Suscriptor digital

Argentinos y chilenos se disputan la marca Andes

La pelea es por el uso del nombre en el negocio de la cerveza
Alfredo Sainz
(0)
8 de diciembre de 2011  

La palabra "Andes" amenaza con convertirse en un nuevo motivo de disputa entre argentinos y chilenos, aunque esta vez no se trata de un conflicto limítrofe, sino de una pelea en el mercado cervecero. La filial chilena del grupo ABInBev se prepara para lanzar en el mercado vecino la marca de cerveza Andes, que nació en Mendoza hace más de 90 años y que es la líder en la región de Cuyo. Sin embargo, el lanzamiento podría chocar con una intimación para el cese del uso de la marca por parte del grupo CCU.

CCU es la principal compañía cervecera de Chile y tiene registrada la marca Andes para su país desde 2004, aunque actualmente no la explota. Si bien la disputa todavía no llegó a los tribunales chilenos, el diario El Mercurio informó que CCU ya le envío una carta a Cervecería Chile -la filial local de ABInBev-, en la que amenaza a la empresa con una demanda si avanza con el lanzamiento.

CCU lidera claramente el negocio de la cerveza en Chile con sus marcas Cristal, Escudo y Royal, mientras que ABInBev está presente del otro lado de la Cordillera desde principios de la década del 90. Su principal marca en el mercado chileno es Becker, aunque también participa con Stella Artois, Brahma y la propia Quilmes.

Bajo perfil

En las oficinas porteñas de ambas empresas no quisieron hacer comentarios sobre la disputa. Los especialistas en registros de marcas consultados por LA NACION destacaron que el tema tiene varias aristas legales que trascienden largamente el mercado cervecero. "Un punto clave para la legislación de la Argentina y Chile, que son casi idénticas en materia de derechos marcarios, es el uso efectivo de la marca. La ley establece que cuando alguien registra una marca es para obtener un beneficio y, por lo tanto, tiene que darle un uso", señaló el abogado Hugo Cuervo, del estudio Rava.

Por su parte, su colega Macarena Pereyra Rozas destacó que en este campo uno de los puntos a tener en cuenta es que el registro de una marca no implica siempre derechos absolutos. "Dentro de los registros hay excepciones para las que se consideran marcas esencialmente notorias. El caso típico es el de Coca-Cola, en el que si hipotéticamente la marca no estuviera registrada en un país, nadie puede alegar que no la conoce para registrarla", señaló la abogada.

Las disputas entre empresas por el registro de marcas no son un tema nuevo y tienen varios antecedentes en la Argentina. Los dos casos más famosos son los de la marca francesa de lácteos La Vache Qui Rit y la cadena gastronómica Hard Rock Cafe.

La primera tuvo que ir a juicio cuando quiso instalarse en la Argentina porque un empresario ya había registrado el nombre traducido al español -La Vaca Que Ríe- y utilizado un logo muy similar. La situación se repitió a mediados de los 90 cuando Hard Rock Cafe iba a inaugurar su primer local en Recoleta y unos días antes de la apertura descubrió que un particular ya tenía registrada la marca para el mercado nacional. En ambos casos, los tribunales locales les terminaron dando la razón a las empresas extranjeras.

"En el caso de La Vaca Que Ríe fue fundamental que el logo de la marca era prácticamente el mismo, con la imagen de una vaca a la que le colgaban dos quesos de las orejas, con lo que quedaba demostrado que el que la había registrado en el país conocía a la empresa", explicó Marcos Masserini, abogado especializado en propiedad intelectual.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?