Suscriptor digital

El tren, con problemas, llegó a Uruguay

Ayer por la tarde habían anunciado que no llegaría a destino por cuestiones burocráticas, pero luego se solucionó; pocos pasajeros
Fernando Massa
(0)
24 de septiembre de 2011  

SALTO, Uruguay.- La improvisación en la puesta en marcha del tren quedó, en parte, compensada por la alegría que despertó en la gente ver parar el ferrocarril en estaciones ya deshabitadas, cuya imagen, desde hacía años, era sólo un recuerdo.

Veinte minutos después de lo previsto, el primer servicio del Tren de los Pueblos Libres se puso en marcha en la renovada estación Pilar, frente a las cámaras de TV y un grupo de vecinos de la zona.

La expectativa era grande : el último convoy en cruzar la frontera con Uruguay lo había hecho a mediados de los 80, con un recorrido entre Concordia y Salto que funcionó sólo tres años. Ahora la apuesta era más fuerte: recorrer 813 kilómetros, desde la estación situada al norte de Buenos Aires hasta Paso de los Toros, una ciudad de 18.000 habitantes, en el departamento de Tacuarembó, en el corazón de Uruguay.

Fue un viaje inaugural con idas y venidas, cuyo arribo a Paso de los Toros se creyó frustrado durante la mayor parte del día por problemas burocráticos en Uruguay. Según informó Trenes de Buenos Aires (TBA), empresa que asumió la prestación del servicio, faltaba la firma de un decreto por parte del presidente de Uruguay, José Mujica, para poder prestar el servicio internacional de pasajeros en ese país.

Un trámite cuya demora no se había previsto, y que no ocasionó mayores inconvenientes a los pasajeros, simplemente porque de los cinco que viajaron, dos -Patricia y Sabrina Carrizo- se bajaron en Villaguay, Entre Ríos, donde iban a visitar a familiares.

Los otros tres estaban dispuestos a ir donde los llevara el tren: Fabián Vergara, un colombiano que hace casi un año recorre Sudamérica y sólo le faltaba visitar Uruguay; Julio Opazo, un chileno fanático de los trenes que reside en la Argentina, y Luis Cámera, que esa misma mañana se sumó al viaje (ver aparte).

El recorrido iba a finalizar entonces en Salto, justo después de cruzar la frontera por la represa de Salto Grande. Pero pasadas las 19, después de Concordia, se supo que el inconveniente administrativo se había solucionado. El tren seguía hasta Paso de los Toros. Aplausos de los pasajeros y alivio para quienes habían asumido el compromiso.

La reinauguración de este recorrido había sido anunciada con bombos, platillos y viaje en tren incluido desde Concordia a Salto el 29 de agosto pasado por la presidenta Cristina Kirchner y el presidente uruguayo .

El tren diesel, traído desde Holanda, pero de fabricación alemana, está integrado por una dupla, es decir, dos coches con una capacidad de 140 pasajeros. Sólo para esta ocasión se utilizaron dos duplas.

Si bien en un principio se especuló con que el servicio iba a contar con asientos reclinables, aire acondicionado, televisión digital y bar en el viaje de ayer, en esta ocasión no contó con estas comodidades. Según el vocero de TBA, Gustavo Gago, la empresa había anticipado en su sitio web que estos servicios van a ser ofrecidos sólo en noviembre próximo. Justamente por eso la tarifa de 140 pesos que cuesta el viaje de punta a punta hoy es promocional. "No creo que vaya a superar los 200 pesos", puntualizó Gago, que también fue parte de este primer viaje con pasajeros junto con LA NACION.

Desde ayer, y durante este mes, el servicio saldrá los viernes. En octubre, prevén una frecuencia de tres veces por semana, los días lunes, miércoles y viernes, en tanto que para diciembre la idea es contar ya con un servicio de lunes a sábado.

"Este es el inicio, es algo nuevo. Hay muchas cosas por mejorar, como el trayecto o el tema de la aduana y migraciones. Pero nosotros preferimos ponerlo en marcha cuanto antes porque que movamos el tren hace que se mueva la parte administrativa", explicó el vocero de TBA.

El recorrido atraviesa el cruce a altura por los distintos brazos del Paraná, extensiones de campos, plantaciones de cítricos y los bosques al llegar a Concordia. Escenarios naturales que contrastan con el ingreso a la periferia de Concordia, donde los guardas del tren advirtieron a quienes tomaban imágenes que se cuidaran de los piedrazos.

El otro contraste en esa misma ciudad fue el recibimiento del convoy de una multitud con carteles con la imagen de la Presidenta y el gobernador Uribarri. Lo contrario al resto del viaje, donde en cada estación se acercaban los lugareños para manifestar su alegría por la vuelta del tren. Una imagen que se repitió una vez llegado el tren a la ciudad de Salto. Al cierre de esta edición se especulaba con que el convoy llegara a Paso de los Toros a las 5 de hoy. Un primer viaje que duró más de 20 horas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?