Desafiando imposibles

Los premios Expedición Atlantis destacan a las tripulaciones argentinas que hacen navegaciones excepcionales por el mundo
(0)
18 de septiembre de 2011  

En julio de 1984, cinco intrépidos argentinos se atrevieron a cruzar el océano Atlántico a bordo de una precaria balsa de troncos. Buscaban confirmar que los africanos hubieran llegado a América 3000 años antes que Cristóbal Colón. La Expedición Atlantis, tal el nombre que recibió, unió las Islas Canarias con Venezuela en 52 días de azarosa travesía sin motor ni timón, sin auspicios comerciales, con una enorme dosis de romanticismo y sano espíritu de aventura.

A partir de esta gesta, los Amigos de la Tradición Náutica Argentina (ATNA) con el apoyo del Centro de Actividades Deportivas, Exploración e Investigación (Cadei) instituyeron los premios Expedición Atlantis, para homenajear a aquellas tripulaciones que a bordo de embarcaciones deportivas de bandera argentina hubieran concretado una navegación excepcional.

Los primeros premiados recibieron el reconocimiento el año pasado en la histórica fragata Sarmiento: Gerónimo Saint Martin, por su navegación en solitario durante diez años, en un H-20, un pequeño velero de seis metros que partió de Buenos Aires para alcanzar el Casquete Polar Artico y retornar luego hasta Ushuaia; Pablo Basombrío, Martín Grondona, Emilio Caira y Matías Larumbe, por su Expedición Chuanisín 2001, que realizó la circunnavegación completa de la Isla de los Estados en kayak; Ernesto Betbeze, Armando Trivero, Juan La Bianca y André Issi, por la travesía desde Cuiabá, estado de Mato Grosso, hasta el Río de la Plata, en el velero Guaraní. Y Marcos Oliva Day, educador y ambientalista, por navegar la Patagonia en kayak durante más de 30 años, incluyendo una expedición al Cabo de Hornos, atravesar la boca oriental del estrecho de Magallanes y haber realizado el primer cruce en kayak del estrecho de Le Maire, en 1988.

En la sede del Comité Olímpico Argentino, este año fueron galardonadas tres destacadas tripulaciones. Aurora Canessa fue distinguida por haber concretado la travesía del Atlántico Norte en solitario a bordo del velero Shipping. Laureado especial fue Hernán Alvarez Forn, arquitecto, periodista náutico y renombrado navegante argentino que, en su famoso Pequod, unió a vela nuestro continente con la Antártida Argentina. Recibió también la distinción el equipo de Damián Vignati, Daniel y Diego Ross, Juan Manuel Verón, Juan Antonio La Bianca, Marino Taffoni y Ariel Pasquini, que unió en kayak el puerto de Rosario (Santa Fe) con Río de Janeiro (Brasil).

En un mundo que parece inclinarse casi siempre por lo material, es loable el hecho de instituir un premio para quienes apuestan a los sueños, desafiando temores que muchas veces sólo están en el corazón del hombre.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?