Suscriptor digital

e. e. cummings

(0)
13 de enero de 2012  

tantos sí mismos(tantos demonios y dioses

cada más ávido que todo)es un hombre

(tan fácilmente uno se oculta en otros;

aunque el hombre puede,siendo todos,escaparse de ninguno)

tan vasto tumulto es el más simple deseo:

tan despiadada masacre la más inocente

esperanza(tan profundo es el espíritu de la carne

y tan despierto lo que el despertar llama dormido)

tan nunca está solo el hombre más solitario

(su respiración más breve vive el año de algún planeta,

su vida más larga es un latido de cierto sol;

su mínima inmovilidad recorre la estrella más joven)

-¿cómo puede un tonto que lo llama "Yo" suponer

que aprehende el innumerable quién?

Adn cummings

Massachusetts, 1894 - New Hampshire, 1962

Conocido con sus nombres de pila reducidos a iniciales, Edward Estlin Cummings fue uno de los poetas en lengua inglesa más singulares del siglo XX: por debajo de sus aventuras tipográficas (transgresiones de los signos de puntuación, trabajo gráfico del poema en la página) late un aliento clásico. Uno de sus poemas puede escucharse leído por Michael Caine en la película Hannah y sus hermanas de Woody Allen.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?