Suscriptor digital

Para Servini de Cubría, "De la Rúa no estaba al tanto de la represión"

La jueza se refirió a los hechos de violencia registrados en los alrededores de la Plaza de Mayo en diciembre de 2001; "El Ministerio del Interior llamó 25 veces a la jefatura de Policía y después salió la orden", dijo
(0)
20 de diciembre de 2011  • 03:17

Fue la jueza encargada de investigar los hechos de violencia desatados el 19 y 20 de diciembre que terminaron con la vida de 39 personas en medio de una profunda crisis política, económica y social que pondría punto final al gobierno de Fernando De la Rúa . A diez años de aquellas trágicas jornadas, María Romilda Servini de Cubría, advirtió que el ex presidente "no estaba al tanto" de la represión que ejercieron las fuerzas policiales en los alrededores de la Plaza de Mayo.

"Yo creo que De La Rúa no estaba al tanto. Creo que él estaba ajeno a lo que estaba pasando, desconocía un montón de cosas", señaló la magistrada, en diálogo con 360 TV.

En ese marco, Servini de Cubría, quien se apartó de la causa en el año 2007 , recordó su accionar durante las trágicas horas de aquel 20 de diciembre. "A las 16 horas me puse a llamar para saber si había muertos y me decían que no. Mientras los periodistas decían que ya había 4 muertos, la policía me decía que no", apuntó. Y agregó: "Tuve que mandar a mis empleados a los hospitales. Había gente que buscaba a los familiares y los familiares estaban internados. Así sacamos los 4 muertos. Si no sabía la Policía, ¿cómo lo va a saber el presidente?", se preguntó.

Luego, la magistrada dijo desconocer quién fue la persona que dio la orden de reprimir, aunque aclaró que la decisión surgió del seno del Ministerio del Interior o la Secretaría de Seguridad. "El Ministerio del Interior o la Secretaría de Seguridad, llamó 25 veces a la jefatura de Policía y después salió la orden para reprimir. Eso está en el expediente y está en las llamadas. No se pudo determinar quién usaba ese celular que estaba a nombre de la Jefatura", aseguró, al tiempo que recordó el momento en que, escondida detrás de una columna frente a la Plaza de Mayo, vio la represión policial y ordenó frenarla.

"Me puse detrás de unas de las columnas de la Catedral, desde allí observo que la caballería empieza a arrastrar a la gente. Me pareció tan espantoso y horroroso que no pude más que salir y pedir que paren eso. Me contestaron que estábamos en estado de sitio como diciéndome "tenemos derecho a hacerlo", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?