Suscriptor digital

Del Potro ya decidió y no jugará ante Alemania

El tandilense no participará de la primera serie de Copa Davis, en febrero, ya que necesita dosificar su energía y alteraría su temporada en canchas duras; "La parte física de Juan es fundamental", explicó Davin; ahora, el choque con los germanos luce más complicado
(0)
6 de enero de 2012  

Juan Martín del Potro no integrará el equipo de Copa Davis en la primera serie del año, frente a Alemania, del 10 al 12 del mes próximo, en Bamberg. Anoche, antes de viajar a Sydney, donde iniciará su temporada ATP, el tandilense se lo hizo saber al capitán, Martín Jaite. ¿Cuáles son las razones de su decisión? Todo surge a partir de que el calendario actual es nocivo para aquellos tenistas que acepten participar de la mayoría de los desafíos. En el caso de Del Potro se acentúan los inconvenientes por su físico sumamente espigado (1,98m) y, luego de un año de reinserción tras la cirugía de muñeca derecha, necesita dosificar las exigencias que padece su cuerpo. Ni antes ni inmediatamente después del choque con Alemania Del Potro actuará sobre polvo de ladrillo -superficie escogida por los germanos- y, luego de una reunión en la que no sólo estuvo el jugador, sino también el entrenador Franco Davin, el preparador físico Martiniano Orazi y el cuerpo médico, concluyeron que sería perjudicial tenística y físicamente si el tandilense fuera a Bamberg.

"No vamos a jugar la Copa Davis en Alemania. Fue una decisión dura, pero la tomamos evaluando muchas cosas. Alemania puso esa superficie sabiendo que para Del Potro sería muy difícil ir. Kühnen [Patrik, capitán alemán] estuvo en la final de Sevilla y lo pensó bien. La primera serie vamos a pasar. Lo charlamos entre todos y pensamos que es lo mejor. Cada uno expuso su análisis. La parte física de Juan es fundamental. Jugar en polvo y al otro día estar compitiendo en cemento es un riesgo altísimo. Más porque después tenemos un calendario de siete semanas seguidas, como será de Rotterdam a Miami", le explicó ayer Davin a La Nacion, antes de viajar a Australia.

-Desde que asumió, Jaite dijo que Del Potro era el as de espadas. ¿Cómo creés que lo afectará?

-Obviamente que cualquier capitán quisiera contar con el jugador número 1 de su país, eso ni hablar. Siempre van a querer que esté. Estuvimos hablando algo en Punta del Este y ellos [Jaite y Mariano Zabaleta] entienden de la situación. Jaite fue jugador y sabe cómo es el año y lo que es el circuito. Está todo bien...

-La Argentina se debilita y la serie con Alemania luce más complicada.

-Te vuelvo a decir lo mismo, es el número 1 de la Argentina.

-Alguien puede llegar a pensar que en verdad se baja porque no tiene feeling con Jaite.

-No, no, no... De hecho le pasó con Jaite lo mismo que con Tito: no lo conocía. No es de la misma generación. Lo conoce a Zabaleta. No es un tema de capitán, Juan juega con cualquier capitán. Y es sólo por esta primera serie. No es la idea bajarse de todo el año de Davis. No hay nada raro.

Y esta última frase de Davin seguro retumbará varios días en la cabeza de Jaite, que luego de muchos años de espera fue designado capitán y ahora, sin la pieza argentina más fuerte, tendrá como desafío armar un equipo que intente superar a un rival respetable como Alemania, que tiene a Florian Mayer (N° 23 del mundo), Philipp Kohlschreiber (N° 43) y Philipp Petzschner (N° 10 en dobles). De no haber obstáculos físicos, David Nalbandian, Juan Mónaco, Juan Ignacio Chela y Eduardo Schwank serán los jugadores que elegirá Jaite (por presente, no hay muchas más opciones, aunque algunos se animaron a pensar en Carlos Berlocq). Se abre una incógnita pensando en quién acompañará a Schwank en el dobles: si el unquillense, como ocurrió en Sevilla, o Chela. Habrá que estudiar en ese momento si Nalbandian está en buenas condiciones atléticas para jugar las hipotéticas tres jornadas consecutivas.

La presión estará del lado de la Argentina, porque más allá de que será visitante, no cae en una primera rueda del Grupo Mundial de la Copa Davis desde febrero de 1992, cuando un Dream Team de los Estados Unidos, con Pete Sampras, Andre Agassi y John McEnroe, triunfó 5-0, en Hawaii, ante un conjunto en el que estaban Jaite, Luli Mancini, Javier Frana y Christian Miniussi (el capitán era Francisco Mastelli).

No es inusual que un jugador de los top se ausente en una primera rueda de Copa Davis. El suizo Roger Federer, por ejemplo, no lo hace desde 2004. El británico Andy Murray se baja seguido. Sólo una vez Del Potro acordó con el capitán (Tito Vázquez) no jugar en una primera rueda (2009), en una sencilla serie de local ante Holanda. Esta vez será la Argentina quien no cuente con su mejor exponente en un choque que, sin dudas, ahora resultará más difícil.

EFECTOS DE UNA AUSENCIA

  • La ausencia de Del Potro frente a Alemania, naturalmente, debilita al equipo argentino en el primer encuentro de la gestión de Jaite como capitán.
  • Jaite y Zabaleta deberán estudiar los puntos flojos de Alemania y optar por la mejor estrategia, con Nalbandian y Mónaco como referentes.
  • Con su decisión de priorizar el calendario ATP en los primeros meses del año, como es habitual en estos casos, Del Potro se expone a que no todos compartan la posición.
  • DELPO EN LA DAVIS

    2007

    Debutó con un gran triunfo ante Jurgen Melzer en la primera rueda en Linz y luego participó en la derrota 4-1 ante Suecia (perdió con Soderling y le ganó a Lindstedt).

    2008

    No estaba en el equipo y lo convocaron por primera vez para la semifinal con Rusia, en la que venció a Davydenko y Andreev. Luego, en la final con España, perdió con Feliciano López y luego no pudo completar la serie por una lesión.

    2009

    Por incomodidades en el calendario, acordó con Tito Vázquez no jugar en la sencilla serie con Holanda (5-0), y luego jugó en la derrota 3-2 con República Checa en Ostrava (le ganó a Minar y Berdych).

    2010

    No jugó por la lesión en la muñeca.

    2011

    Faltó en la primera rueda (vs. Rumania), porque aún no estaba recuperado de la lesión. Se sumó en la segunda con Kazakhstán (triunfo ante Kukushkin), ganó sus dos partidos en la victoria 3-2 en Belgrado ante Serbia (Tipsarevic y Djokovic) y perdió los dos en la final con España en Sevilla (Ferrer y Nadal).

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?