Suscriptor digital

Bate récords el aumento de gases contaminantes en el mundo

La concentración de dióxido de carbono es de 389 partes por millón, la mayor desde la era industrial en 1750
Víctor Ingrassia
(0)
2 de diciembre de 2011  • 16:47

DURBAN, Sudáfrica (De un enviado especial).- Las negociaciones que llevan adelante los 194 países reunidos en la Cumbre Mundial de Cambio Climático, organizada por las Naciones Unidas en esta ciudad, no parecen avanzar tan rápido como la emisión de gases contaminantes responsables del aumento de la temperatura de la Tierra.

Mientras los delegados de los países dialogan y esperan la llegada de los secretarios de Medio Ambiente y los cancilleres la semana próxima, los científicos intentan demostrar con números concretos las consecuencias de no arribar rápidamente a un acuerdo que limite la emisión de gases contaminantes.

Así, científicos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) acaban de publicar un informe en donde explica que las concentraciones de dióxido de carbono (principal responsable del calentamiento global y de su concentración en la atmósfera), son de 389 partes por millón, la mayor concentración desde el inicio de la era industrial en 1750.

"Los gases que generan el efecto invernadero alcanzaron un gran impacto en la atmósfera terrestre debido a la actividad humana. Volvió a alcanzar niveles récord desde la era pre-industrial", afirmó a LA NACION el secretario general de la OMM, Michel Jarraud.

El experto, que es uno de los panelistas científicos más destacados en Durban, indicó que si las emisiones de gases de efecto invernadero cesaran hoy, sus efectos y consecuencias en la atmósfera persistirían por al menos dos décadas.

"Cuanto más se invierta en energías renovables, más beneficios a largo plazo tendremos para que las futuras generaciones no sufran la escasez de agua o comida, para que tengan una vida saludable y por supuesto, para disminuir los desastres climáticos que ya se están preanunciando", agregó Jarraud.

Según los estudios científicos presentados, hubo un aumento del 20% del óxido nitroso, un 39% de crecimiento del CO2 y más de 158% de incremento del metano desde fines del siglo XVIII. Durante los 10.000 años anteriores al inicio de la era industrial, la presencia atmosférica de CO2 se mantuvo "casi constante" alrededor de 280 moléculas por millón.

El CO2 es hoy el gas de efecto invernadero más presente en la atmósfera y representa el 64 por ciento del total de las causas del cambio climático.

El informe indica que la quema de combustibles fósiles, la pérdida de bosques que absorben dióxido de carbono y el uso de fertilizantes son los principales culpables del efecto invernadero de la Tierra.

Sólo en 2010, la presencia de CO2 aumentó 0,59% respecto el año anterior: 2,3 moléculas de gas por cada millón de moléculas de aire (ppm). Esto indica un crecimiento mayor que el medio de la última década (2 ppm por año) y muy superior a la media de los años noventa (1,5 ppm). Los otros gases considerados más nocivos, el metano y el dióxido de nitrógeno, también se incrementaron aunque con menor intensidad, respectivamente el 0,28% y el 0,25% en relación con 2009.

Bancos en la mira

Un informe publicado esta semana por BankTrack, una red internacional de ONG que hace un seguimiento de la actividad del sector financiero, indica que los grandes bancos del mundo prestaron, desde 2005 hasta 2010, unos 232.000 millones de euros a la industria que utiliza el carbón, una importante fuente de emisión de dióxido de carbono (CO2), uno de los gases causantes del efecto invernadero.

La cartera de negocios de 93 de los principales grupos bancarios del mundo y su apoyo a 31 compañías mineras extractoras de carbón y a 40 empresas productoras de electricidad a partir de ese mineral, quedaron expuestos en el documento, titulado "Financiando el cambio climático".

Según el informe, entre 2005, cuando entró en vigor el Protocolo de Kyoto para recortar las emisiones de gases, y 2010, los bancos, en su mayoría de EEUU, el Reino Unido, Alemania, Francia, Suiza, China, Italia y Japón, aportaron a esas empresas los citados 232.000 millones de euros. Los cuatro primeros bancos de la lista son los estadounidenses JP Morgan, Citi, Bank of America y Morgan Stanley, precisa el informe.

Mail: vingrassia@lanacion.com.ar | En Twitter: @vingrassia

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?