A los 14 años, se suicidó porque se burlaban de su homosexualidad

Cansado del acoso por Internet, un adolescente estadounidense se quitó la vida, cómo es la realidad en la Argentina
(0)
22 de septiembre de 2011  • 15:43

Un adolescente de 14 años se suicidó cansado de recibir burlas en el colegio y por Internet a causa de su homosexualidad, informó el diario británico The Telegraph.

Se trata de Jamey Rodemeyer, oriundo de Williamsville, quien apareció sin vida en su casa el lunes pasado y se convirtió, según el diario inglés, en el último de una ola de suicidios en los Estados Unidos víctima de abusos escolares ( bullying ) y ridiculizado a causa de su orientación sexual.

En la Argentina, el último caso de bulling que se conoció fue el de Carlos Nicolás Agüero, de 17 años de edad, habitante de la localidad de Chepes, provincia de La Rioja, tomó la drástica decisión la noche del pasado sábado 16 cansado al hostigamiento que sufría a diario por su presunta homosexualidad de parte de compañeros y vecinos y a la negligencia de la institución escolar que le dio la espalda. El cuerpo, colgando de un árbol, fue encontrado por un hermano de la víctima a 500 metros de su casa.

El licenciado en Psicología Alejandro Viedma, especializado en la temática de diversidad sexual, explica que los adolescentes, de por sí en una etapa crítica de sus vidas, transitan en un estado de mucha soledad su orientación sexual. "En general, no pueden hablar de su homosexualidad con los padres y/o docentes y mucho menos le van a decir que recibe cargadas por esto", dice. Así, más bien son los mayores los que deberían estar en alerta ante hijos que se sienten hostigados y cada vez más solos.

Más info en el blog Boquitas pintadas: La homofobia enferma y mata

El joven americano

El joven había participado en mayo de la grabación de un video de la campaña viral "It Gets Better", en la cual se defendía, junto con figuras de diferentes ámbitos, entre ellas el presidente Barak Obama, a jóvenes homosexuales en situaciones difíciles.

Durante sus últimos días, Jamey había dejado mensajes en diferentes redes sociales en las que seguía denunciando maltratos. "La gente me sigue enviando cartas de odio, palabras feas, diciéndome que la gente homosexual va directamente al infierno", confesó el joven en una grabación en Youtube.

En su cuenta de Formspring, en tanto, los mensajes agresivos contra el adolescente se multiplicaban. "Jamey es estúpido, gordo, feo y gay. ¡Debe morir!", consignaba uno de los mensajes. Otro decía: "No me importa si muere. A nadie le importará, así que hazlo, haznos un día feliz a todos", según publicó el diario El Mundo.

"Nadie en mi escuela se preocupa por la prevención del suicidio", era uno de los últimos comentarios escritos por Jamey.

Repudio

Desde las redes sociales, hubo fuertes señales de repudio. La cantante Lady Gaga, de quien Jamey era fanático, señaló en su cuenta en Twitter que se reunirá con Obama para fomentar una ley que proteja a los jóvenes en casos como este. "La intimidación debe ser ilegal. Se trata de un crimen de odio", sustuvo.

"Cuantas vidas tenemos que perder para finalmente detener el acoso, el odio, la intolerancia, el abuso", consignó por su parte Ricky Martin, también conmovido por el suceso.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.