Suscriptor digital

Piñera, en apuros por otro escándalo de su hermano

Su ex esposa, una modelo argentina, reveló que el "Negro" la atacó en el palacio presidencial
Carlos Vergara
(0)
20 de enero de 2012  

SANTIAGO, Chile.- Un escándalo mayúsculo se suscitó en Chile luego de que salió a la luz la demanda de divorcio que la modelo argentina Belén Hidalgo presentó contra el cantante Miguel "Negro" Piñera, hermano menor del presidente chileno, Sebastián Piñera.

En la declaración jurada, filtrada por la revista de oposición Cambio 21 , la mujer, de 30 años, oriunda de la ciudad de Justo Daract, en San Luis, formuló gruesas acusaciones de violencia familiar, amenazas de muerte y abuso de drogas y alcohol por parte de su ex marido, de 57 años, durante los poco más de seis años de convivencia legal.

La tormenta amenaza con escalar hasta el mandatario, luego de que Hidalgo situó uno de los episodios en el palacio presidencial de Cerro Castillo, en Viña del Mar, uno de los máximos símbolos republicanos del Estado chileno. "Desde nuestro «pololeo» se evidenciaron conductas del demandado de celopatía y consumo en exceso de bebidas alcohólicas, que en ese momento perdoné pero que se agudizaron durante el matrimonio, incluyendo el consumo habitual de drogas, que mezclaba con alcohol y psicotrópicos", denunció Hidalgo.

La modelo describió en detalle dos de las agresiones de las que habría sido víctima. La primera, en su casa de Santiago, cuando Piñera bebía alcohol con unos amigos.

"Repentinamente se alteró y, como de costumbre, me insultó [?] Con varios tragos de más, se me tiró encima y me pegó cachetadas. Luego, para que nadie notara que me había pegado, me dijo que nos íbamos a Brasil", relató la modelo.

La segunda acusación, y la que mayor revuelo causó, se produjo en el casino de Viña del Mar, en febrero del año pasado. En esta ocasión, los golpes y agresiones habrían seguido hasta Cerro Castillo, distante cinco minutos de un casino.

"Estábamos en la caja del casino cambiando plata y me dijo: «Qué miras, no mires mi plata». Le contesté que no estaba mirando su plata, que no me interesaba. El había consumido alcohol. Se molestó por mi respuesta y me pegó una patada en el estómago [...] El, enfurecido como siempre, gritaba: «Déjenme tranquilo, no saben quién soy, soy el hermano del presidente de Chile, hago lo que quiero»", agregó la modelo.

El relato de Hidalgo es inquietante, más aún por las amenazas de las cuales asegura haber sido víctima en el palacio presidencial de Cerro Castillo, utilizado para grandes eventos. La presidenta Cristina Kirchner almorzó en ese lugar el 11 de marzo de 2010, fecha en que Piñera asumió el mando del país.

"Luego de lo ocurrido, nos fuimos a Cerro Castillo, donde nos quedamos durante todo el fin de semana, y siguió tomando alcohol. Mi miedo era de tal magnitud, ya que me perseguía por la casa gritándome que me iba a matar, que me pegaría, por lo que me escondí debajo de la cama de una habitación de servicio. Cuando él se durmió, saqué mis cosas y me vine a Santiago, aterrada", detalló Hidalgo, en otro párrafo del escrito.

Consultado sobre las acusaciones, el vocero del gobierno, Andrés Chadwick, se negó a responder, lo que generó severas críticas al gobierno por no condenar el hecho. "Les digo por favor, y les pido respeto? Siempre tienen la mejor disposición mía", dijo, y dio por culminada su conferencia de prensa.

"Estamos en presencia de hechos que pudieron ser delitos y más aún, en el palacio presidencial de Cerro Castillo. Esto no pudo haber pasado inadvertido para la guardia presidencial", acusó el diputado democristiano Gabriel Silber. Ayer, los carabineros de Viña del Mar desmintieron haber recibido denuncia alguna sobre las supuestas agresiones y amenazas.

Luego de tres años de noviazgo, Miguel Piñera y Belén Hidalgo se casaron en noviembre de 2004. Tras sucesivos desencuentros, dejaron de convivir en abril del año pasado. Durante ese período, Hidalgo -que llegó a Chile intentando proyectar una incipiente carrera de modelo- dijo que su ex marido no la dejó trabajar por celos.

Por este hecho, solicitó una compensación económica de más de 700.000 dólares. La cifra fue desmentida por el propio cantante y, según trascendidos, existiría un acuerdo extrajudicial por 250.000.

Dolores de cabeza

Con todo, no es el primer dolor de cabeza que le causa el "Negro" a su hermano presidente. En plena campaña, el cantante -supuestamente, en estado de ebriedad- chocó con su camioneta otro auto conducido por una mujer, la cual quedó con lesiones.

Después del accidente, Piñera se dio a la fuga y se internó esa misma noche -por un dolor de espalda- en la clínica Las Condes, uno de cuyos propietarios era en ese entonces su hermano mayor. Luego de ser elegido presidente, Sebastián Piñera debió afrontar nuevas acusaciones en torno a una jamás probada adulteración de la alcoholemia al cantante por parte del entonces director médico de la clínica, y hoy ministro de Salud, Jaime Mañalich.

En mayo pasado, el "Negro" Piñera estuvo cerca de un mes internado en una clínica psiquiátrica de Santiago, tras sufrir un cuadro depresivo por la separación de la modelo.

Polémico divorcio

  • Violencia y abuso. La modelo argentina acusa al hermano menor de Sebastián Piñera de haberle pegado en reiteradas ocasiones (una de ellas en el palacio presidencial), de abuso de alcohol y drogas, y de amenazarla de muerte.
  • Trabajo y celos. Por los celos de su ex esposo, Hidalgo declara que tuvo que dejar de trabajar y pide una compensación de 700.000 dólares, pero Miguel Piñera lo desmiente.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?