El imponente Costa Concordia por dentro, antes del naufragio

(0)
16 de enero de 2012  • 14:53

De punta a punta había que caminar casi tres cuadras a lo largo para recorrer el imponente crucero Costa Concordia, que este sábado pasado se hundió en la costa italiana. La nave era simplemente imponente: 290 metros de eslora, 36 mt de manga y 52 mt de altura.

El ticket básico -de 1400 euros- por siete noches a bordo incluía toda clases de comodidades para los turistas que ocuparan los 1500 camarotes del barco. 55 de estos poseían acceso directo al spa; 505 balcón privado con vista al mar.

De acuerdo a su sitio web , el barco tenía casi 2000 metros cuadrados; hacia el exterior cuatro piletas, de las cuales dos tenían techo móvil para utilizar el invierno.

En el interior, ofrecía entre los principales atractivos un servicio exclusivo de spa con sauna, jacuzzi y tratamientos físicos. Además poseía 13 bares, 5 restauratnes, gimnasio, termas, talasoterapia, solarium, pista polideportiva, pantalla gigante el aire libre, cine 4D, teatro, casino y discoteca.

Para los más chicos ofrecía actividades recreativas con un club de niños, con simulador de autos de carreras y salas con consolas de videojuegos.

El peso de la nave es 114.500 toneladas (74.000 más que el Titanic), con capacidad para 3780 pasajeros y 1100 tripulantes. Poseía una velocidad máxima de 23 nudos. Su viaje inaugural fue en julio de 2006. Era el barco de bandera italiana más grande del mundo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?