Suscriptor digital

Tips para disfrutar de Punta del Este con poca plata

Los supermercados y ferias de Maldonado, invadidos de turistas que recurren a sus precios más económicos
Los supermercados y ferias de Maldonado, invadidos de turistas que recurren a sus precios más económicos Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Di Ciocchis
Alojamientos económicos, lugares de compra accesibles y playas alejadas; ideas para cuidar el bolsillo en el espléndido balneario
Silvina Ajmat
(0)
12 de enero de 2012  • 01:51

LA PUNTA DEL ESTE.- "La Saint Tropez de Latinoamérica". "El balneario más exclusivo del continente". "La Mónaco del Sur"."La perla del Atlántico". Punta del Este es sinónimo de glamour y sofisticación, y por ello se considera un lugar de vacaciones sólo para aquellos con bolsillos abultados.

Sin embargo, muchos de los habitués de la famosa península uruguaya lo saben bien: en Punta del Este se puede hacer turismo low cost y disfrutar de la misma ciudad que aquellos que hacen un circuito "de lujo".

Departamentos más alejados del bullicio, hostels y campings son las sedes de veraneantes que prefieren abstenerse del glamour y la haute cuisine, y disfrutar del silencio de playas sin parador, de un buen pic nic en la arena, y del mismo atardecer quimérico que puede verse desde uno de los balcones del pintoresco y costoso bar de Casapueblo.

"Tenés que comprar en Maldonado" Es la respuesta unánime de todo el que quiere ahorrar. "Lo más caro es comer. Si ahorrás en comida bajás muchísimo el gasto e incluso podés darte otros gustos", explican en un perfecto canon de voces los Nogaro, una pareja de montevideanos que hace 20 años elige Punta del Este para veranear.

San Fernando de Maldonado es la capital del departamento de Maldonado, donde se encuentra Punta del Este. Considerada la segunda ciudad más poblada de Uruguay, es allí donde se concentra la mayor cantidad de comercios y, claro, hay variedad de precios. Los supermercados Ta-Ta, Tienda Inglesa, El Clon y El Dorado, se ven invadidos de veraneantes cuando arranca la temporada y en cada recambio de quincena. "Ahí se compra barato y llenás la heladera para al menos una semana por 500 pesos argentinos", agregan los Nogaro.

Otra recomendación es recurrir a la famosa feria de la ciudad, que se celebra todos los domingos en la plaza de la Avenida Aiguá (continuación de Florida), y donde se pueden conseguir todo tipo de frutas y verduras a muy bajo costo.

Para comprar ropa y artículos para el hogar, Maldonado también ofrece sus opciones low cost. Tiendas Montevideo, famoso local multirrubro donde se puede conseguir desde un acolchado hasta un par de pantuflas, recibe oleadas de veraneantes que al decir de las vendedoras "se llevan todo" a muy bajo costo. Por otro lado, para el que necesita salir de apuro con algún atuendo, las ferias americanas con tentadoras ofertas abundan en el centro fernandino.

"Si estás pocos días, andá a un hostel"

Víctor, un porteño que acaricia los 60 años, tiene un departamento en una de las calles más caras de Punta del Este: la 20, donde se ubican los locales de las marcas más rimbombantes del mundo (Fendi, Ray Ban, etc). Cuando tiene vacaciones, no obstante, va a parar en el hostel 1949, ubicado exactamente a la vuelta de su propiedad. "Una amiga me sugirió alquilar el departamento y venirme al hostel, porque por lo general vengo pocos días, una semana, a lo sumo. Es un gran negocio y yo la paso bien", cuenta, risueño, mientras charla con la recepcionista, ya una vieja amiga. Hace cuatro años que veranea allí y lo encuentra "económico y divertido".

Los precios de los hostels en temporada alta, no obstante, son tan caros o más que en destinos más populares a nivel mundial como Europa y Estados Unidos: entre 25 y 45 dólares el mínimo, según la ubicación del hospedaje. Y una habitación para pocas personas puede estar en 50 o 60.

