Suscriptor digital

Rauch cumplió su sueño

Tras su carrera en España, el intérprete protagonizará Los miserables en Londres
Julieta Nassau
(0)
29 de enero de 2012  

El teléfono de Gerónimo Rauch no para de sonar. Cada vez que atiende, él cambia de acento, en función de su interlocutor. Recibe llamadas desde España, donde vive desde 2008; desde Inglaterra, adonde se mudará en mayo próximo, y, claro, desde su tierra natal, Argentina. Cada vez que suena, el artista de 33 años recuerda que su sueño de encabezar una obra en el West End será realidad. Desde el 18 de junio próximo, volverá a encarnar a Jean Valjean, el intenso protagonista de Los miserables, pero esta vez, en el Queen’s Theatre de Londres. Algo inmenso.

"Todos los que amamos este género sabemos que el West End y Broadway son lugares idílicos", reflexiona en una de esas llamadas, la de La Nacion. Hace un mes que se enteró de que se incorporaría a la versión británica del tradicional musical, pero recién ahora parece creerlo, a partir de la repercusión que tuvo la noticia en los dos países que se sienten orgullosos de él ("El género musical está de enhorabuena en nuestro país", dicen en España), y en aquél, donde esperan volver a verlo después de recibirlo el año pasado para una función especial de Los miserables. Era la del 25° aniversario de la obra de Alan Boublil y Claude-Michel Schönberg, inspirada en el clásico de Víctor Hugo. En ese momento, el emblemático productor británico, Cameron Mackintosh, presentó una renovada e imponente versión de la obra, que Rauch llevó al Teatro Lope de Vega de Madrid y al Barcelona Teatre Musical, donde seguirá hasta el próximo 18 de marzo. Sin embargo, desde junio, y por al menos un año, el actor se pondrá al frente de la versión original, la misma que se estrenó en el Barbican Theatre el 8 de octubre de 1985, aunque con nueva puesta y orquestaciones actualizadas.

"Los miserables me cambió la vida", asegura Rauch desde Barcelona. "En tres ocasiones", remarca enseguida. Entonces recuerda cuando, a los 22 años, estudiaba publicidad y el canto era simplemente un hobby, que practicaba en su casa mientras escuchaba las canciones de uno de los históricos Jean Valjean de Londres, Colm Wilkinson. Entonces, llegó la oportunidad de entrar en el ensamble de esa obra, que se estrenó en el Opera porteño, en 2000. "Ese fue el empujoncito que necesitaba para dedicarme a full a los musicales", señala, y salta al segundo paso: "En Madrid, la obra afianzó mi carrera un montón". Es que, gracias a esa interpretación este muchacho que en la Argentina hizo también Grease, recibió elogios del público y la crítica, y obtuvo un Premio del Teatro Musical. "Y ahora, por tercera vez, me mudo. Es la oportunidad más grande de mi vida", sentencia, sin dudar, uno de los cantantes que ganó el reality Popstars en la Argentina y tuvo su experiencia en una banda juvenil con Mambrú. A partir de mayo, "Sálvalo", el dramático tema que Valjean canta solo, volverá a ser "Bring him home", como cuando practicaba en su casa porteña.

De Barcelona a Londres

Cuando el elenco español se mudó de Madrid a Barcelona, el director asociado, Chris Key, le pidió a Rauch que preparara uno de los temas de la obra en inglés. Las ilusiones dispararon al instante en la cabeza del artista. El sueño de mudarse al West End estaba un poco más cerca. El video de esa interpretación quedó grabado en el celular del director y desde allí viajó directamente hacia Inglaterra, para que lo viera Mackintosh. Los días pasaban y no llegaban noticias desde Londres, pero Gerónimo se negaba a comenzar a buscar trabajo para cuando terminaran la temporada. Finalmente, llegó el llamado. Debía empezar los trámites de la visa. Londres sería su nuevo hogar. Nuevamente, un video fue suficiente para que Rauch demostrara todo lo que puede transmitir, al igual que en 2007, cuando unas imágenes de YouTube lograron el pase desde Jesús Christ Superstar, de Buenos Aires, a Jesucristo Superstar, en Madrid, para cubrir el puesto protagónico.

Como entonces, Rauch viaja a un nuevo destino, donde además interpretará a un personaje bien conocido por un público acostumbrado a enfrentarse a Los miserables. "De por sí el público del West End es muy exigente, así que espero estar a la altura. Supongo que van a ser mucho más críticos; pero mucho más agradecidos, si les gusta", estipula. Mientras tanto, cuenta que, a pesar de ser bilingüe desde su infancia, está perfeccionando su acento, para lograr seducirlos. "Son muy exquisitos para que los actores suenen británicos", remarca.

Aunque sus metas más altas parecerían hacerse realidad, siempre hay un techo nuevo para este inquieto artista. Desde que empezó a estudiar ópera, quiere exponer esas nuevas habilidades en una obra, y ése es su objetivo para 2013. Además, expresa que, en el futuro, desea volver a las marquesinas argentinas. "Me encantaría estar trabajando en la Argentina y tener proyectos, pero por ahora no surgió el adecuado", indica.

"Hay gente que me dice que el hecho de que yo lo logre también le permite soñar. Y eso es muy importante para mí: demostrar que se puede", concluye Rauch, mientras confiesa haberse emocionado hasta las lágrimas cuando, al hacerse pública la noticia de su primer protagónico en Londres, recibió innumerables mensajes de felicitaciones en las redes sociales y en aquel incesante teléfono.

DIXIT

"Hay gente que me dice que el hecho de que yo lo logre también le permite soñar".

Gerónimo Rauch

Actor argentino

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?