Suscriptor digital

Cristina nombró a Alicia Castro como embajadora en Gran Bretaña

Con la designación, el Gobierno reiteró "la vocación de diálogo con el gobierno británico"; la nueva funcionaria ya recibió el beneplácito de Inglaterra; Timerman habló de "razón y negociaciones"
(0)
26 de enero de 2012  • 20:36

Ante la escalada de cruces con Gran Bretaña por la soberanía de las Malvinas, la presidenta Cristina Kirchner, designó a Alicia Castro como embajadora ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Según informó la Cancillería, el gobierno británico ya concedió el plácet de estilo correspondiente para el nombramiento.

Alicia Castro fue la representante argentina ante Venezuela hasta diciembre del 2011. Previamente, se había desempeñado como diputada nacional por la provincia de Buenos Aires.

"En esta ocasión el gobierno argentino desea reiterar, nuevamente, su vocación de diálogo con el gobierno británico en cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas sobre la Cuestión de las Islas Malvinas", manifestó la Cancillería argentina en un comunicado.

Por su parte, el diputado opositor del Frente Peronista Eduardo Amadeo calificó como "un insulto" el nombramiento de Castro y advirtió que "para resolver el tema Malvinas se requiere de algo más que declaraciones altisonantes".

"La razón y las negociaciones"

En simultáneo al anuncio del nombramiento, el canciller argentino Héctor Timerman manifestó que "la Argentina tiene cercenado parte de su territorio" por la ocupación ilegal de las Malvinas y aclaró que "la única forma que busca de recuperar la soberanía es a través del derecho, la razón y las negociaciones".

El canciller señaló que "no hay ningún motivo para que Gran Bretaña aduzca que tiene algún tipo de derecho sobre las Malvinas", tras lo cual rememoró la insistencia de Naciones Unidas que, desde 1965, viene instando a Gran Bretaña y a la Argentina a una salida negociada al conflicto.

Finalmente, Timerman defendió la decisión de Unasur de impedir atracar en puertos de sus miembros a barcos que lleven la bandera ilegal de las Malvinas. "La bandera de los barcos no es un trapo. Es el hecho jurídico de emitir una documentación que luego pueda quedar como un antecedente en negociaciones futuras", insistió.

El nombramiento llega un día después de que Cristina Kirchner manifestara que la Argentina seguirá "con la misma política de siempre" respecto a las islas y que el Gobierno no hará "ni gritos destemplados ni gestos xenófobos".

No obstante, la Presidenta volvió a mostrarse firme en su postura de reclamar la soberanía de las islas y respondió a las acusaciones hechas por David Cameron: "Escuché que nos trataban de colonialistas a los argentinos. Uno siempre tiene la tentación de contestar, pero hay que evitarlo".

Tras aclarar que no reclamaba que los actuales habitantes de las islas dejen de ser ingleses, expresó: "Quieren convertirnos en chicos malos o chicos violentos porque no lo somos. Nuestras fuerzas armadas solo participan en misiones de paz. Muchísimas empresas inglesas trabajan en nuestro país".

En tanto, hoy el secretario de Defensa británico, Gerald Howarth, acusó a la Argentina de "belicosidad", aunque aclaró que los argentinos "no tienen ni la capacidad ni la intención de repetir la locura de 1982".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?