Los hostels en Punta del Este ofrecen una alternativa más económica que el hotel
Los hostels en Punta del Este ofrecen una alternativa más económica que el hotel Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Di Ciocchis

Vida de camping

Hace 36 años que Héctor Orlando Pittau veranea en el camping San Rafael, ubicado a seis cuadras del ondulado Puente de Maldonado. Es kinesiólogo y vive en Buenos Aires, pero se instala al menos dos meses en una linda carpa, enamorado de "la tranquilidad, la seguridad garantizada y la naturaleza" que le ofrece el lugar. Como cliente vitalicio, se hizo acreedor de un quincho de chapa especial para cubrir su carpa y ubicar unas mesitas y sillones como si se tratara de la galería de su casa.

Entre 800 y 1000 personas elijen cada verano hospedarse en ese asentamiento, situado en el corazón de un bosque de pinos donde sólo se escuchan los pajaritos y la conversación de algún vecino gritón. Cada uno lleva su carpa o su casa rodante y tiene a su disposición los baños con agua caliente, wi-fi, cancha de tenis y de fútbol, pileta y juegos para chicos por sólo 10 dólares la noche.

La casa rodante más lujosa de Punta
La casa rodante más lujosa de Punta Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Di Ciocchis

"Tenés que saber convivir con el ambiente campechano, dormir en el piso, pero lo demás es como un hotel, incluso mejor", dice Carlos Leal, al tiempo que cierra su laptop y se concentra en el fuego que está haciendo, "con leña recogida por nosotros mismos del bosque", para un asadito. "Comemos los cuatro una parrillada más barato que lo que te cuesta por persona en La Barra", agrega, orgulloso.

Llevan todo con ellos: hornallas, vajilla, cubiertos, sartenes y ollas, manteles, todo. Se sienten como en casa y van a las playas "normales": "Nos gusta mucho la Brava. Pero también vamos a José Ignacio cuando queremos. Eso sí, después de comer".

Alquilar tierra adentro

Si una familia tipo quiere quedarse en Punta la quincena completa, lo más cómodo es alquilar. Sin embargo, los altos precios de la renta este verano asustaron a los habituales visitantes argentinos del balneario. La opción low cost es buscar algo más lejos del mar. Los departamentos de la Avenida Roosvelt son los favoritos a los efectos de conseguir comodidad sin que todo el dinero se vaya en el alquiler. La quincena más cara es la primera, y se puede conseguir un departamento para cuatro personas por 2500 dólares.

El plan B es recurrir a los balnearios vecinos. Los Portillo y los Giardina alquilaron en conjunto una gran casa en Atlántida, a 90 km de Punta. Son de Lomas de Zamora y aman las playas uruguayas. Con 1000 dólares se alojan 11 personas en un bonito chalet con vista al mar durante toda la primera quincena, y van a Punta del Este cada dos días, repartidos en tres autos, con la heladerita y las provisiones para el pic nic en el baúl. Les gusta almorzar en una placita cercana al puerto, y conocen en cada visita una playa diferente. "Se puede disfrutar de Punta del Este lejos del chetaje", dice Juan José, el líder del grupo. Sentado con un sándwich en el césped, se jacta de ser gasolero y hace caso omiso de la mirada de los demás.

Salidas low cost

De día playa, de noche, bar o boliche. Aquellos que quieran divertirse sin gastar demasiado en sus vacaciones por el Este tienen sus opciones. Las playas de "la Mansa" son comparativamente más económicas que las de "la Brava" en los precios de refrescos, helados y choclos. Sin embargo, el atardecer más famoso de estas costas puede verse con mate bajo el brazo y unas galletitas Tentación sin gastar ni en gasolina: basta con caminar hasta la parada 1, y compartir la tarde con los cientos de jóvenes que se reúnen allí en rondas guitarreras hasta que el sol desaparece en el horizonte.

Las chiviterías, bares del puerto y restaurantes de Maldonado son buenas opciones
Las chiviterías, bares del puerto y restaurantes de Maldonado son buenas opciones Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Di Ciocchis

A la hora de buscar fiestas, muchos prefieren evitar el glamour de los eventos que organizan los paradores de "la Brava" y salir a pasear por el puerto, donde los bares abren hasta el amanecer y se puede tomar una cerveza por 3 dólares.

Para los que quieran salir a comer, las parrilladas de Maldonado son famosas por tener las mejores carnes y los precios más accesibles. El Oasis y Lo de Ruben son los más recomendados por los veraneantes consultados. En la Punta, sugieren La Pasiva y Los Caracoles, y las populares chiviterías, que ofrecen el famoso sándwich de carne desde 10 dólares.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?