Suscriptor digital

Casella: "Mirtha es lo contrario a Susana o Repetto, que no saben quiénes son sus invitados"

Casella, como siempre habló sin filtros
Casella, como siempre habló sin filtros Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro di Ciocchis
Para el conductor de Bendita, la Chiqui tiene que volver a la tele; defendió medidas del Gobierno pero señaló: "Los peronistas creen que hay que construir poder convenciendo y en algún momento se exceden"
Fernanda Iglesias
(0)
26 de septiembre de 2011  • 09:38

Se despierta poco antes de las cinco de la madrugada para conducir Bien levantado, el programa de radio más escuchado de la primera mañana. Y, dice, se duerme recién a la medianoche, después de Bendita, donde pone su excéntrica imagen al servicio del archivo televisivo y su cotillón diario. Jura Bautista "Beto" Casella que no duerme siesta, que no puede, que apenas se recuesta y cierra los ojos un ratito porque su cabeza está repleta de responsabilidades.

"Me siento manejando un colectivo que va a 200 por hora y no lo puedo parar, no me puedo ni detener a mirar el paisaje."

- ¿Ni siquiera paraste hace tres años, cuando tuviste un infarto?

- Hice algunos cambios en mis hábitos, pero más no puedo hacer. Ahora, si me vuelve a pasar, largo todo y me voy a vivir a Sierra de los Padres.

- ¿No te arrepentís cada mañana de hacer un programa tan temprano?

- No. La gente en la calle me devuelve tanta energía… es terrible. Me agradecen mucho el humor. Es lo que más me dicen.

Video

- ¿De qué lado estás en esta guerra virtual entre el Gobierno y los medios?

- Yo compadezco al periodismo militante no por convicción sino porque no le queda otra. A mí me contratan porque rindo. Entonces, si me levanté de mal humor contra el Gobierno lo digo y si hay cosas que me gustan, también las digo. Cuando tenés 25 puntos de share en la radio, te empiezan a respetar. Yo me considero un librepensador impune. Tengo días y soy bastante influenciable. De todas formas, tengo mi propio termómetro. Y yo veo que las cosas están mucho mejor que antes. Hay muchos pibes que tuvieron su primer trabajo, su primer celular, muchas mujeres solteras que con la asignación universal tienen una vida más digna, jubilados que no habían hecho todos sus aportes pero se pudieron acomodar en el sistema... Han pasado muchas cosas buenas que los necios no pueden ver, porque ven sólo la parte prepotente del Gobierno. Pero vos no llevás de las narices al 50 por ciento de la gente sólo con planes sociales.

- ¿Y qué hacemos con la parte prepotente?

- Bueno, los peronistas tienen la convicción de que hay que construir poder convenciendo, entonces en algún momento se exceden. Ellos están enojados con Clarín y LA NACION, sienten que tienen razón y piensan que lo pueden decir en cualquier momento. Aunque les vaya fantástico, como ahora. Por lo tanto esto no va a cambiar ni aunque saquen el 60 por ciento.

- ¿Vos decís todo lo que pensás, siempre?

- No, no. Labures donde labures, vas a tener un ancho de libertad en el que te vas a poder mover. Yo hoy me muevo en un ancho importante, pero no siempre fue así, aunque tuve bastante suerte. Pero igual mi opinión no es demasiado importante, lo digo sin falsa modestia. Hay comunicadores del establishment y otros que somos del pueblo. Mi programa de FM mide más que todos los de AM y FM. Nunca antes un programa de FM en ese horario le había ganado a uno de AM. Pero sé que los políticos escuchan a Longobardi porque marca agenda.

Sobre las divas

Video

- Pero con respecto a lo que pensás de las figuras del espectáculo te tienen en cuenta. Casi nadie dice lo que realmente opina.

- Bueno, no entiendo por qué no se puede decir que Susana está casi retirada, que Repetto está mal de imagen, que Tinelli me aburre. Les tengo mucho aprecio a todos pero, ¿qué problema puede haber en decirlo?

-¿Por qué pensás que Susana está retirada?

- Porque está con la cabeza en otra cosa. Yo creo que está pensando en que se está quedando sola… Nadie merece terminar todas sus noches jugando al solitario en la notebook.

- ¿Ningún hombre se banca estar con una mujer tan famosa?

- Es probable. Pero tampoco ella probó con ninguno. Los cachivaches que le conocimos a Susana ya arrancaban mal antes de empezar. Es cierto que un tipo entero es difícil que se banque no ser prioridad para la mujer. Ahora, los medios tipos que le conocimos, sí. Fijate que la mayoría de las divas se quedan solas. A Mirtha no le pasó porque enviudó…

- Chiche Gelblung dice que tenía un matrimonio que no existía.

- ¿Qué significa "un matrimonio que no existe", que deja de tener sexo? La mayoría de los matrimonios funciona así. Después de los 20 años de casados, hay una puesta en escena. No sé cómo era la pareja de Mirtha, pero por lo menos había un señor ahí y una familia.

Crédito: Alejandro di Ciocchis

- ¿Creés que tiene que volver a hacer los almuerzos?

Sí, Mirtha me parece un portento de sensatez, de información, de energía.. Me parece un desperdicio que no esté en la tele. Ella es todo lo contrario a Susana o Repetto, que no saben quiénes son sus invitados. A Mirtha le sientan en la punta de la mesa a un concejal del Pro y le pregunta porqué impulsó tal ley… Sabe todo, lee todo, está informadísima, tiene una memoria impresionante. Mirtha está vigente, debería estar trabajando. No entendí por qué salió del aire.

