Suscriptor digital

La Fidelidad, parque nacional

Su creación en el norte del país sería una buena noticia tanto para la conservación como para el desarrollo de los pobladores
(0)
12 de diciembre de 2011  

La Fidelidad es una inmensa estancia de doscientas cincuenta mil hectáreas situada a orillas del río Teuco, en el noroeste de la provincia del Chaco, que se extiende también sobre la provincia de Formosa. Su único propietario murió en un brutal asesinato a principios del corriente año dejando dos niños como herederos universales.

Se trata de una gigantesca reserva de biodiversidad, con una muestra representativa de todos los tipos de bosques, sabanas, pastizales y humedales de un interfluvio donde conviven especies en peligro de extinción como yaguaretés, osos hormigueros y tapires.

Si bien en julio la Legislatura chaqueña ya había aprobado que la parte de la estancia situada en territorio de la provincia del Chaco (unas 148.000 hectáreas) se convirtieran en una "reserva de recursos", el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, anunció el envío a la Cámara de Diputados provincial del proyecto de ley que declara de utilidad pública y sujeta a expropiación a las casi 150.000 hectáreas de la estancia "La Fidelidad", enclavada en El Impenetrable, que luego serían transferidas para la creación de un Parque Nacional.

A su vez, se impulsará la creación de un "fideicomiso ambiental" para que, además de los fondos comprometidos por la provincia y por la Nación, cualquier organización ambientalista o ciudadano común pueda aportar para el pago de la millonaria indemnización que acarreará la expropiación. De este modo, sería el primer parque nacional creado por suscripción pública.

Como lo hemos mencionado en esta columna, la creación de una inmensa área protegida permitiría, además, la restauración de otros ecosistemas degradados en una de las áreas prioritarias para la conservación de la biodiversidad del Gran Chaco Americano, según una evaluación coordinada por The Nature Conservancy (TNC), World Conservation Society (WCS) y Fundación Vida Silvestre Argentina para el Gran Chaco.

En esa evaluación participaron representantes de la UBA, como el Grupo de Ecología del Paisaje y Medio Ambiente de la Universidad de Buenos Aires; Aves Argentinas; el INTA; el gobierno del Chaco, la Administración de Parques Nacionales (APN) y de varias otras universidades, asociaciones de productores, organizaciones no gubernamentales y gobiernos provinciales y municipales de la Argentina, e instituciones equivalentes de Bolivia y Paraguay.

El Impenetrable se extendía por más de ocho millones de hectáreas un siglo atrás. Hoy cubre la mitad de esa extensión como consecuencia de la expansión del cultivo de granos y oleaginosas.

Basta mencionar que la Unidad de Manejo del Sistema de Evaluación Forestal de la estatal Secretaría de Medio Ambiente estimó que, entre 1998 y 2006, la Argentina perdió 1,11 millones de hectáreas de bosques nativos de las cuales más del 60 por ciento corresponden a El Impenetrable, un bosque seco poblado de algarrobos, quebrachos y chañares, con una temperatura ambiente que llega a extremos cercanos a 45 grados en el extendido verano.

Se trata de una buena noticia no sólo para la conservación sino para la promoción de un desarrollo armónico con la naturaleza: en la provincia del Chaco se registran los picos más altos de pobreza de todo el país.

De modo que la creación de un Parque Nacional en el norte del país representa no sólo una oportunidad para detener el avance de la tala y la pérdida consecuente de biodiversidad, sino un desafío para que muchas actividades puedan crear desarrollo para la gente del lugar.

De esta manera no sólo se estará conservando lo que queda de los montes, sino la cultura y la forma de vida de la gente que habita en esa zona.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?