Suscriptor digital

Aborto: debate sin aval presidencial

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
La Comisión de Legislación Penal analizará siete propuestas; una promueve que la mujer pueda decidir la interrupción de su embarazo
(0)
1 de noviembre de 2011  

El Congreso empezará a discutir esta tarde uno de los temas más polémicos de la agenda parlamentaria: el aborto. En la calle, frente a la Cámara de Diputados, habrá manifestaciones antagónicas, convocadas por movimientos defensores del concepto de que hay vida desde la concepción, unos, y por quienes postulan que se debe garantizar a las mujeres el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Pero los legisladores no contarán en el debate de hoy, en la Comisión de Legislación Penal, con la guía presidencial que en los últimos años señaló una dirección clara en las discusiones de cada ley. Cristina Kirchner se pronunció en contra de la interrupción voluntaria de embarazos en 2007. Luego guardó silencio, aunque dio signos claros de su postura, como cuando el ministro de Salud, Juan Manzur, fue forzado a dar marcha atrás con su guía de orientación sobre abortos no punibles.

En cualquier otro debate la señal presidencial hubiese bastado para disciplinar a la mayoría oficialista. Pero el debate sobre la legalización del aborto cruzó con fuerza todos los bloques, que dejaron librados al criterio personal el apoyo o no a la propuesta, que lleva la firma de unos 50 legisladores, muchos de los cuales integran el Frente para la Victoria (FpV) o son aliados cercanos al oficialismo en las votaciones.

En ese contexto comienza el debate en la Comisión de Legislación Penal, cuyos 31 miembros esperan alcanzar el quórum para iniciar la discusión. Tanto aquellos que avalan esta reforma como quienes se oponen dudaban anoche si finalmente saldrá un dictamen o si concluirá la jornada con una serie de exposiciones testimoniales. El oficialismo se sentaría en la comisión sólo si hay quórum.

Es que la convocatoria parte, incluso, de la oposición. El cordobés Juan Carlos Vega, de la Coalición Cívica (CC), preside esa comisión, que en los últimos dos años realizó una serie de jornadas abiertas para escuchar a especialistas. Vega estaba decidido a citar a sus pares antes de que termine el año legislativo. No quería dejar esa presidencia sin haber colocado en debate el aborto. Aunque a último momento armó un proyecto propio, menos permisivo que el promovido por la mayoría.

Reformas por debatir

Con fuerte envión desde los sectores de la izquierda política, el proyecto central en discusión propone directamente la legalización del aborto. Interrumpir un embarazo quedará librado a la decisión individual de la mujer durante las primeras 12 semanas de gestación. Se establece que todos los servicios médicos, públicos o privados, deberán llevar adelante el aborto ante la determinación de la mujer, sin recurrir a la Justicia ni a comités de bioética. En casos de violaciones, la afectada por ese delito podrá disponer el fin de su embarazo incluso después de los tres meses.

Hoy sólo se considera aborto no punible el realizado ante el riesgo de vida de la madre o en caso de violación de una mujer con capacidades mentales disminuidas. Ayer, la organización Catholics for Choice (con sede en los Estados Unidos y posición contraria a la del Vaticano) difundió el resultado de una encuesta entre 1000 personas: el 81% aceptaría el aborto en casos en que la madre corre riesgo.

Aumenta el debate la referencia a casos en los que se afecta la salud de la mujer. Para quienes desean correr los límites de los abortos permitidos, esa mención incluye la salud mental. Esa posición fue establecida el año pasado en la guía sobre abortos no punibles publicada por el Ministerio de Salud. Manzur tuvo que aclarar entonces que no había ordenado la publicación de esa declaración.

Una de las mayores controversias a la hora de enfrentar casos no punibles de abortos estriba en cuál es la autoridad que deberá determinar cómo encuadrar al hecho analizado. Vega pondrá hoy a consideración un proyecto de ley que establece al médico como único referente autorizado para avalar un aborto, dentro de los márgenes permitidos por la ley. Su iniciativa permitiría interrumpir embarazos también en cualquier caso de violación, pero hasta la 12a. semana de gestación.

Son ésos los dos principales proyectos que estarán en debate, si es que la comisión consigue juntar al menos 16 legisladores, número importante en un tiempo de recambio de congresistas. Para muchos empieza el tiempo de la despedida de la Cámara tras las elecciones pasadas. Fuentes legislativas indican que no está en el ánimo de la Cámara discutir temas tan complejos a poco más de un mes de la llegada de los nuevos legisladores.

Poner hoy esta cuestión en debate fue casi un desafío personal de Vega. Sin embargo, para que un dictamen de esta envergadura política llegue al recinto deberá pasar antes por acuerdos en las jefaturas de los bloques principales. Y hoy ni siquiera se sabe quiénes serán los futuros referentes en Diputados.

Todas esas dudas confluyen, en definitiva, en la decisión presidencial de impulsar o no el debate sobre el aborto y en qué condiciones. Y una referencia indirecta dada por Cristina Kirchner no pasa inadvertida por estas horas: la Presidenta abrió las sesiones legislativas de este año con la extensión a las embarazadas, a partir del tercer mes, de la Asignación Universal por Hijo.

LOS PROYECTOS

1 Legalización en todos los casos

Es impulsado por unos 50 diputados de varios bloques. Establece que "toda mujer tiene derecho a decidir la interrupción voluntaria de su embarazo durante las primeras doce semanas del proceso gestacional". De esa forma, habilita los abortos a criterio de la mujer embarazada sin que otra autoridad o profesional intervengan en esa decisión personal. Además se determina la posibilidad de prolongar el tiempo de interrupción de embarazos hasta el plazo que decida la propia mujer en casos de violaciones o riesgo para la salud o la vida de la madre. Se trata de la propuesta que más apoyos y controversias provoca en el Congreso.

2 A criterio de los médicos

El presidente de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, el cordobés Juan Carlos Vega, preparó un proyecto alternativo tendiente a mejorar la redacción del artículo 86 del Código Penal, que determina los casos permitidos de interrupción de embarazos. Así establece en el proyecto de ley que bastará con un certificado médico para indicar la necesidad de realizar un aborto para evitar un peligro a la vida o la salud de la madre. También con un certificado de denuncia judicial o policial alcanzará para dar por sentada una violación y llevar adelante el aborto. En ningún caso se podrá abortar luego de la duodécima semana de gestación.

3 El más cercano al oficialismo

La presidenta Cristina Kirchner ha expresado de diversas maneras su rechazo a la legalización del aborto y no impulsó proyectos al respecto. Sin embargo, la diputada oficialista Diana Conti propuso consentir el aborto en todos los casos de violación y ante la inviabilidad extrauterina del feto.

Habrá marchas a favor y en contra

La agrupación Argentinos Alerta se movilizará hoy al Congreso para exponer su oposición a los proyectos de ley de legalización de los abortos. Ese grupo, que reúne a organizaciones sociales y religiosas, se ubicará frente al palacio legislativo a las 14, la misma hora en la que está convocada una manifestación en favor de la interrupción voluntaria de los embarazos. Esa segunda marcha estará encabezada por los integrantes de la "campaña nacional por aborto legal y seguro" -impulsores de uno de los proyectos de ley que serán tratados hoy en la comisión de Legislación Penal-, apoyados por dirigentes de partidos de izquierda. Las manifestaciones de este último grupo se replicarán en plazas de las principales ciudades argentinas, según anticiparon sus organizadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?