Suscriptor digital

Un grupo de cooperativas hace pruebas para competir con las empresas de telefonía móvil

La Camara de Cooperativas de Telecomunicaciones avanza para convertirse en un nuevo operador; necesita el visto bueno del Gobierno
Ricardo Sametband
(0)
1 de febrero de 2012  • 10:34

Un grupo de cooperativas quiere ser un nuevo prestador en el mercado móvil argentino, pero cambiando las reglas de juego y aprovechando su tamaño. Depende, sin embargo, del Estado nacional obtener la porción del espectro radioeléctrico necesario para operar.

Se trata de la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (Catel), que hizo hoy por la tarde una demostración de su servicio de telefonía móvil en el Hotel Playas de Pinamar.

La intención de las 19 cooperativas de telefonía fija que son miembros de Catel es crear una operadora de telefonía móvil, al estilo de Claro, Personal, Movistar o Nextel. Desde septiembre de 2010 ya existe una prestadora formada por Fecosur, otra federación de cooperativas del interior, llamada Nuestro, pero es virtual: usa la red física de Personal para dar servicio.

La intención de Catel (que tiene 150.000 abonados de telefonía fija), según explicó Darío Oliver, su presidente, es crear una red con infraestructura propia, que le permita dar servicio en pueblos donde las operadoras nacionales no llegan.

Para eso armaron una antena experimental con el software de código abierto OpenBTS y equipamiento provisto por la compañía Range Networks. "Queríamos demostrar que las cooperativas del interior pueden afrontar una inversión de este tipo", afirmó Oliver.

Todavía les falta la habilitación para poder operar, ya que no tienen frecuencias asignadas. Cada operador de telefonía móvil tiene un rango de 50 MHz de frecuencias que usa para transmitir desde sus antenas y dar servicio a sus abonados. En la Argentina el espectro en uso (de las bandas de 850 y 1900 MHz) está agotado, pero en las próximas semanas debería licitarse la parte del que Movistar debió ceder luego de que se fusionaran Unifón y Movicom.

Este año, además, se espera que la Secretaría de Comunicaciones avance en la licitación de la banda de 1700 MHz, que ampliaría el espectro disponible y permitiría a las operadoras locales ampliar sus servicios y a Catel comenzar a operar.

"Pero nosotros pedimos que la licitación de frecuencias se haga por geografía, y no como ahora que es una licencia nacional –aclaró Oliver-. Esto nos permitiría hacer un mejor uso del espectro disponible. Además, por los costos que manejamos, podríamos ofrecer planes de telefonía y datos más flexibles, y que se adapten mejor a las necesidades de la gente de las comunidades más pequeñas."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?