- El año pasado tuvo muchos problemas con actores que le hicieron boicots por diferencias ideológicas.

- Una estupidez. Eso sí es autoritarismo. Me parece un síntoma de totalitarismo barato. Mirtha es esencialmente gorila, odia al peronismo y detesta profundamente a los K. Creo que no lo oculta, pero es un lugar de opinión. La persona que dice "yo no voy a lo de Mirtha porque me va a atacar y la voy a pasar mal"... ¡Viejo, si vos no podés enfrentar a Mirtha Legrand, retirate! Eso me parece una mariconada. Pero creo que el problema de Mirtha fue con Jorge Rial, hubo una pelea ahí…

- ¿Sos amigo de Rial?

- No, tampoco soy su enemigo. Una vez me criticó la ropa y yo le recordé una novia que habíamos compartido. Pero ni él se quiere pelear conmigo ni yo me quiero pelear con él. Porque te enfrentás con Rial y te tira con Massera, no te tira con una pavadita del año pasado. Y yo puesto a pelear me desconozco. Tuve una pelea histórica con Pergolini, a mi pesar porque yo quisiera no pelearme con nadie.

- ¿Por qué fue el enfrentamiento con Pergolini?

- La pelea viene de la época en que yo trabajaba en la revista Gente y él paveaba con sus compañeros de radio y nos cargaban a los que firmábamos las notas. Un día lo llamé por teléfono y durante un tiempo paró. Después siguió. Entonces cuando yo puse un pie en la tele se la empecé a devolver y comenzó un ida y vuelta. Y evidentemente él no se la bancó porque me demandó.

- Le dijiste "pelotudo", ¿por qué?

- Porque en este contexto de idas y vueltas él dijo: "Yo le contesto a los que hacen más de cinco puntos". Eso me pareció de pelotudo. Alguien que toda su vida vivió de la lengua, el día que uno se le para y lo critica, no puede ir a buscar a la directora de la escuela. El compró su personaje de fiscal del mundo del periodismo y del espectáculo pero no quiso que se metan con él. Bueno, los jueces han dicho: "no esta mal que le hayan dicho pelotudo."

Video

- ¿Hay alguien con quien no trabajarías nunca?

- Supongo que me costaría mucho trabajar con alguien como Sofovich, a pesar de que reconozco que es un tipo le ha dado laburo a medio mundo. Pero sé que es bravo con la gente que con la que trabaja y a veces es desagradable en el trato con los demás. A Camilo García lo ninguneó absolutamente, por ejemplo. A mí se me complicaría estar en una mesa donde él es el capanga y los demás tenemos que hacer de partenaires.

- ¿Volverías a ser panelista?

- Sí, totalmente. Volvería a relajarme, pero tendría menos canjes…

- ¿Quién te asesora para vestirte?

- Nadie. Yo me compro un jean, por ejemplo, y le hago una costura blanca. O a un saco le pongo hombreras de cuero. Me doy maña, yo podría haber diseñado ropa. Me embarqué un poquito una vez, pero me dí cuenta de que no tenía tiempo. Despunto el vicio con lo mío, tengo en mi camarín unas cosas de locos.

- ¿Cuánto hace que estás casado?

Veintitrés años.

- O sea que tu matrimonio ya no existe, según lo que dijiste antes.

Se hace duro, pero nosotros nos llevamos muy bien. Extrañamente bien, por como soy yo. Mucha gente que no conoce mi vida personal cree que soy gay, o fiestero o separado veinte veces… Y no. Al contrario. Si corro mucho yendo y viniendo es porque quiero estar mucho en mi casa, con mis dos hijos que tienen 21 y 17. Siento la proximidad del nido vacío y los quiero aprovechar. Franco, el menor, toca el piano y Juampi trabaja con su mamá y estudia Traductorado de inglés.

- ¿Qué hace tu mujer?

Tiene un negocio de ropa y carteras, Tropea. Le va muy bien, yo podría dejar de laburar si quisiera. En marzo cumplí 51 y más o menos los objetivos los cumplí, el cambio de década te pega según las cosas que pudiste hacer con tu propia vida.

- ¿Dejarías todo?

- Y… no me veo como Chiche, a los 67 años tocándole el culo a una vedetonga en un canal de cable… Si me aguantan, seguiré dos o tres años más en la tele. Pero no en este formato. Inventamos otra cosa o nos vamos todos. En radio sí me veo unos añitos más. Quizás en un lugar tranquilo y saliendo en Buenos Aires por una repetidora… Me voy a escapar del Obelisco. No quiero estar dentro de diez años manejando por Juan B. Justo.

La banda "bien levantada". La bien levantada surgió de una charla informal con sus compañeros de radio, Gastón Recondo y Alakrán. "Todos los varones quisimos ser estrellas de rock alguna vez –dice Casella-. Nosotros aprovechamos cierta notoriedad y que todos tenemos algún yeite y un poquito de oído para la música. Agregamos tres músicos de verdad para compensar y una cantante, Nadia Robledo, surgida de Operación Truinfo." La banda de Beto debutó hace un mes en Pinar de Rocha. "Explotó", asegura él. "Y ahora nos llaman de todos lados, una locura, parecemos los Rolling Stones. Hacemos covers y otras canciones que componemos nosotros. Yo me dedicaría exclusivamente a la música porque te garantiza la longevidad y el talle 42. Los rockeros tienen el mismo talle, todo el pelo… Me dicen que es la droga, pero no creo, salvo que tengan una droga yo no conozco. Me parece que es porque hacen lo que les gusta y son felices. Por eso no me disgustaría dedicarme sólo a la música. Y la banda no es mala…"

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?