Suscriptor digital

El Metrobús llegará al Sur a fines de 2012

Tras la experiencia de la avenida Juan B. Justo, el gobierno de Macri analiza otros recorridos posibles para interconectar la ciudad
Ángeles Castro
(0)
11 de septiembre de 2011  

El Metrobús, la nueva modalidad de transporte colectivo probado desde hace tres meses en la avenida Juan B. Justo con alta satisfacción de los pasajeros, llegará al sur de la ciudad a fines de 2012.

Tras lograr reducir los tiempos de viaje entre Palermo y Liniers un 40 por ciento por los carriles centrales exclusivos y paradas cada cuatro cuadras (de lo que se informa por separado), el gobierno porteño apostará a la expansión de este sistema en distintos tramos, de modo de poder conformar en el mediano plazo un corredor que permita unir la Capital de punta a punta.

Fuentes oficiales confirmaron a La Nacion que el Metrobús será incorporado dentro de algo más de un año en una "avenida de doble mano" y con "dimensión suficiente" del sur de la ciudad, aún no definida, ya que hay varias en estudio, incluida la autopista Perito Moreno y la avenida homónima.

Entre las arterias de la zona sur con esas características figuran, además de la Perito Moreno, las avenidas Eva Perón, Sáenz, Chiclana, Amancio Alcorta, Caseros y Vélez Sarsfield.

Si finalmente el Metrobús entrara por la avenida Perito Moreno y continuara, por ejemplo, por Amancio Alcorta, permitiría acercarse al distrito gubernamental que Mauricio Macri intenta construir en Barracas, cerca de los hospitales neuropsiquiátricos. Asimismo, en el comienzo, enlazaría con Juan B. Justo.

El tramo que finalmente se inaugure será pensado como un primer paso para luego ser integrado en una red de conexiones que agilice los tiempos de viaje en colectivo, uno de los principales problemas que sufren los usuarios.

El plan de máxima, según pudo saber La Nacion, consiste en unir el norte y el sur de Buenos Aires con un sistema de buses troncales y de gran capacidad, como el que debutó sobre Juan B. Justo.

"Algún día el Metrobús llegará a la 9 de Julio, y a la Avenida del Libertador", definen en las dependencias oficiales en las que se trabaja en el diseño de los recorridos y el análisis de qué líneas de colectivos terminarán integradas en el esquema.

Una posibilidad sería, según algunas fuentes, que desde Avenida del Libertador se alcance la Ciudad Universitaria y, luego, el Parque de los Niños, lindante con el partido de Vicente López. Otras fuentes niegan estas alternativas.

Se trata de un plan de tal envergadura que en el gobierno porteño pretenden lograr el consenso -o por lo menos evitar la desaprobación- del gobierno nacional, que interviene en la regulación de los empresarios transportistas y de los trayectos de los ómnibus. Para no provocar enfrentamientos, el tema se maneja en el mayor de los hermetismos.

Como se recordará, actualmente son los empresarios de las líneas 166 y 34, que brindan el servicio de Metrobús de cabecera a cabecera, los que financian el costo de la incorporación de colectivos articulados a la prestación. En el futuro, no se descarta que el Estado absorba en parte o en todo esta erogación. Cada unidad de este tipo cuesta unos 350.000 dólares.

La Nacion intentó dialogar con el secretario nacional de Transporte, Juan Pablo Schiavi, sobre su criterio de cómo debería ampliarse el Metrobús porteño y sobre si existe en el gobierno nacional algún plan en este sentido para la ciudad de Buenos Aires, pero no obtuvo respuesta.

En varias oportunidades, Schiavi había cuestionado el diseño del Metrobús de Juan B. Justo. "Es un sistema pensado en sí mismo; los sistemas de transporte no se piensan de manera integral", sostuvo.

El gobierno porteño impulsa esta modalidad de transporte porque se trata de un medio eficaz para trasladar gran cantidad de gente en menos tiempo, con la consecuente reducción de emisiones de gases contaminantes. Para transportar 10.000 personas son necesarios 2000 autos o sólo 71 ómnibus articulados.

Además, constituye una opción más accesible que el subte: construir un km de Metrobús cuesta 2.500.000 dólares, contra los 100 millones que requiere un km de subte, y su construcción demanda menos tiempo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?