El mail de Julio Grondona a Carlos Avila

Diego Sehinkman
Diego Sehinkman PARA LA NACION
(0)
20 de octubre de 2011  • 01:11

Aclaración: el siguiente mail fue imaginado por el autor de la nota. Es manifiestamente falso y basado en hechos manifiestamente ciertos.

Negrito:

Quien sabe habrás escuchado que hace cosa de un mes estuve internado en el Mitre para hacerme una colonoscopía. Te cuento algo y ponete contento. La cámara que me metiste vos me dolió más. ¿Y sabés por qué? Porque entró más profundo y mostró mi alma.

Esperate. No digo que lo del Mitre no haya sido bravo. Fijate la vergüenza que habré pasado, que por la confusión de la anestesia, cuando abrí los ojos le dije al doctor: "Siento que hoy me cuidaste más, Fantino".

¿Vos sabés que ahora sí empiezo a creer que es verdad que nuestro fútbol está en decadencia? Si no, no se entiende que el fundador de Torneos y Competencias, el que se jacta de haber inflado en serio la pelota, el que en los 90 era un jeque árabe que hacía demorar el comienzo de un Boca-River porque "recién estoy aterrizando en Aeroparque, aguanten 10 minutos que llego", termine él mismo escondiendo una cámara debajo de un escalope a la marsala.

Negrito: vos sabés que nos conocemos de años y que la mía es memoria de elefante. ¿Te acordás de aquel 23 de abril del 91, cuando entraste a la AFA con ese primer portafolio y una seña de 200 mil dólares? Me acuerdo que tenías la misma carita de circunstancia que los valijeros que entran al Multicine de Lavalle. Y claro: la plata, en cantidades pornográficas, recién estaba llegando al fútbol.

¿Vos sabés que ahora sí empiezo a creer que es verdad que nuestro fútbol está en decadencia? Si no, no se entiende que el fundador de Torneos y Competencias, termine él mismo escondiendo una cámara debajo de un escalope a la marsala

Por eso te pregunto con todo respeto: ¿Cómo hiciste para ir quedándote afuera del negocio? ¿No veías que iba cambiando de manos? ¿Cómo es que yo con 80 años corrí el tren y me subí, y vos con varios menos te quedaste sin aire en el andén? Voy a decirte algo que quien sabe sea un poco duro. ¿Sabés qué sensación tengo? Que vos me hiciste la cámara, porque en el telebeam de la vida, confirmaste algo que te dolió: Que yo siempre estuve adelantado... con respecto a vos.

Lógicamente que yo no tengo la culpa si ahora estás sufriendo, como dice el tango, "el dolor de ya no ser". Las malas decisiones las tomaste solito. Te fuiste de Torneos peleado a muerte con tu socio, que en paz descanse, Luis Noffal. Después te compraste el canal América, pero quién sabe si de aburrido o qué, se lo vendiste a este muchacho Vila. Resulta que primero el mendocino era la peor persona porque te debía plata. Pero de buenas a primeras, arreglaste los números y ya no hubo nadie como él para hablar de vinos ni como tu hijo Juan Cruz (el negrito chico) para darle cuerda a su sueño de presidir la AFA, esmerilándome todas las noches desde el programa de Fantino. Tampoco tengo la culpa si quisiste postularte a la presidencia de River y tuviste que retirar tu candidatura. ¿Puedo preguntarte algo, con todo respeto? ¿No será que inconscientemente encaraste como nuevo emprendimiento "The Golf Channel" porque entendiste que la pelota, para vos, se iba achicando? Ojo, no está mal: si cambiás hoyo por placa de mármol, ya tenés tu jardín de paz.

Otra cosa. Decile a tu amigo Vila que la FIFA no permite que la justicia ordinaria de los países se entrometa en los asuntos del fútbol. Que la termine con los amparos. Y recordale que mientras hacía su votación sin validez legal en la planta baja, en la Asamblea del tercer piso yo ganaba por paliza: 46 votos a cero. Creo que es para estar orgulloso, ¿no?. Logré que el nivel de sumisión de los clubes hacia la AFA sea mayor que el de las provincias hacia el Gobierno Central. Así que no se hagan ilusiones: ¿Cómo va a soltarme la mano el gobierno, si el mío, en definitiva, es "el modelo", pero perfeccionado?

Decile a tu amigo Vila que la FIFA no permite que la justicia ordinaria de los países se entrometa en los asuntos del fútbol. Que la termine con los amparos
Muchos dirán que no tengo derecho a hablar porque con el Fútbol para Todos que cuesta 600 millones, el pueblo paga con sus impuestos un espectáculo caro para lo pobre que es. Me dirán también que con esa plata del Estado, igual los equipos de primera superaron la barrera de los mil millones de deuda. Que River está en la B y allanado por una denuncia de administración fraudulenta. Que salvo excepciones, ningún club local tiene figuras o si las tiene, son figuras de hace 10 años. Que la Selección no gana nada porque para elegir al técnico, yo privilegio docilidad sobre capacidad. Ya sé: dirán que el que se tiene que hacer la colonoscopía es el fútbol argentino. Algo pasa que le dan de comer y no engorda.

Esperate que no terminé.

Dirán también que en cada metro cuadrado de pasto de cancha argentina crece un jugador, y que ni alcanza a crecer al metro cincuenta, ya pasa la cosechadora, lo corta y se lo lleva a Europa. Y me preguntarás por qué acá no interviene Guillermo Moreno: Antes de darles permiso de exportación a los clubes, ¿por qué no nos garantizamos el abastecimiento interno de futbolistas de calidad? Si Cristina dice que frenando la exportación de trigo se regula el pan... ¿por qué no regulan el circo?

Todo muy lindo, Negrito. Tendrás razón. O no. Pero a ver si te queda claro lo que te digo: Ni vos, ni el negrito chico ni tu amigo Vila me van a arrancar del sillón de Viamonte 1366.

Creeme que los tornillos que se hacían en el año 79 aguantan, no son como los de ahora.

Te lo dice un humilde ferretero de Sarandi.

Atte.

JHG

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.