El llamado "llanto de las tipas"

(0)
17 de noviembre de 2011  

Se lo conoce como el "llanto de las tipas" y sorprende a más de un porteño cuando en medio de una tarde soleada es asaltado por la constante caída de pequeñas gotitas. Así le ocurrió a Noelia, por ejemplo, una escritora de 32 años que mientras paseaba por el parque Las Heras descubrió los rastros de esta especie de rocío en su ropa.

"Camino siempre por el parque y me sigo sorprendiendo con la caída de estas gotas, que dan la sensación de que los árboles estuviesen llorando", contó. Sin embargo, la presencia de este fenómeno que se da en numerosas calles de la ciudad se debe a un insecto llamado chicharrita, que visita a diario al árbol denominado tipa.

"Cuando la chicharrita toma la savia de la tipa, el resto no asimilado genera una espuma alrededor de su cuerpo y esto es lo que gotea", explicó la ingeniera agrónoma Gabriela Benito. Y agregó: "Este insecto se conoce como la chicharrita de la espuma; este resto no asimilado no mancha, es como agua azucarada, simplemente".

Como el ceibo, la tipa es también un árbol emblemático de la ciudad y, al igual que el jacarandá, fue introducido por Thays a principios del siglo pasado, logrando aclimatarse en la zona porteña.

Esta especie es característica en calles como Melián, y en avenidas como Del Libertador, además de espacios verdes como el parque 3 de Febrero y el Jardín Botánico.

La tipa se prepara para su florecimiento durante diciembre, momento en que acompañará con su flores amarillas al paisaje violeta que brinda el jacarandá.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?