El diario íntimo de Cristina (II)

Diego Sehinkman
Diego Sehinkman PARA LA NACION
Continúan los ciberataques; esta vez el hacker se metió en la computadora de la mandataria y se llevó una sorpresa: la Presidenta vuelca sus pensamientos más profundos en un simple archivo de Word que hasta hoy era secreto; aquí va un fragmento que el pirata informático dio a conocer a la prensa
(0)
24 de noviembre de 2011  • 21:58

Querido diario:

No quiero pecar de soberbia, pero creo que mi discurso en la UIA de esta semana quedará en la historia. Delante de 900 empresarios, incluidos Paolo Rocca de Techint y Hugo Biolcati de la Sociedad Rural Argentina (sí, te juro que vinieron) humillé como nunca a Moyano. Frente a un auditorio que me aplaudía de pie, enterré su proyecto de repartir ganancias, le advertí que había un techo para sus reclamos salariales, y sobre todo, le hice pasar vergüenza diciéndole que no me chicanee a través de los diarios. Viendo la filípica que se le venía, Moyano se levantó de su silla y se fue, convirtiendo la escena en un hito: Los manuales de historia dirán que Perón echó de la Plaza a los montoneros. Y que Cristina echó de la plaza a los camioneros.

A ver. Que no me mal interpreten. Para Moyano, todo mi agradecimiento: "En este sencillo pero emotivo acto, El Modelo condecora al futuro ex Secretario General de la CGT por haberle cerrado el paso con sus camiones a los productores destituyentes durante el conflicto del campo de 2008, y por haber bloqueado la distribución de los diarios opositores. Pido un aplauso para el compañero Hugo Antonio Moyano, nuestro primer veterano de guerra".

Creeme, diario, gobernar no es fácil. Hace sólo tres semanas, yo les hablaba a los argentinos de "ÉL". Hoy les hablo de "EL" ajuste, de EL dólar, de ÉL control de cambios...

Pero empecemos por lo del ajuste. (Esta mañana vinieron de la Secretaría de Eufemismos de la Nación a mostrarme 10 expresiones alternativas a "ajuste", todavía no me gustó ninguna)

A ver. Sé que hay muchos que se preguntan: "¿Se viene el plan "Aumentos para todos? Esta presidenta les asegura que no. Los aumentos de tarifas son para los que más tienen, aunque a muchos esto les haga acordar a aquel poema del pastor luterano alemán Martin Niemöller, mal atribuido a Bertolt Brecht: "Primero le sacaron el subsidio a los Casinos, a las mineras y a las petroleras, pero yo no me preocupé, porque no soy ni Cristóbal López ni la Barrick Gold ni Bulgheroni ni Eskenazi. Después le sacaron los subsidios a Puerto Madero, pero yo no me preocupé, porque no vivo ni en Puerto Madero ni en Barrio Parque ni en ningún country. Ahora... están tocando mi medidor".

¿Viste, querido diario, como apenas se habilitó el trámite para renunciar a los subsidios, mis funcionarios salieron corriendo a ver quién llenaba primero el formulario? ¡Y está muy bien! Al modelo tenemos que profundizarlo entre todos. Debemos hacer de la quita de subsidios una gran gesta patriótica. ¿Te acordás que en el año 82 se hizo con Pinki y Cacho Fontana aquel "24 horas por Malvinas"? Bueno, yo sueño con un "24 horas por Cristina". Que la gente vaya hasta Canal 7, a un programa ómnibus conducido por Orlando Barone y Sandra Russo, y arroje en un gran piletón su formulario con su "renunciamiento histórico".

Me imagino además a todos los artistas militantes diciendo a cámara: "Como quiero a mi patria, yo ya renuncié al subsidio. ¿Y vos... qué esperás?". Obvio que todo esto de los subsidios es más amplio. Por ejemplo: ¿Qué hacemos? ¿Seguimos subsidiando a "Señor y Señora Camas", que hace 0,5 de rating? Pobre Flor. La suya fue la única "ficción" kirchnerista que no funcionó.

Ahora hablemos del dólar. Yo creo que el golpe de mercado que quiso darme la oligarquía Britoteniente está contenido. Lo único que espero es que de a poco, la gente se olvide del tema y que ningún famoso aparezca por televisión diciendo que no pudo comprar dólares para viajar a las Islas Seychelles. Igual, Echegaray me trajo un plan. "¿Sabe, Señora Presienta, lo que tendríamos que hacer para tener apretaditos a los famosos contreras del modelo? Sacar la "Paparazzi fiscal" y escracharlos. Hasta pensé la promo: "En este número de la "Paparazzi Fiscal", te contamos el nombre que Fulanito de tal eligió para su recién nacida Sociedad Anónima en Uruguay. Además, ¿qué prefieren este verano los famosos? ¿Cuentas offshore en Panamá o Bahamas? También en este número: Menganito dejó a su contadora de toda la vida y ella, despechada, cuenta cómo evade con la nueva. Ya salió la "Paparazzi Fiscal". Porque el chisme que les duele a las celebritys, no es el del corazón. Es el del bolsillo".

Ahora te cuento algo positivo. Después de cuatro años de trabajar con mi foniatra, el lunes en la UIA pude pronunciar por primera vez la palabra inflación. Es raro, pero no pasó nada malo. Descubrí que nadie me quiere menos por reconocer que tengo un problema. Además, seamos sinceros: Una puede mandar a Guillermo Moreno a ahorcar al gallo. Pero amanece igual.

Por último te digo que no me acostumbro. Esto de que los nuevos enemigos sean los números, es algo bastante incómodo. Incluso te confieso algo: Extraño nombrar a Magnetto. Contra él, estábamos mejor.

CFK

Diego Sehinkman es periodista, psicólogo y guionista. Todos los domingos escribe la columna "Terapia" en el Suplemento Enfoques y acaba de sacar el libro "¿Qué tienen los políticos en la cabeza? (Traumas, complejos y taras psicológicas de nuestros dirigentes)" por Ediciones B- Vergara.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.