Suscriptor digital

Pide el FMI ampliar el fondo de rescate

Crece la inquietud por Italia y España
(0)
24 de enero de 2012  

BERLIN.- La directora del Fondo Monetario Internacional ( FMI), Christine Lagarde, aumentó ayer la presión sobre la canciller alemana, Angela Merkel, y llamó a la zona euro a emitir eurobonos e incrementar el poder de fuego del fondo de rescate para evitar que países como España e Italia vean amenazada su liquidez.

De visita en Alemania, cuyo gobierno se opone desde hace meses a esas propuestas, Lagarde advirtió que la actual crisis "corre el riesgo de engullir al mundo entero", y afirmó que el FMI necesitará "hasta 500.000 millones de dólares más en recursos adicionales de préstamos" para hacer frente a la degradación financiera.

"Estamos estudiando las opciones y consultando a los países miembros" para obtener esos recursos adicionales, añadió Lagarde, durante un discurso en Berlín ante el Consejo de Relaciones Exteriores alemán. "Fácilmente podríamos caer en lo que llamamos un escenario como el de la década de 1930", dijo la directora del FMI, en referencia a la depresión que siguió al crac de 1929.

Sin embargo, en el tramo central de su exposición, la jefa del FMI recomendó unos "cortafuegos más grandes", que son imprescindibles en la UE para evitar el contagio de más economías. "Creemos que son necesarios cortafuegos más fuertes. Sin ellos, países como Italia y España , que son capaces de pagar su deuda, podrían incurrir en un problema de falta de liquidez por culpa de una situación anormal en los mercados", dijo la ex ministra de Economía francesa.

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que a mitad de año pasará a denominarse Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), tiene una capacidad de préstamo prevista de 500.000 millones de euros.

En su sugerencia más controvertida, la jefa del FMI opinó que la zona euro debería dotarse de "obligaciones conjuntas" (eurobonos) para "convencer a los mercados de la viabilidad futura de la unión económica y monetaria" europea. Pero Alemania, primera economía de la región, se opone a semejante instrumento de mutualización de la deuda mientras la situación financiera y económica de los países de la zona siga siendo dispar.

En tanto, Lagarde alentó al Banco Central Europeo (BCE) a "flexibilizar" en el "momento oportuno" su política monetaria, es decir, a reducir aún más su principal tasa de interés, actualmente en 1 por ciento.

La propuesta de Largarde llegó una semana antes de la cumbre en Bruselas y coincidió con la postura del director del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y varios socios europeos, como España o Francia.

Agencias AFP, ANSA, DPA y EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?