Suscriptor digital

Aumenta la factura del gas por cambios en el sistema tarifario

Las subas se explican por la anualización del cargo que se aplica para la importación del fluido
Alfredo Sainz
(0)
6 de enero de 2012  

Sin completar ningún trámite burocrático ni renunciar a los subsidios, como convoca el Gobierno por televisión, los usuarios residenciales de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires de consumo medio y alto empezaron a recibir la factura de gas con fuertes aumentos , que en algunos casos superan el 100 por ciento.

Uno de los buques regasificadores, amarrado en el muelle de Bahía Blanca, descarga gas importado
Uno de los buques regasificadores, amarrado en el muelle de Bahía Blanca, descarga gas importado Fuente: Archivo

Según el Ministerio de Planificación, esta suba no está ligada a la quita de los subsidios que entró en vigor esta semana para casi 300.000 hogares de altos ingresos, sino con un cambio en el sistema de facturación de los cargos tarifarios que se aplican para financiar la compra de gas importado.

Bajo este concepto, el Gobierno viene aplicando desde hace más de tres años cargos que llegan hasta los 90 centavos por metro cúbico. Como su aplicación está directamente ligada al consumo de cada hogar, hasta ahora los pagos por este concepto tenían un fuerte impacto en los meses de invierno y su incidencia era mucho menor en verano.

A partir de la decisión oficial de empezar a desarmar el esquema de subsidios para los hogares de alto poder adquisitivo, el Gobierno también implementó un cambio en el sistema de facturación del cargo tarifario, anualizando su pago. Lo que hizo fue tomar lo que pagó cada hogar bajo este concepto durante 2011 y dividirlo en seis cuotas correspondientes a los seis bimestres de 2012.

El objetivo es evitar que las facturas correspondientes a los meses de invierno terminen siendo casi prohibitivas para un hogar que a partir de este año deje de recibir el subsidio oficial. De hecho, si no se anualizara este pago, una familia con un consumo de 700 m3 en invierno, por ejemplo, terminaría pagando más de 1500 pesos por bimestre. La contracara de esta política es que en los meses de verano un usuario con un consumo relativamente bajo está recibiendo su factura con subas que hasta duplican a las del año pasado.

Ante una consulta de LA NACION, en Planificación destacaron que el cambio en el esquema de facturación no implica una suba de tarifas. "El cargo es igual al del año pasado, lo único que cambió fue que se anualizó el pago, de manera de hacer una distribución más pareja durante todo el año", explicaron en la cartera que preside Julio De Vido.

Importación más cara

El cargo tarifario es un importe que se añade a la tarifa que abona cada hogar por el servicio de gas y que sirve para financiar la importación del fluido, según lo estipulado en el decreto 2067, que data de fines de 2008.

En las boletas de la distribuidora Gas Natural el cargo tarifario figura bajo el concepto de "Costo del gas importado", mientras que en las de Metrogas aparece mencionado como "Costo gas importado". En ambos casos, en la factura figura únicamente cuánto tiene que pagar el cliente por este concepto, pero sin discriminar el valor diferencial que se aplica por m3 de acuerdo con el nivel de consumo.

Por su parte, en las boletas de Metrogas se precisa que el cargo por gas importado es abonado a Nación Fideicomisos, la sociedad del grupo Banco Nación que administra varios de los fideicomisos estatales que se usan para pagar el gas importado.

La confusión sobre lo que podría pasar con las facturas de gas surgió a partir de que la aplicación del nuevo régimen de facturación estuvo casi pegada al anuncio que hizo el Gobierno hace unas semanas sobre un aumento en el cargo tarifario. En este caso, la suba alcanza al 248%, pero en Planificación aseguraron que sólo la sufrirán los consumidores que renuncien a los subsidios y aquellos que vivan en las zonas donde les quitaron el beneficio en forma compulsiva. "Este aumento en el cargo tarifario sólo rige a partir del 1° de enero y por lo tanto no tiene ninguna incidencia en las facturas que están llegando estos días a los hogares", explicaron en el Ministerio.

De acuerdo con el cronograma oficial, a partir de esta semana a 275.000 usuarios de la Capital Federal y algunas zonas del Gran Buenos Aires se les retiraron los subsidios en las boletas de luz, gas y agua. Los barrios afectados por la medida son Puerto Madero, Palermo Chico y partes de Belgrano R, Retiro y Recoleta, en la Capital Federal; La Horqueta y Barrancas, en San Isidro, y Punta Chica, en Victoria.

A los vecinos de estos barrios en las próximas semanas se sumarán los usuarios de otras zonas del norte de la Capital Federal y el corredor norte del GBA, que empezarán a recibir cartas en las que se consultará acerca de si consideran que deben seguir recibiendo el subsidio. En caso de no contestar, la quita entrará en vigor en treinta días.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?