Suscriptor digital

La Cámpora tuvo su propia fiesta

Larroque y otros nuevos diputados juraron por Néstor Kirchner; duelo de barras con el moyanismo
Gabriel Sued
(0)
7 de diciembre de 2011  

Con el brazo derecho extendido hacia adelante para prestar juramento, el recién llegado miró hacia los palcos y, con una sonrisa cómplice, hizo un gesto de silencio con la palma izquierda hacia abajo. La orden surtió efecto de inmediato: en ese instante, cesaron los cantitos y se apagaron los sonidos de las cornetas. Las galerías, atestadas de gente, volvieron a estallar sólo unos segundos después, cuando Andrés Larroque, diputado electo y secretario general de La Cámpora, juró "por Néstor Kirchner y por toda la militancia".

Fue sólo una postal del protagonismo que logró durante la sesión preparatoria la más importante agrupación juvenil del kirchnerismo, a la que responden nueve de los 130 diputados que ayer asumieron sus bancas. Con militantes en la mayoría de los palcos que rodean el recinto, La Cámpora tuvo ayer su propia fiesta y marcó el ritmo de una sesión en la que estuvo presente, de manera casi permanente, el recuerdo de Néstor Kirchner.

La contracara de la euforia kirchnerista la protagonizó buena parte de la oposición, que dejó al descubierto sus diferencias, incluso en el interior de los bloques, durante la discusión por la vicepresidencia tercera del cuerpo, que finalmente quedó para el Frente Amplio Progresista (FAP).

Aunque pisaba la cámara por primera vez, Larroque se mostró cómodo en su nueva función. De traje azul y corbata celeste, sentado entre José María Díaz Bancalari y Jorge Landau, a sólo dos bancas de distancia del jefe de bloque, Agustín Rossi, "el Cuervo" conversó con los diputados más antiguos y acompañó, agitando el brazo, cada uno de los cantitos de los militantes, que saltaban con medio cuerpo fuera de los palcos.

El mismo entusiasmo pusieron otras tres dirigentes de la agrupación que juraron como diputadas: Mayra Mendoza (Buenos Aires), María Luz Alonso (La Pampa) y Anabel Fernández Sagasti (Mendoza). Como gran parte de los oficialistas, ellas se acordaron del ex presidente. "Por el inmortal Néstor Kirchner", juró la pampeana, una de las más aplaudidas, junto con el nuevo presidente del cuerpo, Julián Domínguez.

Enfrentamiento de soldados

Otro que tuvo hinchada propia fue Facundo Moyano, acompañado por su padre, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, y por su hermano, el secretario general adjunto del gremio de camioneros, Pablo Moyano.

"Levanten las manos los soldados de Moyano", cantaron los ocupantes de un palco del que colgaba una bandera de la Juventud Sindical. Los gritos enseguida quedaron tapados por los militantes de La Cámpora, que aclararon que ellos son "soldados del pingüino". Tras el intercambio de cantitos, el joven Moyano juró por "Juan Perón" y por "la justicia social".

Los jóvenes kirchneristas trataron mucho peor a la diputada del FAP Victoria Donda, ex legisladora por el oficialismo. "Son conservadores y cosifican a la mujer. Deberían fijarse en cómo pienso y no en cómo me visto", les respondió ella, de vestido negro ajustado y tacos altos rojos, cuando se enteró de que desde los palcos del oficialismo le habían gritado "trola".

Pese a ese incidente y a la pelea que generó la vicepresidencia tercera del cuerpo, la sesión terminó en calma.

Un anticipo de esa concordia se había vivido unos minutos antes del comienzo de la ceremonia, cuando diputados opositores como Francisco de Narváez y Víctor De Gennaro se fundieron con el oficialismo para cantar la marcha peronista.

Todo un logro si se tiene en cuenta que la sesión había tenido como antesala incidentes callejeros protagonizados por el dirigente piquetero Raúl Castells, quien reclamaba que lo dejaran asumir en reemplazo de la diputada electa Ramona Puchetta, dirigente de su movimiento.

Rechazan las expresiones de Verbitsky

"Es inconcebible que una persona que dice defender los derechos humanos tenga expresiones agraviantes hacia la figura del vicepresidente de la Nación, en una clara muestra de intolerancia institucional", dijo ayer la diputada nacional Silvana Giudici (UCR-Capital). Condenó, así, las expresiones del periodista Horacio Verbitsky, quien al ser consultado anteayer sobre la actitud que debería tomar el sábado el vicepresidente Julio Cobos, en el juramento de la presidenta Cristina Kirchner, respondió: "Andate, Cobos, la puta que te parió". En un comunicado, Giudici repudió las palabras del periodista por "groseras y ofensivas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?