Juró Lorenzino en un show en el que Moreno fue el centro

El secretario de Comercio Interior fue ratificado en su cargo y sumará nuevas funciones
Francisco Jueguen
(0)
11 de diciembre de 2011  

Las puertas de la pequeña pero repleta sala del quinto piso del Palacio de Hacienda se abrieron. Todos miraron sorprendidos. Con un sobrio traje verde agua entró Beatriz Paglieri, la mano derecha de Guillermo Moreno. Detrás, muy exultante y nervioso, ingresó el flamante titular del Ministerio de Economía, Hernán Lorenzino.

La tarde era puro jolgorio. En la cochera del Palacio de Hacienda, lugar que la organización estableció como entrada ante el vallado que rodeaba la manzana, festejaban sonrientes algunos de los militantes de la graN maKro, el grupo de economistas heterodoxos con base en el Ministerio de Economía, que nació bajo la tutela de Amado Boudou.

Adentro, el locutor comenzó con la lectura de los decretos que ratificaban el organigrama oficial designado por la Presidenta. A los aplausos, Lorenzino retribuía con sonrisas y levantando los puños, con un estilo similar y ya algo gastado por su antecesor en el cargo. Sin embargo, todas las miradas estaban puestas en Moreno y en Paglieri, su álter ego en las intervenciones en el Indec durante 2007 y en Papel Prensa, en 2009. El polémico funcionario nunca sacó las manos de su barbilla. Ni siquiera cuando su nombre retumbó en los parlantes como símbolo de su permanencia o ascenso, si, como se cree, Paglieri es simplemente el sinceramiento de las funciones que ya acumulaba Moreno. Las palmas de los presentes se enrojecieron y muchas manos se alzaron para hacer la V de la victoria. Moreno recibió entonces el efusivo abrazo de Lorenzino.

Con alegría indisumulable, en las primeras filas miraban la escena los directores del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, dos de sus colaboradores más estrechos. También dieron el presente los miembros de la llamada "patota", Hernán Brahim, aquel que fuera expulsado a los gritos del Congreso por el diputado de la UCR, Gerardo Morales, y el líder de Pueblo Peronista (la agrupación de base de Moreno), Rubén Zampino.

El único sin corbata fue el economista cercano a La Cámpora Axel Kicillof. El creador del movimiento estudiantil Tontos pero no Tanto (TNT) fue formalizado como el nuevo secretario de Política Económica y virtual vicejefe de Economía. En la tribuna, en un guiño cómplice, le sonreían sus colegas en Aerolíneas Argentinas Eduardo "Wado" de Pedro (referente de la agrupación que conduce Máximo Kirchner) y Mariano Recalde, el presidente de la empresa aerocomercial en la que Kicillof es subgerente de Finanzas. Con Recalde también compartió sus años en el Nacional Buenos Aires.

Luego juraron Adrián Cosentino, que se quedó con la Secretaría de Finanzas; Andrés Iturrieta, en la de Legal y Técnica, y Juan Carlos Pezoa, en Hacienda. Paglieri fue la última en ser oficializada.

"Este equipo se conoce de hace rato con Guillermo", dijo un emotivo Lorenzino cuando le tocó dar sus primeras palabras como ministro de Economía. "Y es un lujo tener a Axel en el equipo", agregó, aunque puso más énfasis en la continuidad que en el cambio. Habló luego de la "sintonía fina" enunciada por la Presidenta y calificó como "un avance increíble" la posibilidad de entender al comercio como una unidad, en referencia a la nueva Secretaría de Comercio Exterior. "Allí la tenemos a Beatriz", afirmó orgulloso.

Para cerrar dio algunas pistas sobre lo que deparará su futura gestión al frente del Ministerio. "La política económica es un resorte de la Presidenta", sentenció y agregó: "Vamos a mantener el rumbo. Nuestra agenda es el crecimiento, el empleo y la inclusión social en un entorno que no nos va a dar una mano".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?