Cuba:  Raúl Castro anuncia indulto para casi 3000 presos por razones humanitarias

El presidente cubano informó también que introducirá "paulatinamente" una anhelada reforma migratoria destinada a acabar con medio siglo de restricciones para salir y entrar al país caribeño
(0)
24 de diciembre de 2011  • 03:59

LA HABANA.- Cuba, que se prepara la visita del Papa Benedicto XVI en el 2012, indultará 2.900 presos en los próximos días por razones humanitarias, incluyendo algunos condenados por delitos contra "la Seguridad del Estado", según informó el viernes el presidente Raúl Castro. Entre los que serán puestos en libertad están personas con más de 60 años de edad, enfermos, mujeres y jóvenes sin antecedentes penales previos.

En un discurso ante unos 600 diputados en el Parlamento, el presidente Raúl Castro dijo que para efectuar los indultos se tuvo en cuenta la anunciada visita del Papa y la celebración del 400 Aniversario del hallazgo de la Virgen de la Caridad del Cobre, considerada la patrona de Cuba.

Castro destacó que serán liberados 86 ciudadanos extranjeros -de 25 países- presos en la isla, incluidas 13 mujeres, "bajo condición previa de que los gobiernos de sus naciones de origen acepten la repatriación".

El texto oficial aclaró que, "salvo contadas excepciones", no quedan en el indulto los sancionados por delitos de espionaje, terrorismo, asesinato, homicidio, tráfico de drogas, pederastia con violencia, violación y corrupción de menores.

"El Consejo de Estado de la República de Cuba, en cumplimiento de la política establecida y ante las numerosas solicitudes de familiares y diversas instituciones religiosas, en un gesto humanitario y soberano, acordó indultar más de dos mil novecientos sancionados, en atención a las características de los hechos cometidos, la buena conducta mantenida en prisión (...)", dijo Cubadebate.

No quedó inmediatamente claro si la medida favorecería al contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel, acusado de cometer delitos contra el Estado cubano.

Los indultos se harán efectivos en "los próximos días".

El Papa Benedicto XVI confirmó este mes su visita a México y Cuba. Una comisión papal que prepara el viaje fue recibida recientemente por el mandatario Raúl Castro, quien mostró su satisfacción por la llegada del Sumo Pontífice.

El indulto de presos llega después de que el Gobierno liberó entre 2010 y 2011 a más de un centenar de reos políticos, incluyendo a 52 disidentes condenados a largas penas en el 2003.

Las liberaciones que concluyeron a comienzos del 2011 fueron resultado de un inédito diálogo entre la Iglesia Católica y Castro a mediados del 2010. La mayoría viajó a España y otros países con sus familiares.

La visita de Benedicto XVI es la segunda que realiza un Papa a la isla. En 1998 Cuba recibió al fallecido Juan Pablo II. A fines de la década de 1990 fueron excarcelados unos 300 presos

Reforma migratoria

El presidente cubano Raúl Castro anunció también que introducirá "paulatinamente" una anhelada reforma migratoria destinada a acabar con medio siglo de restricciones para salir y entrar al país caribeño.

"Reafirmo la invariable voluntad de introducir paulatinamente los cambios requeridos en esta compleja temática (migratoria), sin dejar de valorar en toda su integralidad los efectos favorables y desfavorables de cada paso que demos", dijo Castro ante el Parlamento, que sesiona sólo dos veces al año.

"No pocos consideran urgente la aplicación de una nueva política migratoria olvidándose de las circunstancias excepcionales en que vive Cuba bajo el cerco que entraña la política de injerencias y subversiva del gobierno de Estados Unidos, siempre a la caza de cualquier oportunidad para conseguir sus conocidos propósitos", dijo Castro.

"El primero de agosto pasado en este Parlamento abordé públicamente el tema y expuse que nos encontrábamos trabajando para instrumentar la actualización de la política migratoria vigente", recordó.

"Hoy ratifico todos y cada uno de los planteamientos realizados en aquella oportunidad al tiempo que reafirmo la invariable voluntad de introducir paulatinamente los cambios requeridos en esta compleja temática (migratoria), sin dejar de valorar en toda su integralidad los efectos favorables y desfavorables de cada paso que demos", añadió el gobernante.

Ni el gobierno comunista ni la prensa cubana, controlada por el Estado, han precisado los alcances que tendrá la reforma migratoria, anticipada el 1 de agosto por Raúl Castro, quien sucedió en el mando a su hermano enfermo Fidel en 2006.

Los especialistas han dicho que la reforma, largamente esperada por los cubanos en la isla y la diáspora, debe implicar la eliminación de los engorrosos y caros permisos de salida y entrada al país, así como la condición legal de "emigrante definitivo", al que se le confiscaban sus bienes.

La eliminación del permiso de salida es una demanda de la población, la Iglesia Católica, intelectuales y artistas partidarios de la revolución, como los afamados trovadores Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

Agencias Reuters y Afp

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?