Un grupo brasileño es el nuevo dueño de Avex y Dánica

BRF invertirá $ 630 millones en la compra de ambas firmas y la ampliación de sus plantas
Alfredo Sainz
(0)
4 de octubre de 2011  

Tres meses después de haber obtenido la aprobación en su país para fusionar sus operaciones, las brasileñas Perdigao y Sadia concretaron su primera gran inversión en el mercado argentino. La flamante compañía Brasil Foods (BRF), surgida de la unión de las dos alimentarias, cerró las compras de las firmas locales Dánica y Avex, y anunció la fusión de sus negocios con Sadia Argentina.

Para estas operaciones, BRF sumó como socio al empresario argentino Carlos Miguens, ex accionista de la cervecera Quilmes, que a su vez había sido adquirida por otra compañía brasileña.

La operación contempla que los brasileños controlen el 66,6% de la nueva sociedad llamada BRF Argentina, que a su vez reunirá los activos y las marcas de Dánica, Avex y Sadia, mientras que el restante 33,3% estará en manos de Miguens. Sólo las ventas de Dánica y Avex sumaron más de US$ 180 millones en el último año.

La inversión de BRF y Miguens en las compras y en un plan para incrementar la capacidad de producción de Avex y Dánica llegará a los $ 630 millones.

"Creemos que la demanda global de alimentos seguirá creciendo y que América latina tiene ventajas competitivas cruciales para abastecerla. Igualmente, con estas compras no apuntamos sólo a convertir a la Argentina en la plataforma para exportar alimentos, sino también a abastecer el mercado interno", explicó Wilson Netto, vicepresidente de Asuntos Corporativos de BRF Argentina.

En junio pasado, las autoridades del Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil dieron el visto bueno para el nacimiento de BRF, que se convirtió así en la mayor empresa del mundo en alimentos procesados de pollo. La nueva firma, con sede en la ciudad de Itajaí, estado de Santa Catarina, además será la líder en alimentos procesados en el mercado brasileño, con más de 120.000 empleados y ventas anuales por casi US$ 15.000 millones.

Avanzada brasileña

Las compras de las alimenticias se suman a otras operaciones protagonizadas por capitales brasileños en el mercado argentino. La lista incluye desde frigoríficos –donde los brasileños empezaron a pisar fuerte con la compra de Swift y Quickfood– hasta bancos (la última gran adquisición fue la que concretó el Banco do Brasil, cuando tomó el control del Banco Patagonia), pasando por calzado –donde operan firmas como Dass y Penalty, que son líderes en su país–, autopartes, como en el caso de Baterías Moura, que decidió instalarse con una planta propia en Pilar para evitar las restricciones que sufrían sus importaciones, y laboratorios, con la compra del fabricante local de medicamentos genéricos IMA por parte del grupo brasileño Cristália.

Detrás de esta ola de inversiones brasileñas, se encuentra no sólo el crecimiento que tuvo la mayor economía del Mercosur, sino también la revaluación de su moneda.

Por más que en las últimas semanas se produjo una importante devaluación del real frente al dólar –ayer cerró en 1,89 reales–, la moneda brasileña continúa exhibiendo una paridad mucho más alta que otras divisas de la región, como el peso argentino.

  • 66,6%

    Participación


    Es el porcentaje de la nueva empresa que estará en manos del grupo brasileño BRF. El resto pertenece al empresario Carlos Miguens.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?