Buenos Aires y la pelea voto a voto por el Senado

Crédito: Ilustración: Sebastián Domenech
Chiche Duhalde, "Pepe" Scioli y Jaime Linares disputan la banca por la minoría
Lucrecia Bullrich
(0)
19 de octubre de 2011  • 00:37

En el mar de victorias kirchneristas que se dan por descontadas, hay disputas del domingo próximo que todavía generan expectativa. Es el caso de la pelea de la banca que ocupará el senador por la minoría de la provincia de Buenos Aires.

Además de Buenos Aires, el domingo elegirán senadores otras siete provincias: Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, San Juan, San Luis y Santa Cruz. Se renovará así un tercio de la Cámara alta. Confiado en el resultado de las primarias y en las encuestas, que auguran victorias oficialistas en siete de esos ocho distritos, el kirchnerismo se prepara para consolidar su hegemonía en el Senado.

Si se tienen en cuenta los resultados de las primarias, cuando caiga la noche del domingo, el recuento de votos a senador por la provincia de Buenos Aires promete ser electrizante. El 14 de agosto el Frente para la Victoria, con Aníbal Fernández y María Laura Leguizamón como candidatos, arrasó con el 53,79 por ciento de los votos.

Pelotón

Tal como ocurrió con los candidatos a presidente, el resto de postulantes con chances quedó en un apretado pelotón separado por sólo 6 puntos. Segunda se ubicó Hilda "Chiche" Duhalde (Frente Popular), con 13,26%, seguida por José "Pepe" Scioli (Unión por el Desarrollo Social), con 11,81%. Cuarto quedó Jaime Linares (Frente Amplio Progresista), que cosechó el 7,25 por ciento de los votos.

Si se repiten los resultados de agosto, de esa terna saldrá el tercer senador por la provincia de Buenos Aires. La cuadrilla de competidores se completa con Alberto Asseff, de Compromiso Federal (6,02%); Mario Llambías, de la Coalición Cívica (3,27%), y Néstor Pitrola, del Frente de Izquierda (2,73%).

En la pelea, que se avizora tan apretada como la de agosto, pesan varios factores. El principal, insoslayable para los tres candidatos mejor ubicados, es el del corte de boleta.

Linares, el candidato del frente de Hermes Binner podría beneficiarse del crecimiento que todas las encuestas le auguran al gobernador de Santa Fe y que lo dejaría segundo, por encima de Ricardo Alfonsín y de Eduardo Duhalde. Esto, siempre que los votantes de FAP no corten boleta y elijan a otro candidato a senador. "Binner ha crecido mucho desde las primarias y, tanto Pepe Scioli como Chiche Duhalde han caído. No creo que haya mucho corte de boleta para cargos legislativos", apuntó el hombre de GEN a LA NACION.

Enérgico, Linares buscó diferenciarse de sus rivales con duras críticas al pasado de cada uno de ellos. "Los dos representan más o menos lo mismo. Pepe Scioli fue durante dos años la primera espada de su hermano en la provincia y jamás reclamó la coparticipación que le corresponde al distrito. Entre 1995 y 1997, Chiche Duhalde dejó que más del 30 por ciento del impuesto a las Ganancias saliera de la masa coparticipable con destinos que perjudicaron a la provincia", lanzó.

Con el mismo ímpetu rechazó las críticas a Binner por su apoyo a una eventual reforma constitucional. "En la Argentina y en otros países de la región, los poderes ejecutivos han ido tomando atribuciones de los poderes legislativos atentando contra la división de poderes. El debate es necesario y no supone promover la reelección ilimitada de la Presidenta", afirmó.

"Entro seguro"

Chiche Duhalde no duda de que la banca por la minoría será suya y destacó su experiencia en el Senado como diferencial ante sus competidores. "Estoy convencida de que entro. En la provincia me conocen muy bien y saben que he trabajado mucho", aseguró a LA NACION.

La sola mención de las encuestas le molesta. "No puedo confiar en las encuestas porque quienes las hacen están cooptados por el Gobierno. No tengo encuestas propias. Me manejo con la sensación de lo que pasa con la gente", disparó.

En la misma línea, desconoció el crecimiento que la mayoría de los pronósticos muestran respecto de Binner. "Binner es absolutamente funcional al Gobierno, su partido siempre ha votado con el kirchnerismo", descargó. También arremetió contra Alberto Rodríguez Saá, recientemente aliado con Francisco de Narváez. "Está cooptado por el Gobierno", dijo.

"Unica alternativa"

Pepe Scioli apuesta a beneficiarse, justamente, del acuerdo entre el puntano y su jefe político. "Las encuestas que manejamos indican que entre el 15 y el 20 por ciento no va a repetir el voto del 14 [de agosto], que va a haber un corrimiento. Frente a eso, Francisco y nosotros aparecemos como la única alternativa real", indicó a este medio.

Enseguida, buscó diferenciarse de Linares: "Que el Frente Amplio diga que no promueve una reforma constitucional cuando el tema figura en su plataforma no es serio. Nosotros somos los únicos que nos hemos pronunciado claramente en contra", lanzó.

Scioli, que maneja encuestas según las cuales el domingo lograría alrededor de 20 puntos, confía en que también le juegue a favor la reducción de la oferta electoral que resultó de las primarias. "No va a haber tanta dispersión. El haber depurado el cuarto oscuro va a dar más claridad al momento de votar y eso nos beneficia", concluyó.

La batalla está planteada. Las urnas darán el veredicto. El recuento promete ser voto a voto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?