Suscriptor digital

Scioli arrasó, pero nadie habla de 2015

El gobernador bonaerense, que obtenía la reelección con un 56% de los votos, elogió a los Kirchner y fue conciliador con Mariotto
Pablo Morosi
(0)
24 de octubre de 2011  

LA PLATA.– Con la puntillosidad cronometrada que acostumbra, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, subió al escenario y dio las gracias a lo grande: "Agradezco el gran respaldo en esta gran jornada al gran proyecto nacional que comenzó ese gran presidente, Néstor Kirchner, y que hoy lleva adelante magistralmente la Presidenta".

Sólo después agradeció el voto de la gente que, con un 56 por ciento de los sufragios, lo habilitó para un nuevo mandato al frente de la provincia más grande y compleja del país.

Al anunciar el abultado triunfo electoral, Scioli no ocultó la importancia del apoyo nacional para su gestión y machacó con su inserción en el modelo instaurado en 2003. Su gestó llegó incluso a dejar que su compañero de fórmula, Gabriel Mariotto, cerrara el acto, invirtiendo la fórmula tradicional que deja al dirigente más relevante la última palabra.

El mandatario provincial consideró que a partir de la impronta de las "políticas nacionales" se permitió "que una provincia como la nuestra se desarrolle" y asumió una "gran satisfacción por trabajar" en forma articulada "entre Nación, provincia y municipios". Y agregó: "Lo que viene puede ser mejor si perseveramos en este camino".

"Cada vez somos más los que nos damos cuenta de que éste es el camino y el proyecto donde están las grandes realizaciones, las conquistas sociales y productivas que nos van a llevar a una Argentina cada vez más desarrollada", dijo.

En un clima de mayor calma que el del festejo de la victoria en las primarias –anoche hubo menos cotillón, menos calentitos y tampoco actuó una banda en vivo como aquella vez–, el gobernador consiguió la ovación de la noche al besar en la boca a su mujer, Karina Rabollini. Sin referencia alguna a la oposición, Scioli dejó un compromiso: "Voy a romperme el alma para hacer las cosas bien y a completar todo lo que falta para colmar las expectativas de todos".

En los corrillos de la residencia del gobernador, detrás de las luces de las cámaras, los funcionarios intercambiaban frenéticamente datos de los resultados en los distintos municipios y se hablaba de la nueva conformación de la Legislatura y del futuro gabinete provincial. Sólo en la privacidad de algunos de los salones más reservados alguien se animó a mencionar el sitio en el que estos comicios dejaron a Scioli de cara a 2015.

En el coqueto escenario del salón francés, donde los funcionarios esperaron los resultados de los comicios, hubo una presencia variopinta: Mario "Pacho" O’Donnell, Nacha Guevara o Alberto Samid, luciendo una bufanda naranja, fueron algunos.

Antes de dejar que Mariotto cerrara el acto, Scioli homenajeó a su convaleciente vicegobernador, Alberto Balestrini, y agradeció el apoyo de los intendentes.

El vicegobernador electo dedicó su alocución a Néstor Kirchner, al que calificó de "patriota" e incluso lo llamó "el Perón de este tiempo". Sólo aludió al gobernador sin nombrarlo. No obstante, tanto Scioli como Mariotto intentaron contrarrestar las versiones sobre eventuales diferencias entre ambos.

"Ha caminado cada rincón de la provincia llevando el mensaje de nuestra propuesta y defendiendo la gestión", dijo Scioli. Y añadió: "Se ha hablado mucho, pero acá nos ven como dos personas responsables con una gran pasión. Con Mariotto vamos a meter muchos goles en la provincia".

A su turno, Mariotto devolvió la gentileza: rechazó las "operaciones mediáticas" y llamó a Scioli "compañero y amigo".

MARTÍN SABBATELLA, EN EL QUINTO LUGAR

Al cierre de esta edición, el candidato a gobernador bonaerense de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, se ubicaba en quinto lugar con el 4,7 por ciento de los votos (gracias a sus 40.585 sufragios). En las elecciones primarias de agosto pasado había participado con una lista de adhesión a la candidatura de la Presidenta, con la que consiguió el 5,74 por ciento de los votos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?