Suscriptor digital

El mail de Macri a su esposa Juliana (II)

El jefe de gobierno porteño, otra víctima del pirata informático
Diego Sehinkman
(0)
12 de enero de 2012  • 02:31

Juli, estoy súper contento y lo quería compartir con vos. ¿Viste en la tele, qué conmovedoras las imágenes? Te juro que me daban ganas de hablar por cadena nacional. "Querido pueblo argentino, tengo el honor de comunicar que en un día histórico para nuestra Patria, hemos recuperado… ¿Malvinas? No, Florida".

"En horas de la madrugada y en un desembarco sorpresa, nuestras tropas de la Metropolitana han conseguido desalojar al invasor mantero" (Esto no lo diría, pero Durán Barba me enseñó un refrán: guárdese del pobre el rico, que no hay enemigo chico)

Ojo que el invasor se defiende con armamento pesado. Uno decía: ¿qué le puede joder a Macri que yo estire una lona y venda un par de zapatillas de contrabando… si él cuando estaba en Socma, "estiraba la lona" en Uruguay y vendía autopartes de contrabando?

Con la misma intensidad que te amo a vos, que sos empresaria textil, odio a los manteros y a los trapitos
¿Sabés qué, Juli? Creo que tengo un tema psicológico de amor-odio con todo lo que es tela. Con la misma intensidad que te amo a vos, que sos empresaria textil, odio a los manteros y a los trapitos. ¿No viste cómo se burlan de nuestra idea de armar un registro? La otra noche, en Las Cañitas, uno riéndose decía: Macri es el típico toro de centroderecha, que cuando ve el color rojizo del trapo del cuidacoches se enfurece y lo quiere atropellar. Pero hace 4 años que nosotros los trapitos hacemos una media verónica con la franela y…¡Ole! Seguimos con la tarifa fija en 30 mangos.

¿Sabés lo que me gustaría? Que dentro de unos años, el Instituto de Revisionismo Histórico del Pro diga: "Con el Indoamericano, Macri empezó torpe. Pero con el tiempo y los operativos, se fue convirtiendo en el gran desalojador".

¿Sabés por qué está bueno desalojar ahora, Juli? Porque estamos todos en la misma. 420 efectivos de la Gendarmería y 580 de la bonaerense acaban barrer 10 mil puestos de La Salada. Hoy, la centroderecha y la centroizquierda jugamos al mismo juego: la escoba.

(Y nos operamos en el mismo lugar: el Hospital Austral)

No te confundas. No me amigué. Con el kirchnerismo no nos une el amor, si no el aumento
No te confundas. No me amigué. Con el kirchnerismo no nos une el amor, si no el aumento. Habrás notado que el día que en la Legislatura la oposición quería votar contra nuestro aumento del subte, los diputados K estuvieron llamativamente ausentes. (Dicen que en la devolución de favores, nosotros vamos a apoyar el futuro aumento en trenes y colectivos) Pero el Pro y el kirchnerismo no somos lo mismo. "Dime cómo haces el aumento y te diré quién eres". Fijate las diferencias: en Pro no tenemos un relato o una épica para justificar el tarifazo. Cuando subimos el ABL el 300 por ciento, o ahora el 127 por ciento el subte, no dijimos que es para beneficiar a "sectores más postergados". No hablamos de "sintonías finas" ni inventamos eufemismos ni vamos quitando el subsidio por zonas. Tampoco contratamos "artistas comprometidos con el Pro" para que puchereen a cámara y digan que ellos recorrieron Latinoamérica tocando el charango en todos los subtes y el de Argentina es el más barato de la región. Nosotros te aumentamos y chau. Ya lo dijo Maquiavelo en el 1500. "No sirve pelo por pelo. Cera caliente y tirón" ¿O esa frase era de Papá?

Lo del subte no es culpa mía. Me lo encajó Cristina a la fuerza y por cadena nacional mientras le colocaban la bata para entrar al quirófano. Imposible decir que no. Ahora, ¿viste qué loco, Juli? Una de las principales quejas de los usuarios son los robos y nuestra nueva gestión arranca haciendo lo propio: de 1.10 a 2.50. Ya me imagino a los conductores delegados diciendo por altoparlante: "Próxima estación, 9 de Julio. Cuiden sus pertenencias que las pirañitas del Pro te sacan 1.40 del bolsillo en cada viaje".

Lo del subte no es culpa mía. Me lo encajó Cristina a la fuerza y por cadena nacional mientras le colocaban la bata para entrar al quirófano
Vos dirás. ¿Aumentaste a más del doble sin audiencia pública y sin instalar primero ni medio ventilador en los andenes? Sí, porque en este país siempre se hizo así. Es una tradición patria que el usuario financie la obra. ¿Te acordás de los peajes, en los 90, que te aumentaban antes de que el tramo estuviera asfaltado? Pensalo así: en la Argentina, de alguna manera, siempre comprás "al pozo"… para que otro se la lleve con pala.

Juli, no hagas caso. Vas a escuchar que me acusan de cualquier cosa. Por ejemplo, de ser un "vetador serial". Filmus - el despechado- dice que veto una ley cada 15 días. Por ejemplo ahora me critican porque veté la Ley 4.021 que propone otorgar un subsidio a los músicos de más de 65 años (mi daño a la música no se detiene en la imitación de Freddy). Pero imagínate si el día de mañana viene, qué se yo, un mimo o un zanquista viejo y te pide un subsidio. ¿Se lo das? Eso no es Pro ni está bueno.

Igual, para que no venga un Maradona a decirme tacaño o cartonero, decidí por decreto aumentar de 10 a 20 lucas el salario mensual máximo que pueden pagar la vicejefa, los ministros, los secretarios y subsecretarios para contratar a personas bajo los regímenes de locación de servicios y de obra. Eso sí es Pro y está bueno.

Amor, ahora voy al principal motivo de este mail. En los próximos días vas a escuchar muchas cosas sobre mí. No quiero que te pongas mal. Ahora una ONG que se llama La Alameda -la que denunció a Zaffaroni- dice que un tal Raúl Martins, un ex espía de la SIDE a quien jamás vi en mi vida y que está acusado de manejar varios prostíbulos en Argentina y México, puso plata para mi reelección como Jefe de Gobierno. Esta ONG se basa en la denuncia que hizo la hija de este zar de la prostitución, que dice que su padre coimeaba a un colaborador mío para que le demos la habilitación a sus prostíbulos de Flores, donde funciona la Comuna 7. Dicen que hay mails donde este señor Martins confirma que pagó coimas que servían para hacer caja para mi reelección.

Vos, igual, no creas nada de nada. Ni siquiera cuando escuches que nuestro nuevo eslogan es: Pro: ¿Ahora entendés por qué siempre con "globito"?

Te amo.

M&M.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?