Cinco cosas que tenés que saber de los Pitufos

Qué significa su nombre o por qué hay sólo una chica son algunas de las incógnitas que surgen de los mágicos suspiritos azules
(0)
11 de octubre de 2011  • 08:00

Los suspiritos azules, como los llama su archienemigo Gargamel, son bastante transparentes en su forma de ser ya que sus propios nombres hablan un poco de cómo es su personalidad: Pitufo Gruñón, Tontín, Chistoso... Pero hay algunas incógnitas alrededor de estos pequeños seres que en los 80 hicieron furor y hoy vuelven al ruedo en la pantalla grande. Mirá las cinco cosas que tenés que saber de los Pitufos:

1- ¿Qué significa su nombre?

Todo empezó cuando el creador de los cómics, Peyo (Pierre Culliford), fue a almorzar con un compañero dibujante de historietas, el artista belga André Franquin. En medio de la charla, Peyo quiso salar su comida. Pero fue víctima de una gran laguna y no le salía la palabra sal. Entonces, como quien dice pasa el coso, le pidió a su amigo que le pase el "schtroumpf". Franquin respondió: "Aquí está la schtroumpf -. Cuando hayas terminado de schtroumpfar tu plato, puedes schtroumpfla de nuevo". El resto de la comida, los dos bromearon con la palabra "schtroumpf". Así, al principio de la tira en papel, los Pitufos (en inglés Smurfs) era los schtroumpf.





2- De los schtroumpf a los Smurfs o Pitufos

En Bélgica la lengua materna es el francés, y la primera lengua a la que la historieta fue traducida, fue el holandés. Pero Schtroumpfs no sonaba muy bien en ese idioma así que fue cambiado a Smurfen.

Cuando el cómic se tradujo al inglés, la palabra "Smurfs" sonaba mejor y así se terminó de bautizar a los pequeñitos azules.





3- De un papel secundario al protagonismo

Los pitufos aparecieron en las tiras de Peyo, primero como personajes secundarios de la tira Johan y Pirluit, dos amigos que vivían aventuras en el mundo medieval. En 1958, Peyo empezó una nueva serie de la tira, en la que los personajes buscaban una flauta mágica. En un momento de la historia, los personajes conocen a los Pitufos, seres pequeños con la piel azul y rasgos parecidos a los humanos. Estos pequeños personajes fueron un éxito rotundo, por lo que Peyo les escribió su propia tira que apareció por primera vez en 1959. A pesar de que los azulinos seguían interactuando con Johan y Pirluit, la secuela se basó principalmente en sus propias historias.



4- ¿Por qué sólo hay una Pitufina?



Lo cierto es que técnicamente hay dos niñas, Pitufina y Sassette. Esta última apareció por primera vez en la quinta temporada de la historieta. Pero en realidad no hay mujeres pitufo. Pitufina fue creada por Gargamel como parte de un malvado plan para causar celos entre los pitufos. En cambio, Sassette fue creada por los pitufos que utilizaron la misma magia que le robaron a Gargamel.

Sassette había sido creada para ser la amiga de Pitufina, pero no se llevaban bien porque Sassette era medio "varonera".

Si bien los dos personajes femeninos estaban hechos de arcilla y hechizos mágicos, en la temporada 8 aparece otra mujer, Nanny Pitufo, sin ninguna historia que explique de dónde vienen y qué historia precede su aparición en la tira. La Niñera Pitufo era algo así como la chica de Papá Pitufo, que había desaparecido 500 años antes en una casa encantada y él la rescató.

Nany Pitufo sólo duró una temporada y apareció en un episodio de la temporada 9, antes de desaparecer para siempre de nuevo.

El hijo de Peyo, que es el escritor actual de los cómics, ha prometido que irán apareciendo más chicas azules en los próximos años.



5- ¿Qué significan los gorros de los Pitufos?

Lo que los Pitufos usan en su cabeza no son nada más ni nada menos que gorros frigios o sombreros libertarios. En tiempos de los romanos, los esclavos que habían obtenido su libertad usaban estos sombreros, tiempo después -durante la revolución francesa- se empezaron a usar como manera de rebelarse contra la opresión. Así, los pitufitos además de divertir y representar a gran parte de la niñez de los 80, también son algo así como un símbolo de la libertad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?