue en ese ámbito que Felleti aseguró que la crisis internacional no contagiará a la Argentina. También fue en ese espacio que, en línea con AEDA, la Gran Makro planteó que el Indec es creíble y que el consumo no genera inflación, sino que promueve las inversiones.

Boudou en el Congreso de La GraN Makro que se hizo en Mendoza el mes pasado
Boudou en el Congreso de La GraN Makro que se hizo en Mendoza el mes pasado Fuente: Telam

Robba ubica el germen de la Gran Makro en 2008 durante la "crisis del campo". "Empezamos a notar la necesidad de formalizar teóricamente el modelo económico. Era raro que un modelo que lleva 8 años de éxito no tuviera correlato en una corriente de pensamiento y eso tenían que hacerlo los muchachos", describió ante la consulta de LA NACION.

Al igual que Kulfas, Robba tiene explicaciones para los temas más espinosos de la coyuntura económica. Los subsidios son "una parte importantísima del modelo" y aunque "hay que ver si conviene reasignarlos", retirarlos "no es opción", afirmó. El nivel de inflación no le parece preocupante, por lo que apuntó que "mientras haya capacidad productiva ociosa", el aumento del consumo es un indicador positivo que para nada incide en el aumento de precios.

Mientras prepara el próximo congreso de la GraN MaKro, que se realizará el próximo viernes en Paraná, Robba incluso ensayó una explicación llamativa para la fuga de capitales. "Somos un país bimonetario: usamos el peso para hacer transacciones y ahorramos en dólares. Pero como no va a haber impacto devaluatorio por la crisis el peso va a conservar su valor. Cuando todos ahorremos en peso y los inversores vean que la crisis no nos pega, van a volver".

La semana pasada el propio Banco Central detectó en la primera parte del año un incremento del 46,7% en la formación de activos externos del sector privado no financiero local (indicador que sigue el mercado para calcular la salida) que provocó que otros US$ 9800 millones salieran del país.

Con la misma energía, Robba aseguró que las cifras del Indec, intervenido por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno desde 2007 "son confiables y creíbles" y "se ajustan a la realidad".

Sitio web de La GraN MaKro
Sitio web de La GraN MaKro

Sólo se molestó cuando LA NACION le preguntó por los fondos con los que La Gran Makro financia su actividad. "La mayoría de nuestras charlas se hace en el interior y en universidades que nos invitan y hospedan en albergues estudiantiles y cada uno de paga su pasaje. Nosotros armamos los paneles y nos encargamos de la organización. Y lo hacemos todo a pulmón", aseguró.

Y remató: "Me sorprende que en los 90 nadie decía nada sobre cómo hacían para traer a gurúes para hablar de economía. Ahora viajan cinco chicos y se vuelve un escándalo, todo el mundo pregunta por la plata. Acá hay un esfuerzo muy grande de jóvenes que se encuentran ante la posibilidad de abrazar un proyecto que los incluye y que les da ganas de estudiar y discutir".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?